sábado 29/1/22
SUCESOS

Roban 35 colmenas y les detienen quemando otras quince

El SEPRONA estima que el daño económico causado por los dos ladrones es de 33.000 euros.

Colmenas incautadas por la Guardia Civil en la operación 'Apidae'
Colmenas incautadas por la Guardia Civil en la operación 'Apidae'

El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil de Cantabria ha detenido a dos personas de 35 y 62 años por delitos de robo y receptación de colmenas, que han supuesto a sus dueños pérdidas por valor de más de 33.000 euros. En el momento de la detención uno de los detenidos fue sorprendido cuando quemaba 15 colmenas.

Los agentes han localizado 35 colmenas sustraídas y ocho porta enjambres en el marco de la operación 'Apidae’. El SEPRONA ha esclarecido de este modo un robo con fuerza y cuatro hurtos de colmenas de abejas, y procedido a la detención del presunto autor y del receptador de las mismas, dos hombres vecinos de Cantabria de 35 y 62 años de edad respectivamente.

Las sustracciones de las colmenas que se venían produciendo de manera repetitiva en explotaciones apícolas de Carandía, Castañeda y Obregón de Villaescusa desde el año 2012 se calcula que han causado un perjuicio económico superior a los 33.000 euros entre lo sustraído y las pérdidas de producción.

A mediados de octubre la Guardia Civil obtuvo información de supuestas ofertas de venta de miel a establecimientos públicos, así como del ofrecimiento de venta de colmenas que no llegó a concretarse en ambos casos.

El seguimiento de esta pista llevó a los agentes tras dos sospechosos que finalmente fueron detenidos los pasados días 11 y 12 de noviembre, el primero como presunto receptador y el otro como supuesto autor de las sustracciones de las colmenas.

Para proceder a la recuperación de las colmenas, ya que muchas de ellas aún estaban activas, los agentes del SEPRONA tuvieron que tomar medidas especiales de protección.

En la localidad de Ilces de Camaleño, lugar donde se encontraron el mayor número de colmenas, éstas se encontraban en "reprobables" condiciones higiénico sanitarias, hecho que según los investigadores constituye una fuente de enfermedades a otras instalaciones apícolas próximas.

Ninguno de los dos detenidos estaba inscrito en el registro de explotaciones apícolas en Cantabria, por lo que el SEPRONA tramitará las correspondientes denuncias administrativas por la realización de actividad de apicultor sin las debidas autorizaciones y control.

Agradecimiento de apicultores

Tras conocer las detenciones, la Federación de Asociaciones de Apicultores de Cantabria (FAAC) ha dirigido una carta al delegado del Gobierno, Samuel Ruiz, en la que ha expresado su "firme agradecimiento" a la patrulla del SEPRONA de Santander por la "excelente labor" que, a su juicio, ha realizado en el esclarecimiento de varios robos de colmenas.

"Esperamos que este buen hacer de la patrulla del SEPRONA de Santander sirva para cortar de raíz esta lacra que se hacía crónica con alrededor de 200 colmenas sustraídas en los últimos cinco años, lo cual ha supuesto cuantiosas pérdidas económicas para los apicultores afectados", ha señalado.

Además, se ha comprometido a mantener "contacto continuo" con el SEPRONA para que fluya toda la información relacionada con este tipo de hechos y que pueda servir de la "máxima ayuda".

Comentarios