viernes. 19.08.2022

¿Podemos tener Gobierno?

Si nos hemos pasado años lamentándonos de leyes que hacen daño a los trabajadores, la reforma laboral, a la educación, la Ley Wert, a las libertades públicas, la ley mordaza, desde luego seguir con esta situación de interinidad no ayuda en nada a la derogación de las mismas.

Ver caminando por la Carrera de San Jerónimo a Pedro y Pablo en dirección al Congreso, como dos colegas encantados de conocerse, que recuerdan su afición por el baloncesto, que se cuentan sus preocupaciones, que hablan de igual a igual, donde las formas no son estridentes ni forzadas, donde se empieza con buen rollo, poniendo por delante lo que les une, por lo menos ya es un cambio a lo que hasta ahora habíamos visto y parece augurar un futuro menos tenso.

Es verdad que ya estamos cansados de tantas palabras, líneas de colores que luego no sirven para nada, de principios y dogmas que parecen de los hermanos Marx, que si no le valen tengo otros en la chistera,  de algunas salidas de tono, que dificultan el entendimiento, pero más de 100 días con un Gobierno en funciones, hace que temas importantes estén quedando marginados, y si es verdad que lo economía crecerá al 3% sea el Gobierno que sea, incluso haya o no gobierno, lo que no es igual es la situación de aquellos que más necesitan la ayuda social.

Si nos hemos pasado años lamentándonos de leyes que hacen daño a los trabajadores, la reforma laboral, a la educación, la Ley Wert, a las libertades públicas, la ley mordaza, desde luego seguir con esta situación de interinidad no ayuda en nada a la derogación de las mismas. También se están produciendo el cierre encubierto de empresas importantes mediante EREs encubiertos, sobre todo, en el sector del acero, mientras la realidad se impone, mientras nos recuerdan que otra vez hay problemas presupuestarios  ya que el gasto público superó el 5%, y esto supone una desviación cercana a los 9.000 millones de euros con respecto al objetivo del 4,2% del PIB pactado con Europa, que exigirá la austeridad acostumbrada, que siempre recae sobre los mismos. Nunca nos podemos olvidar de aquellos que están llamando a las puertas de Europa, de esos refugiados que merecen una vida digna y que ni nuestro país, ni Europa están dando la respuesta que necesitan, ni respetando los Derechos Humanos de estas familias.

Podemos nace con defectos, seguro, pero también aporta ilusión y savia nueva

Hace apenas dos años, se pedía que si algo tienen que decir aquellos que se manifestaban por las calles de nuestro país, que lo digan en las instituciones ganándose su representatividad con el voto de los ciudadanos. Cuando consiguen más de 5 millones de votos, se pone en duda toda la organización, se les da palos por todos los lados, unos justos, otros que van de serie y algunos con muy mala fe.

Es cierto, que sorprenden algunas actuaciones, como el cese de un secretario de organización, Sergio Pascual, lo primero que hace un líder es que el secretario de organización sea de su máxima confianza, lo contrario no le augura mucho tiempo en el cargo o un liderazgo con muchas dudas.

Podemos nace con defectos, seguro, pero también aporta ilusión y savia nueva, iniciativas más cercanas a la calle, y acerca a muchos desencantados a las instituciones, y algunos que pretenden negarle el pan y la sal,  enterrarles antes de darle una oportunidad, eso la verdad es muy injusto. Pocos han hecho más por el "sistema" últimamente que esta nueva organización, que ahora participa, propone,  acierta y se equivoca,  como todos. Como decía Errejón"han tenido que correr y atarse los cordones a la vez", pero aquí te juzgan por tus hechos y hay poco tiempo para el romanticismo y el recuerdo.

El mayor error que pueden cometer sus dirigentes es encerrarse y no dar explicaciones, la transparencia por muy dolorosa que sea es mejor que el rumor permanente que alimenta la incertidumbre y agranda las distancias, donde las  informaciones, filtraciones, crean desconfianza a los de fuera e incluso a los de dentro. Los egos siempre han sido muy difíciles de gestionar entre quienes muchas veces tienen una corte de aduladores, ya nos advirtió Bertolt Brecht "desgraciado el país que necesita héroes"

Ahora bien, además de las formas, un partido tiene que aportar soluciones a los ciudadanos, la oposición por la oposición crea frustración, ya que nunca lleva a conseguir los objetivos propuestos; algunos viven y tienen vocación permanente del enfrentamiento diciendo lo que hacen los demás mal, eso es importante, pero además de ver el campo lleno de maleza, hace falta que alguien lo trabaje y lo coseche.

Perder algunas elecciones, además de cura de humildad sirve para consolidar proyectos más potentes

Decir que si Podemos llega al gobierno será una catástrofe, y que poco menos que acabaría el estado de derecho es preocupante. El PP y Ciudadanos se equivocan atacando de una forma global a Podemos, que tiene, seguro, muchos flancos descubiertos, pero legitimidad igual que los demás, a pesar de que quien haga esos ataques sea un importante escritor y académico de la RAE o un Premio Nobel.

La prudencia es buena consejera, lo que sube rápidamente puede bajar con la misma celeridad y ejemplos de estas situaciones hay muchas. Por ello, después de subir una dura cuesta es bueno tomar aliento, respirar y darse cuenta de dónde se está, el creerse estar por encima del bien y del mal, el tener o dar una sensación de arrogancia es preocupante, los tics demasiado agresivos sin una justificación entendible crea tensiones innecesarias,  y asentar la posición es importante. Se suele decir que los grandes dirigentes antes de llegar al poder, han tenido su tiempo de maduración cocidos a fuego lento en la oposición, y que perder algunas elecciones, además de cura de humildad sirve para consolidar proyectos más potentes.

Lo que nunca se puede olvidar es de aquellos que lo están pasando peor,  los que tienen necesidades sociales importantes, aquellos que siempre te han apoyado, no dejarse deslumbrar por los luces y el oropel,  cumplir con una línea reconocible; también es difícil entender que aquellos que no saben si quieren pertenecer o no al Estado, sean los que marquen la estrategia de un partido de ámbito nacional. Negociar egos y poder nunca ha sido nada fácil entre quienes dirigen las organizaciones, si han llegado ahí no ha sido porque se vayan apartando para que pasen los demás.

Podemos debe preguntarse ¿qué quiere ser de mayor?, y sobre todo, si este es el momento para "asaltar el cielo"Hacerles críticas totalmente destructivas, corrosivas e injustas es una irresponsabilidad. Ahora bien, también es extraña esta nueva política, donde Ciudadanos y Podemos se pasan el tiempo diciendo los que les separa, y su imposibilidad para entenderse, ¡hombre¡, eso ya lo teníamos antes, un poco de cordura también para los nuevos, que ellos tampoco han inventado el mundo.

En fin, que ya llegó la primavera y todo sigue igual, así el PP parece el convidado de piedra, Ciudadanos el fiel escudero de las 200 medidas, el PSOE el perejil de todas la salsas y Podemos pidiendo su "gobierno a la valenciana". Pedro, Pablo, Albert y Mariano se tienen que preguntar ¿hacia dónde caminan? ¿Si podemos tener Gobierno? y sobre todo ¿hacia dónde nos llevan?

¿Podemos tener Gobierno?
Comentarios