lunes 6/12/21

Menos de una semana es lo que ha tardado Ciudadanos en tramitar la solicitud de ingreso en sus filas de Joaquín Solanas, exportavoz del sector crítico del PP con la actual dirección de María José Sáenz de Buruaga y afín al anterior presidente ‘popular’, Ignacio Diego. Según ha confirmado el excargo del PP a Europa Press, ya es afiliado de Cs, partido al que asegura llegar para “trabajar” desde el papel que “determine” el partido.

En este sentido, la formación de Albert Rivera ha asegurado que la incorporación de este antiguo miembro del partido de Mariano Rajoy no es un “fichaje”, pues fue el propio Solanas quien solicitó el ingreso, algo que ha confirmado como “completamente cierto” el nuevo integrante de Cs.

Este cambio de partido se enmarca dentro de muchos otros que se han producido en toda España en el mismo sentido. Lo que comenzó siendo una fuga de cargos del PP de Extremadura con varios nombres importantes como José Antonio Villa, Lázaro García, Javier Casado, Luis Fernando Gallego y Francisco Javier Castellano, se ha trasladado a otras comunidades como Galicia, Valencia, Andalucía y Catalunya, donde la formación de Rivera estaría intentando “hacer barridos”, según declaró la dirección nacional a principios de febrero.

En aquel momento todavía no se conocía ningún movimiento de este tipo en Cantabria, pero sí la división interna del PP autonómico que había provocado la creación de Lealtad Popular como una asociación de carácter político promovida por el propio Solanas, que ejerce como secretario general.

Ahora el que fuera director de Cultura del Gobierno de Cantabria con Ignacio Diego ha asegurado que llega a Cs “ilusionado”, después de recibir esta semana la confirmación de su ingreso, y considera que su nuevo partido cuenta con una "estructura nueva y renovada", "sin atisbo de corrupción" y de los problemas "endémicos" que afecta a formaciones con más trayectoria.

Asimismo, considera que ha sido "un buen momento" para entrar a formar parte de Cs pues se trata de una formación que tiene un proyecto que, a su juicio, "está generando ilusión", y ha explicado que llega a Ciudadanos para "servir al colectivo" y "trabajar".

Cuestionado por el rol que está dispuesto a asumir en su nuevo partido, sobre todo de cara a las elecciones municipales y autonómicas de 2019, ha asegurado que será Cs "el que lo determine". "El partido por encima de las personas", ha subrayado.

NO SOMOS UN CLUB DE FÚTBOL

Sobre la llegada de Solanas a Cs también ha sido preguntado el portavoz parlamentario de la formación naranja, Rubén Gómez, quien ha afirmado que en Cs "no hacemos fichajes". "No somos un club de fútbol y no tenemos necesidad de hacer fichajes, estamos creciendo y creciendo mucho", ha afirmado.

Gómez ha insistido en que Cs tiene un proyecto "lo suficientemente sólido" para crecer de forma "natural" y, por tanto, "no va a hacer fichajes, ni mucho menos de otros partidos".

Sin embargo, ha reconocido que parte de sus afiliados -"los menos", ha dicho- sí tienen experiencia en distintos ámbitos de la política con otros partidos. "Puede ser PP, puede ser PSOE o puede ser PRC, como ha ocurrido también a nivel nacional", ha apuntado.

El portavoz de Cs ha afirmado que "todo el mundo que quiera colaborar de la sociedad civil y que asuma la idea de Cs y el proyecto de Cs evidentemente será bien recibido".