viernes. 19.08.2022
SANTANDER

El Ayuntamiento destinará 3,8 millones de euros a rehabilitar el MAS, que abrirá en 2020

Los trabajos durarán 15 meses y el equipo de gobierno espera que puedan comenzar a finales de este año o a principios de 2019.

PSOE dice que rehabilitar el MAS pasa por conocer "la verdad del incendio" y "asumir responsabilidades"

santandermas
Gema Igual, Miriam Díaz y César Díaz, durante la presentación del proyecto básico | edc

El Ayuntamiento destinará 3,8 millones de euros a la rehabilitación del Museo de Arte de Santander (MAS), que lleva cerrado desde el pasado mes de noviembre cuando se produjo un incendio en sus dependencias que causó importantes daños tanto en estancias como en algunos de sus fondos. Las obras proyectadas durarán 15 meses y se espera que puedan comenzar a finales de este año o principios de 2019, lo que permitiría reabrir el museo en 2020. El proyecto básico de rehabilitación ya está listo, pero debe recibir el visto bueno de la Comisión de Patrimonio de la Consejería de Cultura del Gobierno de Cantabria al estar el edificio declarado Bien de Interés Cultural (BIC), aunque el equipo de gobierno (PP) confía en que este trámite se pueda hacer de forma "casi inmediata". Así, una vez recibido el visto bueno del Ejecutivo, este proyecto básico se aprobará en la Junta de Gobierno Local y luego se redactará y aprobará el proyecto definitivo para poder licitar y adjudicar las obras, que tendrán un plazo de ejecución de 15 meses y el equipo de Gobierno espera que puedan comenzar a finales de este año o principios de 2019, de forma que el MAS podría abrir sus puertas en 2020.

El proyecto contempla la limpieza y restauración de las fachadas, el cambio de la cubierta y la ejecución de unas nuevas escaleras

La alcaldesa de Santander, Gema Igual, acompañada de los concejales de Infraestructuras y Cultura, César Díaz y Miriam Díaz, respectivamente, ha presentado este martes en rueda de prensa ese proyecto básico, en el marco del cual se incluye la conclusión de las obras de mejora de la accesibilidad, con la instalación de un ascensor-montacargas, que se estaban realizando cuando tuvo lugar el incendio. Además, este proyecto contempla, entre sus principales actuaciones, la limpieza y restauración de las fachadas, el cambio de la cubierta, la ejecución de unas nuevas escaleras y la actualización de todas las instalaciones, con especial atención a los sistemas para detección de incendios, robos, atracos e intrusiones. Sobre estos sistemas, cuya desconexión durante las obras de accesibilidad que se ejecutaban en noviembre impidió detectar a tiempo el incendio, Igual ha asegurado que recibirán "especial atención". En el caso de los de intrusión, se instalarán detectores pasivos en algunas zonas y puertas, así como otros activos en las salas y zonas de fácil acceso. Se colocará un sistema de control y memoria de incidencias, una central receptora conectada a la Policía, un sistema especial de conteo de personas. En cuanto al sistema antiincendios, Igual ha destacado que se instalará un sistema de alarma, extintores y bocas de riego, pero también adicionalmente un sistema de detención de incendios que emplee gas como agente extintor, que estará almacenado en bombonas que estarán contenidas en armarios.

La distribución interna del edificio, construido por el arquitecto castrense Leornardo Rucabado y finalizado en 1923, quedará prácticamente igual tras estas obras porque al tratarse de un BIC está "muy limitado" realizar actuaciones en el mismo. "Poca mano da para innovar al ser un BIC", ha dicho la alcaldesa. El edificio cuenta con cuatro plantas, de baja a tercera, con un total de 2.156 metros cuadrados de superficie construida. En la planta baja, de 413 metros cuadrados, habrá una sala de exposiciones de 168 metros, un espacio de administración de 43, un almacén de 50 metros y 150 metros que ocuparán las escaleras, la actual y la nueva. En la primera planta, de 453 metros, habrá otra sala expositiva de 296 m2, una zona de 36 metros para uso administrativo, 24 metros de almacén, 84 de escaleras y 11 de aseos, mientras que en la segunda planta, de 377 metros, la sala de muestras tendrá 231 metros y se destinarán 37 metros a uso administrativo, 41 a almacenes, 55 a escaleras y 12 a aseos. Finalmente, en la tercera y última planta del MAS, de 430 metros cuadrados, habrá 300 metros para exposiciones, 38 para uso administrativo, 21 para almacenes, 57 para escaleras y 13 para unos vestuarios. En cuanto a la restauración de las fachadas, en las que se han detectado patologías como humedades, moho u hongos, se recuperará su ornamentación original y se limpiará la piedra; mientras que la cubierta será sustituida por una nueva, más ligera y metálica, También habrá que reforzar la cimentación del edificio y se sustituirá toda la carpintería exterior.

