martes 7/12/21

El Rigistru Nacional d'Estrucionis Desprimeras del Ministeriu de Sanidá, Cunsumu y Bienestar Social refleja que, a fecha d'utubri de 2019, un total de 3.273 cántabros enregistrarin oficialmenti el testamentu vital, lo que supón un 0,56% del total de la población autonómica, que es de 580.229, sigún datos consultaos por Europa Press. Esta retaporción de presonas que en Cantabria planificó el tratu al final de la sú vida al treviés d'esti documentu es ligeramenti inferior al de la media del Estáu (0,65%), y es que nel cunjuntu estatal un total de 305.290 personas enregistró oficialmenti el testamentu vital.

Al treviés del documentu d'estrucionis desprimeras, una presona mayor d'edá, capaz y libri manifiesta anticipáu la sú voluntá, pa que ésta se cumpla nel momentu que allegui a situacionis en cuyas circustancias no sea pa espresala presonalmenti, atentu de los cuidaos y el tratamientu de la sú salú u, una vez allegáu el fallicimientu, atentu del distinu'l sú cuerpu u los sús órganos. La Fundación Edá& Vida lanzó la campaña Ordena y protegi el tú juturu pa enformar de los estrumentos a disposición del ciudadanu pa que planifiqui cúmu quier viví-los sús últimos años: enformar a los projesionalis sanitarios y iquipos vinculaos atentu de los cuidaos y tratamientos que quier ricibir cuandu no puea espresá-la sú voluntá.


3.273 cántabros han registrado oficialmente el testamento vital

El Registro Nacional de Instrucciones Previas del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social refleja que, a fecha de octubre de 2019, un total de 3.273 cántabros han registrado oficialmente el testamento vital, lo que supone un 0,56% del total de la población autonómica, que es de 580.229, según datos consultados por Europa Press. Este porcentaje de personas que en Cantabria ha planificado el trato al final de su vida a través de este documento es ligeramente inferior al de la media de España (0,65%), y es que en el conjunto del Estado un total de 305.290 personas han registrado oficialmente el testamento vital.

A través del documento de instrucciones previas, una persona mayor de edad, capaz y libre manifiesta anticipadamente su voluntad, para que ésta se cumpla en el momento en que llegue a situaciones en cuyas circunstancias no sea capaz de expresarla personalmente, sobre los cuidados y el tratamiento de su salud o, una vez llegado el fallecimiento, sobre el destino de su cuerpo o de sus órganos. La Fundación Edad & Vida ha lanzado la campaña Ordena y protege tu futuro para informar de los instrumentos a disposición del ciudadano para que planifique cómo quiere vivir sus últimos años: informar a los profesionales sanitarios y equipos vinculados sobre los cuidados y tratamientos que quiere recibir cuando no puede expresar su voluntad.

Comentarios