domingo 11/4/21
SANTOÑA

Santoñeses denuncia una deuda de 160.000 euros con los trabajadores de la limpieza de los edificios municipales y recogida de residuos

Socialistas y regionalistas discrepan y señalan que la deuda recae en la empresa externa que prestó estos servicios hasta el año pasado
Trabajadora de la limpieza
Trabajadora de la limpieza

El partido político Santoñeses y el equipo de Gobierno municipal del Ayuntamiento de Santoña PSOE-PRC vuelven a discrepar sobre un asunto, en este caso por una posible deuda del Consistorio a los trabajadores de la anterior empresa de los servicios de limpieza de edificios municipales y recogida viaria de residuos.

Por su parte, el alcalde, Sergio Abascal (PSOE), y el edil regionalista, Fernando Palacio, desmintieron la existencia de esta deuda por parte del Ayuntamiento, ya que recae en la empresa externa adjudicataria de los dos servicios hasta el año pasado.

Corresponden a los ejercicios 2017-2018 en concepto de reclamación de horas e incremento de los costes salariales

La formación política ha registrado una petición en la Casa Consistorial para que abone, en la mayor brevedad posible, esta deuda. Aseguran que dichas cantidades ascienden a 115.000 euros y 45.000 euros respectivamente y corresponden a los ejercicios 2017-2018 en concepto de reclamación de horas e incremento de los costes salariales.

“Ambas cantidades estaban vinculadas a los presupuestos de 2020 y ahora están consignadas y presupuestadas, de forma nominativa, por esos conceptos en el presupuesto prorrogado de 2021”, indicó el portavoz de Santoñeses, Jesús Gullart.

En su opinión esta deuda adquiere una especial gravedad no solo por el tiempo transcurrido, sino por la actual situación económica de verdadera emergencia social que sufren muchos de esos trabajadores a los que se les adeuda, de forma individual, cantidades que rondan los 4.000 euros.

NEGOCIACIONES

Sobre esta solicitud, el equipo de Gobierno municipal ha dado sus explicaciones. Así, el alcalde de Santoña, Sergio Abascal (PSOE), ha aclarado que el Ayuntamiento no tiene ninguna deuda con los empleados de limpieza.

En primer lugar, Abascal confesó que se adjudicó el servicio a Enviser en 2013 sin establecer el revisado de los precios por los incrementos de los costes laborales. “Aun así, hemos conseguido que esta empresa pague los atrasos hasta el año 2017 y faltan los de 2018 y una parte de 2019”, recordó el regidor municipal.

Por este motivo, existe una reclamación cruzada y una negociación entre el Ayuntamiento y la empresa Enviser para determinar las cantidades que se adeuda a los trabajadores, de tal forma que el equipo de Gobierno municipal ha habilitado dos partidas de ingresos y gastos para cerrar este acuerdo.

“De todos modos no son las cantidades que dice Santoñeses, ya que las ha consignado el Ayuntamiento por entender que es el dinero que corresponde pagar a la empresa y que a su vez deberá destinar a los empleados, pero también hay otra partida de 60.000 euros referente a lo que Enviser debe desembolsar al Consistorio”, reveló el máximo responsable municipal.

De forma paralela, el alcalde manifestó que existe una segunda negociación entre los trabajadores y la empresa para llegar a un acuerdo. “Todo esto se ha explicado en un Pleno, pero Santoñeses oye campanas, pero no atina”, incidió.

El Ayuntamiento debe habilitar un trámite administrativo para que los trabajadores y la empresa lleguen a un acuerdo

El portavoz del grupo político municipal del PRC, Fernando Palacio, explicó que el Ayuntamiento debe habilitar un trámite administrativo para que los trabajadores y la empresa lleguen a un acuerdo y puedan cobrar esas cantidades. “Estamos preocupados por el hecho de que se tomé un acuerdo entre trabajadores y sindicatos y los responsables de la empresa. En 2020 no se llegó a un acuerdo, a pesar de estar presupuestadas estas cantidades”, declaró.

En este sentido, el concejal regionalista admitió que existe un desfase en los costes laborales de esa empresa, ya que “en un principio el servicio se iba a adjudicar por cuatro meses y al final fue por cuatro años”.

Con la nueva adjudicación del servicio, el año pasado, a una empresa, se ha mejorado el convenio laboral ya que anteriormente los trabajadores no tenían todo el reconocimiento que requieren, comentó Fernando Palacio.

Para este edil del PRC la falta de reconocimiento a los empleados es un defecto de forma que ha existido desde 2003 y ha perdurado hasta el año pasado, momento en que se han puesto al día a nivel nacional. “He conocido, en otras etapas, a trabajadores que realizaban su trabajo de lunes a domingo, sin vacaciones, ni días por asuntos personales, ni nómina, ni turnos y ni siquiera prevención de riesgos laborales”, puntualizó.
 

Comentarios