viernes. 19.08.2022

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha señalado, tras visitar varios establecimientos de Santander con motivo del inicio de la fase 1 de la desescalada, que ha visto ilusión y ánimo en los comerciantes y ha hecho un llamamiento a la ciudadanía a salir a la calle y a consumir en el comercio de proximidad, manteniendo siempre todas las precauciones aconsejadas por las autoridades sanitarias. "Tengo sensación de que esto ya empieza a cambiar", ha dicho el presidente, que ha visitado comercios del Mercado del Este y del centro de Santander y el concesionario Hercos Parayas en Peñacastillo, a tenor del movimiento de gente y de vehículos en el estreno de esta nueva etapa.

Revilla se ha mostrado optimista con respecto a que Cantabria empiece a recobrar "poco a poco" la normalidad perdida por la crisis del coronavirus, puesto que los datos "van bien" en la región, que registra varios días consecutivos sin fallecimientos y un aumento consolidado del número de curados. "Yo creo que la estamos venciendo -la pandemia- y ahora lo que tenemos que vencer es la economía parada", ha subrayado.

"Si hacemos eso, si somos responsables y mantenemos todas las medidas de seguridad, esa batalla la tenemos ganada", ha apostillado

Revilla ha querido visitar un concesionario en esta jornada por un doble motivo: en primer lugar, porque su reapertura ha sido un "caballo de batalla" constante de Cantabria en sus peticiones al Gobierno de España y, en segundo lugar, por la importancia que para la economía regional tiene la automoción, un sector que representa el 20% de su Producto Interior Bruto, que junto con el turismo lleva el peso económico de España y que en estos momentos está "tocadísimo".

En las instalaciones de Hercos Parayas en El Campón, el presidente ha constatado una primera realidad, la ausencia de clientes, "por desgracia". Sin embargo, ha defendido que se puede retomar la actividad en estos establecimientos sin ningún tipo de riesgo de contagio precisamente por su amplitud, un factor que, en su opinión, "juega a su favor", en contra de la norma general de reapertura de grandes superficies. "Donde hay más contagios, por sentido común, será en un lugar de 10 metros donde hay 3 personas", ha enfatizado.

En este sentido, se ha vuelto a quejar de que el comité de expertos que asesora al Gobierno de España en el proceso de desescalada "no tiene conocimiento" de la realidad de las comunidades autónomas, porque, de otra manera, no se entiende que no permitan en Cantabria actividades como la pesca recreativa. "Yo no lo entiendo. Lo más grave de todo es que no te dan una explicación y te entra una especie de congoja e indignación", ha apuntado. Finalmente, ha apelado nuevamente a la responsabilidad individual de los ciudadanos como mejor antídoto contra un virus con el que la sociedad tiene que acostumbrarse a convivir hasta que no aparezca una vacuna. "Si hacemos eso, si somos responsables y mantenemos todas las medidas de seguridad, esa batalla la tenemos ganada", ha apostillado.

PLAN RENOVE EFICIENTE

El jefe del Ejecutivo cántabro ha estado acompañado en la visita por el consejero de Industria y Comercio, Francisco Martín, para quien ahora "toca convencer a los cántabros de que los establecimientos comerciales han abierto con todas las garantías". Para ello y para relanzar concretamente el sector de la automoción, el Gobierno va a mantener hasta noviembre la vigencia del Plan Renove Eficiente, con una aportación adicional de 1,2 millones de euros para financiar la adquisición de vehículos diésel y gasolina de hasta 120 gramos de emisión de CO2 por kilómetro recorrido, híbridos y también eléctricos, que tienen un apoyo complementario de hasta 6.000 euros. Además, Martín ha anunciado que Sodercan ha puesto en marcha un nuevo plan de tecnificación del automóvil, por valor de 500.000 euros, para que las empresas asociadas al sector puedan tecnologizarse y confía en que el Gobierno de España contemple también alguna medida de incentivo.

El consejero se ha solidarizado con los comerciantes por las pérdidas sufridas en los últimos dos meses, que pueden rondar el 20% de sus ingresos anuales, y deja cierto margen al optimismo de cara a lo que queda de año: "Si conseguimos que los comercios abran y el cliente vuelva, y sobre todo que en julio y agosto vengan turistas, espero que en cierto modo algo podamos aprovechar este año, aunque está complicado", ha señalado.

Finalmente, Natalia de los Arcos, gerente de Hercos Parayas y presidenta de la Asociación Empresarial de Concesionarios Oficiales de Vehículos (ASECOVE) de Cantabria, ha expresado su satisfacción por poder reabrir las instalaciones, aunque le hubiera gustado poder hacerlo sin cita previa, lo que limita aún más la afluencia de clientes.

"Tenemos que abrir por dos motivos fundamentalmente, porque tenemos que mantener la viabilidad de nuestras empresas y porque tenemos que mantener el empleo, y solo trabajando lo vamos a conseguir", ha declarado De los Arcos, que ha cifrado en un 44% la caída del sector al cierre del mes de abril con motivo del coronavirus. Por último y al igual que Martín, ha solicitado al Gobierno de España la puesta en marcha de un plan de dinamización del sector y que se facilite la reincorporación progresiva de los trabajadores.

Posteriormente, el consejero de Comercio se ha trasladado a Laredo para supervisar la reapertura comercial en este municipio junto con la alcaldesa, Rosario Losa. Ambos han visitado varios establecimientos del núcleo urbano para conocer las impresiones de los comerciantes y han podido constatar el ánimo con el que los empresarios y los ciudadanos en general afrontan esta nueva etapa, ha informado el Gobierno en nota de prensa.

Comentarios