Igual dice que "ni muchísimo menos" se está "renunciando" a la ampliación del MAS que Fomento se comprometió a financiar

Con esta actuación, Igual ha asegurado que "ni muchísimo menos" se está "renunciando" a la ampliación del MAS que se comprometió a financiar el Ministerio de Fomento, con una inversión cerca a los 8 millones de euros y que se realizará en el edificio aledaño al museo que actualmente ocupa la Biblioteca Municipal. La regidora municipal ha indicado que el Ayuntamiento está "pendiente de esa inversión" comprometida por Fomento cuando aún era ministro Iñigo de la Serna pero, para no tener cerrado el museo hasta que esa actuación se pueda materializar, el equipo de Gobierno ha decidido avanzar en la rehabilitación del MAS con un proyecto que "será totalmente compatible" con la futura ampliación. Sobre la inversión de 3,8 millones de euros, la alcaldesa ha enfatizado que "no se derrocha ni un euro" ya que, además de permitir "abrir cuanto antes" el museo, parte de esa cuantía, aunque no se sabe aún cuánto, será abonada por el seguro del edificio. En concreto, según ha explicado, el seguro abonará la parte de las obras que sean necesarias debido a los daños del incendio aunque inicialmente el dinero saldrá de las arcas municipales. En este sentido, Igual ha señalado que la inversión "la acometeremos solos" desde el Consistorio ya que, ha recordado, se presentó una enmienda a los Presupuestos Regionales de 2018 para que el Gobierno hiciese una aportación para la rehabilitación del MAS pero "no fue atendida". La alcaldesa ha agradecido a la Fundación Caja Cantabria la custodia de los fondos del MAS en su sede de Tantín tras "el desgraciado accidente", ha dicho en referencia al incendio. Además, ha detallado que, aunque el edificio del MAS esté cerrado, el personal sigue trabajando en investigación, préstamos y también contactando con los artistas cuyas obras se perdieron en el incendio para mostrar el interés de seguir contando con trabajos suyos. Sobre si habrá alguna exposición temporal del MAS en el Casyc mientras el edificio del museo está cerrado, Igual ha avanzado que se está trabajando en ello y en otoño se retomarán actividades del museo y habrá una programación para que "el MAS no pierda marca" mientras "resurge de las cenizas".

A preguntas de la prensa sobre el estado en el que se encuentran los expedientes abiertos a Codelse, empresa encargada de los sistemas de alarma e incendios del MAS, y SIEC, constructora que hacía las obras de accesibilidad en el museo cuando aconteció el incendio, la concejala de Cultura ha indicado que se están analizando las alegaciones presentadas por ambas empresas. Estos expedientes se abrieron una vez que la Policía Científica ha asegurado, por dos veces, que es "imposible conocer el origen que causó el siniestro" pero haber comprobado los incumplimientos de ambas empresas. En el de SIEC se propone imponer una penalización económica, mientras que a Codelse se plantea la rescindir el contrato. Además de estos expedientes, la concejala de Cultura ha indicado que desde Patrimonio se han activado todos los mecanismos de responsabilidades patrimoniales y el seguro de las obras de arte ya ha ingresado al Ayuntamiento 58.000 euros por las que resultaron dañadas y el del edificio ha depositado 250.000 de provisionamiento para rehabilitar los daños en el edificio, aunque luego abonará la parte que le corresponda del proyecto hoy presentado.

CRÍTICAS DEL PSOE

Al hilo del proyecto, el secretario general y portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Santander, Pedro Casares, ha asegurado que rehabilitar el Museo de Arte Contemporáneo (MAS) "pasa también por conocer la verdad del incendio" y "asumir responsabilidades". Pero, al mismo tiempo, Casares ha manifestado en un comunicado que quiere que las obras de rehabilitación del museo puedan comenzar "cuanto antes" y ha indicado que espera que el proyecto básico presentado hoy por la alcaldesa, Gema Igual, "cumpla con todos los requisitos para su visto bueno".

Y es que el socialista ha asegurado que ya se ha puesto en contacto con su compañero de partido y consejero de Cultura, Francisco Mañanes, para trasladarle la necesidad de que la Comisión de Patrimonio "apruebe cuanto antes este proyecto" porque "es clave para recuperar un edificio que es símbolo cultural de Santander". A su vez. ha añadido que "aún hoy no se tiene ninguna certeza de lo que ocurrió, de por qué ocurrió, si se podría haber evitado y dónde acaban las responsabilidades". Por ejemplo, ha apuntado, "sigue sin aclararse la acusación de una de las empresas de que el equipo de Gobierno (PP) conocía que las alarmas antiincendios estaban desconectadas".

 

 

Comentarios