domingo. 14.08.2022
FERROCARRIL

Fomento sigue castigando a Cantabria en turismo

El consejero de Turismo, Francisco Martín, no cree que los cortes del servicio ferroviario entre Santander y la Meseta por obras de mejora vayan a perjudicar al sector.

Los viajeros se quejan de la falta de información respecto a los cortes, que se producen en la época de más visitantes a la región.

Adif adjudica nuevos trabajos para llevar la alta velocidad a Reinosa
Cantabria tiene cortado el servicio de tren que conecta con la Meseta por obras de Adif

Los usuarios habituales de los trenes de media y larga distancia de Cantabria están habituados a los problemas que el servicio de Renfe puede ocasionar, normalmente por causas ajenas a esta empresa. Roturas de catenaria, paradas de varios minutos por cuestiones técnicas, problemas con los temporales. Pero a todas estas incidencias se ha sumado ahora una provocada por Adif: las obras para mejorar el puente ferroviario sobre el río Pisuerga en el trayecto Alar del Rey-Aguilar de Campoo.

Unas obras que van a durar dos semanas y que dejan a Cantabria incomunicada con la meseta por tren. No es que no haya alternativas, y de hecho se han puesto a disposición de los usuarios autobuses, pero el hecho de que haya sido en verano, cuando la afluencia de turistas es mayor gracias entre otras cosas al denominado Tren Playero que une Valladolid con Santander, suma otro argumento más en la complicada relación de la región con el ferrocarril.

Precisamente el turismo es uno de los factores que más preocupan en la Comunidad Autónoma. Desde el pasado lunes es frecuente ver a los usuarios de los trenes bajarse en Santander de varios autobuses con sus sillas de playa, sus sombrillas y sus tumbonas, dispuestos a pasar uno o varios días de sol. Y aunque la incomodidad es evidente, no es lo que más molesta. En realidad, las quejas apuntan más hacia la falta de información, pues muchos desconocían el inicio de estas obras y la compañía no les ha aportado todos los datos.

Martín ha solicitado que “Adif informe. El servicio se da, y lo que pedimos es que se informe a los pasajeros de cómo va a ser el viaje y si se va a realizar en autobús o en tren”

En este sentido, el consejero de Industria, Innovación, Turismo y Comercio, Francisco Martín, ha señalado a este diario que “ya sabíamos desde hace tiempo que esas obras tenían que realizarse”. Asimismo, ha recordado que “pedimos en su día que las obras se trasladaran a meses de menor afluencia turística, pero se nos puso de manifiesto que cuanto antes se realizaran esas obras, antes se acortaría el tiempo de conexión con Madrid”.

“Así que por una parte están las molestias a los pasajeros y por otra el futuro ahorro de tiempo en el viaje”, ha valorado el consejero, quien ha recordado que “Adif tenía estas obras como prioritarias. También aprovechará para acometer una avería que se produjo en primavera”.

Martín ha solicitado, eso sí, que “Adif informe. El servicio se da, y lo que pedimos es que se informe a los pasajeros de cómo va a ser el viaje y si se va a realizar en autobús o en tren”, en referencia a las críticas de los usuarios.

No es una imposibilidad física

Respecto a la posibilidad de que estas obras terminen por afectar al número de turistas que lleguen en estos días a Cantabria, Martín ha señalado que “no creo que con estas obras se resten turistas. Quien quiera venir a Cantabria tiene otras alternativas. No es una imposibilidad física. No es elemento que entendemos vaya a restar turistas. Cantabria tiene un atractivo propio y muchas formas de acceder”.

A este respecto ha recordado que “no es que no haya forma de desplazarse, sino que tendrá que recurrirse al autobús”, y ha valorado que “los tiempos son muy parecidos, luego no entiendo que haya un riesgo para que los turistas no vengan a Cantabria”. En cualquier caso, sí ha incidido en el hecho de que “el viajero sepa de antemano las circunstancias del viaje y que por lo tanto decida venir por esta vía o por otro sistema”.

Ahora que se celebra el Día de Cantabria, cabe recordar que en esta misma festividad hace justamente un año Revilla el AVE marcó la pauta del discurso del presidente

Largo recorrido

Pero el ‘castigo’ de Fomento no se limita a estas obras de Adif. Los usuarios de tren más habituales posiblemente tengan más de una anécdota en la que se vieron atrapados en mitad de la vía por una catenaria rota, o por el mal tiempo que impedía circular, o por obras de mantenimiento, durante los últimos años. Y mientras tanto, el Ministerio se limitaba a realizar intervenciones puntuales, a poner parches al problema. No hay que olvidar que la mayoría de los problemas se producían en invierno, no en la época de máxima afluencia turística y, por tanto, de uso de estos vehículos.

Uno de los últimos casos se produjo en noviembre de 2015, cuando una nueva avería en la catenaria del tren entre Madrid y Santander afectó a cinco trenes y a unos 600 viajeros, que sufrieron un retraso de dos horas.

Estos problemas de largo recorrido, así como la antigüedad de la vía, han derivado en un debate político que el actual presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha convertido en uno de sus estandartes: el AVE a Santander o, más recientemente, el tren de altas prestaciones.

Ahora que se celebra el Día de Cantabria, cabe recordar que en esta misma festividad hace justamente un año Revilla el AVE marcó la pauta del discurso del presidente, quien ha reclamado ante el ahora presidente en funciones, Mariano Rajoy, el inicio de las obras de esta nueva infraestructuras. Proyecto que, por cierto, no fue contemplado en los Presupuestos Generales del Estado para Cantabria de 2016, frente a otras obras de alta velocidad que conectarán 10 provincias.

Sin embargo, llevar el AVE a Cantabria parece una tarea imposible, tanto por las características de este servicio como por la orografía de la región. De ahí que el discurso haya virado hacia el tren de altas prestaciones, que permitirá reducir el viaje a la capital de España hasta las tres horas.

El proyecto ya ha entrado en una primera fase, aunque no por ello ha estado exento de polémica, como la suscitada por el hecho de que fuera el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, quien revelase las intenciones del Ministerio de Fomento (dirigido entonces por Ana Pastor, compañera de partido en el PP) tras una reunión para abordar la reordenación ferroviaria de la capital.

Con los problemas habituales a los que se enfrenta Cantabria en materia ferroviaria en media y larga distancia, y con las actuales obras de mejora que cortan el servicio hasta el día 21 de agosto, la reclamación de una mejora en las vías y en la calidad del viaje que ha realizado el Gobierno regional desde que tomó posesión el bipartito PRC-PSOE adquieren nueva relevancia, volviendo a poner sobre la mesa el debate y la urgencia de ese tren de altas prestaciones.

Comentarios