miércoles. 29.11.2023

El Ministerio de Trabajo y Economía Social ha publicado este martes los datos mensuales del paro, y como suele ocurrir en esta época del año, Cantabria está a la cabeza en la creación de empleo, incorporando durante el mes de junio a 1.380 personas al mercado laboral. Como es habitual, la mirada que han arrojado los partidos políticos ha diferido mucho en función de si forman parte del Gobierno o si son la oposición. Lo que no es tan común es ver que los sindicatos, que representan todos ellos a los trabajadores, ofrecen valoraciones diferentes ante unos datos únicos; en algunos casos, muy diferentes.

Cada mes por estas fechas, cuando se hacen públicos los datos del paro, tres de los sindicatos principales hacen públicas sus posturas. Y a pesar de matices, la mayor parte de las veces coinciden en el análisis, aunque este haga hincapié en unos datos u otros. Este mes de junio, sin embargo, ha sido diferente. Así, desde UGT se ha destacado el récord de afiliaciones a la Seguridad Social, mientras que Comisiones Obreras (CCOO) pide “tomar con cautela” los datos y USO directamente ha criticado la debilidad del mercado de trabajo en la región.

En concreto, el secretario de Empleo de UGT en Cantabria, Julio Ibáñez, ha valorado en un comunicado que el descenso del desempleo sigue la tendencia de un modelo productivo "estacional y previsible", aunque ha destacado que en esta ocasión se produce con más de 231.000 afiliaciones medias a la Seguridad Social, "el mayor número desde que en 2001 se facilitan estadísticas oficiales". En este sentido, Ibáñez ha precisado que el descenso del paro el mes pasado está "directamente asociado a un significativo crecimiento del empleo", especialmente de la población asalariada y en el sector servicios, sobre todo en la hostelería.

En relación a la contratación, ha señalado que la indefinida sigue creciendo, aunque "muy por debajo del resto de España", lo que es "otra característica propia" del modelo productivo regional. Y es que, como ha destacado, en la primera mitad del año Cantabria ya supera el 30% de contratos indefinidos acumulados por primera vez desde que existen estadísticas oficiales, aunque es la tercera autonomía con menor tasa de ellos, a más de 14 puntos de la media española (44,71%).

En cuanto a la tasa de cobertura por desempleo, que corresponde al pasado mes de mayo, en Cantabria supera el 59% de personas desempleadas con una prestación, sin contar el colectivo que no tenía empleo anterior, y es la más alta desde 2011, aunque también casi seis puntos por debajo de la media española (64,93%).

En este sentido, el sindicalista ha precisado que "más de 14.500 personas desempleadas, el 46% del total registrado en mayo, no tenía prestación alguna en la región, lo cual es un porcentaje muy elevado y siete puntos superior a la media nacional (39,07%)".

Por otra parte, Ibáñez ha instado al nuevo Gobierno de Cantabria a que ponga en marcha cuanto antes el diálogo social para empezar a trabajar en el diseño de un nuevo modelo productivo "no tan dependiente del sector servicios y de determinadas épocas del año, lo que evitaría los vaivenes del mercado laboral e incrementaría la calidad del empleo". "Es evidente que Cantabria necesita reorientar su modelo productivo y adoptar las medidas necesarias para un mayor equilibrio entre sus distintos sectores económicos", ha enfatizado.

CCOO

El cambio de modelo productivo también es algo en lo que incide Comisiones Obreras, que sin embargo ha tomado “con cautela” los datos del paro, que considera “propios del comienzo del verano”, ante el posible aumento “que se puede producir al final de la temporada estival”.

En este sentido, la secretaria de Empleo de CCOO de Cantabria, Laura Lombilla, ha insistido en que el empleo en Cantabria "debe diversificarse más, en otros sectores, sin ser tan dependiente de las fluctuaciones del sector servicios". En un comunicado, ha recordado que el 85,72% del descenso del paro se ha producido en los servicios, mientras en otros como la industria el retroceso del desempleo supone un 6,15%, y en la construcción, un 3,47%.

"Una vez más, los datos nos muestran una realidad irrefutable, y es que principalmente el empleo que se crea en verano está vinculado con la hostelería, por lo que desde CCOO seguimos reivindicando que es fundamental que en este sector se cumpla con el convenio colectivo y la normativa laboral y de prevención de riesgos laborales y cesen los incumplimientos y atropellos a los que asistimos, sistemáticamente, todas las temporadas", ha subrayado.

En cuanto a los datos disgregados por sexo, Lombilla considera que el hecho de que el paro haya descendido más en junio para las mujeres, que ocupan el 59,34% del total del descenso del desempleo, tiene relación directa con la bajada del desempleo en el sector servicios. "Este descenso nos deja un sabor agridulce porque en los contratos de las mujeres en verano en este sector predominan las condiciones precarias", ha advertido.

Respecto a los contratos comunicados en el mes de junio, los datos muestran que la contratación indefinida supone en Cantabria el 31,59% del total, frente al 68,41% de contratos temporales. "Es indudable la influencia positiva de la reforma laboral, pero nuestra comunidad todavía tiene mucho camino por recorrer y nuestro objetivo es, al menos, igualar los datos nacionales, en los que la contratación indefinida ya supone el 42,32%", ha sostenido.

USO

La organización más crítica con los datos del paro ha sido USO, que ha incidido en la precariedad laboral y la debilidad del mercado de trabajo de Cantabria pese a ese descenso del paro. En concreto, el sindicato ha denunciado que la contratación temporal, "aun disfrazada de contratos indefinidos a través de los fijos discontinuos, sigue campando a sus anchas pese a los intentos cosméticos de la reforma laboral. Hay más contratos indefinidos que personas afectadas", apuntando que el peso de los fijos discontinuos supone el 70% de la reducción del desempleo en Cantabria.

Otro factor que en su opinión muestra la debilidad del mercado laboral es el aumento del paro de larga duración. En el último año ha bajado 1,5 puntos el porcentaje de parados que cobra la prestación y solo un 15,9% tiene acceso, frente al 17,17% en 2022, ha señalado. Para USO, el mercado laboral de Cantabria tiene "serios problemas" que deben ser abordados como objetivo prioritario por el nuevo Gobierno, al que espera trasladar "las propuestas de cambio que necesita la región y su mercado laboral".

Comentarios