martes. 29.11.2022
SUCESOS

Al menos un muerto en una grave explosión en un piso de Navarra

Las primeras hipótesis apuntan a que ha podido ser una explosión de gas en una vivienda habitada por un matrimonio joven y su hijo pequeño. El número final de víctimas todavía se desconoce.

Aspecto del edificio después de la explosión de gas
Aspecto del edificio después de la explosión de gas

Una grave explosión con el posterior incendio en una vivienda de Tudela ha dejado víctimas mortales. Así lo ha precisado la Policía Foral en la mañana de este miércoles, que ha informado de que aunque todavía es incierto el número de víctimas de la explosión, se puede confirmar que al menos ha fallecido una persona puesto que se han encontrado restos humanos entre los escombros.

De momento, agentes de la policía científica de Policía Foral ya han comenzado la inspección ocular técnico policial (iotp) en la vivienda más gravemente dañada, en el primer piso del edificio. En ella vivía un matrimonio joven con su hijo, un niño de corta edad.

Aunque en un principio las hipótesis apuntaban a que hubiesen fallecido tres personas (el matrimonio y el hijo estaban desaparecidos), madre e hijo ya han sido localizados.

Así lo ha confirmado la Policía Foral, que investiga ahora sí los restos humanos hallados podrían corresponder al padre. "No sabemos todavía si había más personas en el interior de la vivienda con él y cuántas víctimas hay", han confirmado desde el mismo cuerpo policial.

De momento y tal y como relatan estas fuentes, se investigan tanto las causas como las consecuencias más directas de la grave explosión de la vivienda, ubicada en la calle Fuente Canónigos número 24 Bis de la capital ribera.

El incendio se ha producido en la primera planta a las 4:49 horas de esta madrugada y las primeras hipótesis indican que podría deberse a una explosión de gas, puesto que se ha atendido a varios vecinos con heridas e intoxicaciones.

Al menos una vecina ha sido trasladada al hospital Reina Sofía de Tudela. 

La explosión ha derribado la fachada del edificio provocando importantes daños en los tres pisos de la primera planta. Asimismo, han caído cascotes a la vía pública, dañando cinco vehículos y haciendo arder uno de ellos, hecho que a su vez ha afectado a un comercio de la zona.

Patrullas de Policía Foral de las unidades de Seguridad Ciudadana, Policía Judicial Pamplona y Policía Científica atienden el caso junto a bomberos y Policía Municipal. 

Comentarios