sábado 27/11/21

El doctor Andrés González Mandly estudió Medicina en la Universidad de Cantabria y se licenció en la XVIII promoción. Se especializó en Radiología Intervencionista y actualmente es el jefe del Servicio de Radiodiagnóstico del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, puesto en el que desarrolla dos funciones: una de gestión del propio Servicio, y otra asistencial en la Sección de Neurorradiología. En esta entrevista,  con motivo del Día Mundial de la Radiología, (se celebra el día 8 de noviembre) recorre los últimos avances de una subespecialidad médica que ha permitido tratar patologías con intervenciones mínimamente invasivas que antes no tenían solución.     

-La radiología ha cambiado muchísimo en los últimos años ¿hasta qué punto?

La especialidad ha crecido muchísimo de la mano del desarrollo tecnológico de las técnicas de imagen y de los materiales de radiología intervencionista. Estos desarrollos tecnológicos han aumentado la definición con la que podemos ver la estructura del cuerpo humano hasta el punto de hacer que la radiología sea parte fundamental del diagnóstico de la mayoría de las enfermedades neurológicas, vasculares, oncológicas, infecciosa.  La dependencia de estas técnicas para lograr diagnósticos certeros y oportunos es cada vez mayor.

Paralelamente, el desarrollo de la radiología intervencionista ha permitido acceder mediante intervenciones mínimamente invasivas al tratamiento de patologías que antes no tenían solución o solo se podían tratar con cirugías muy agresivas.

-Valdecilla es un hospital puntero en otras especialidades ¿también en esta?

Efectivamente, nuestro hospital es puntero en múltiples especialidades, hecho que se ve reflejado en el gran número de acreditaciones de CSUR (Centros, Servicios y Unidades de Referencia del Sistema Nacional de Salud) que posee. Estas acreditaciones solo se pueden obtener si todos los servicios implicados en el manejo de una determinada patología tienen un nivel muy alto de desarrollo y de competencia. Por su naturaleza, el servicio de radiología es un servicio central, que atiende a las especialidades médicas y quirúrgicas, gestionando y realizando los estudios radiológicos diagnósticos y las intervenciones de radiología intervencionista demandadas por esas especialidades, y es uno de los servicios evaluados para obtener la categoría de CSUR. Creo que nuestro servicio está a la altura de lo que se espera de nuestro hospital.

-Es especialista en radiología intervencionista, ¿qué es lo más  novedoso que hace?

Mi tarea asistencial tiene lugar fundamentalmente dentro de la sección de neurorradiología, dedicándome de forma especial a la neurorradiología intervencionista. Esta subespecialidad se ocupa de realizar tratamientos guiados por imagen de patología vascular cerebral y medular y también intervenciones percutáneas de columna. Entre nuestra actividad diaria se encuentran las embolizaciones de aneurismas, malformaciones arteriovenosas y fístulas arteriovenosas cerebrales, la realización de trombectomía es mecánicas para el tratamiento del ictus, embolizaciones prequirúrgicas de tumores… Probablemente, lo más conocido en los últimos tiempos por su gran impacto en la calidad de vida de los pacientes es la trombectomía mecánica en el tratamiento del ictus, pero, específicamente en nuestro servicio, creo que lo más novedoso que hacemos es el manejo endovascular de las malformaciones arteriovenosas cerebrales, manejo en el que incorporamos todas las nuevas técnicas disponibles para este tipo de terapia (abordajes por vía venosa, abordajes transnidales…).

-En la actualidad ¿en qué se está investigando sobre radiología intervencionista? ¿hasta dónde puede llegar?

La radiología intervencionista, como cualquier subespecialidad médica, está sometida a un constante desarrollo tecnológico. Hay múltiples líneas de investigación en este campo, que pasan fundamentalmente por el desarrollo de micro catéteres cada vez más pequeños, flexibles y navegables, para llegar cada vez más lejos y de forma más selectiva a prácticamente cualquier rincón del cuerpo humano por vía intravascular. De esta manera la radiología intervencionista puede ayudar a hacer llegar fármacos embebidos en partículas de forma muy selectiva a zonas anatómicas afectadas por algunos tipos de tumor con mala respuesta a otras terapias. Para mí, este es uno de los desarrollos con más recorrido de esta subespecialidad.

-¿Cuántos profesionales  formáis el equipo de Radiología de Valdecilla?

Los servicios de radiología están formados por equipos multidisciplinares, con profesionales médicos especialistas en radiodiagnóstico, residentes en formación, personal de enfermería, personal técnico, personal administrativo, celadores… Concretamente en nuestro servicio en la actualidad hay 50 especialistas en radiodiagnóstico, 13 residentes, 87 técnicos superiores en imagen diagnóstica, más de 30 enfermeras, 17 auxiliares administrativos, celadores... Es un servicio grande y complejo.

-Para terminar ¿cómo ve el futuro de la radiología  a medio plazo?

En mi opinión, el futuro de la radiología diagnóstica va ligado al desarrollo de la Inteligencia Artificial (IA). Cada vez van surgiendo más aplicaciones de soporte al diagnóstico, que permiten agilizar los informes y estandarizar más los seguimientos. Y aún más allá, las técnicas de IA permiten extraer información "no visible a los ojos" de las imágenes radiológicas, abriendo el camino a una caracterización de tejidos y patologías impensable hasta ahora. Es lo que se denomina "radiómica". El desarrollo de la radiómica nos permitirá aportar mucho más en el tratamiento personalizado de muchas patologías, sobre todo tumorales.

En cuanto a la radiología intervencionista, el desarrollo de la robótica y la mejora continua de nuestros materiales prometen un futuro muy interesante.

 

Comentarios