lunes 18/10/21
PATRIMONIO

La ermita rupestre de San Juan de Socueva, seleccionado como uno de los 12 sitios patrimoniales más amenazados de Europa

Interior de la ermita San Juan de Socueva | Foto: edc
Interior de la ermita San Juan de Socueva | Foto: edc

La ermita rupestre de San Juan de Socueva, en Arredondo, ha sido incluido entre los 12 sitios patrimoniales más amenazados de Europa. Así lo ha determinado la federación paneuropea de ONG del patrimonio, Europa Nostra, que junto al Instituto del Banco Europeo de Inversiones ha anunciado estos 12 lugares como pre-seleccionados para el programa de los 7 sitios más amenazados para 2021.

La ermita es el único representante español de una lista en la que se incluyen sitios de Austria, Bulgaria, Croacia, Francia, Georgia, Alemania, Grecia, Italia, Kosovo y Macedonia del Norte. La selección se hizo sobre la base de la destacada importancia patrimonial y el valor cultural de cada uno de los sitios, así como sobre la base del grave peligro que corren. Asimismo, se consideró que el nivel de compromiso de las comunidades locales y el compromiso de los interesados públicos y privados para salvar esos sitios eran valores añadidos cruciales. Otro criterio de selección fue el potencial de estos sitios para actuar como catalizador del desarrollo socioeconómico sostenible de sus localidades y regiones más amplias.

Los 12 sitios patrimoniales en peligro fueron preseleccionados por un Grupo Asesor internacional, integrado por expertos en historia, arqueología, arquitectura, conservación, análisis de proyectos y finanzas. La lista final de los 7 sitios patrimoniales más amenazados de Europa para 2021 se dará a conocer en marzo.

San Juan de Socueva es una antigua ermita rupestre situada en las Montañas Rocosas, justo al sur del municipio de Arredondo, Cantabria, en el norte de España. Fue construida junto a una serie de cuevas más altas que fueron habitadas por los humanos desde tiempos antiguos. Habiendo sido recientemente fechada en el 660-680 D.C., se cree que la ermita es la construcción religiosa más antigua de Cantabria. La capilla sigue manteniendo su función religiosa y está profundamente arraigada en la comunidad, que hasta hace poco todavíacelebraba el culto a San Juan Bautista.

La nave cuadrada de la ermita tiene un muro norte inclinado de piedra natural y un muro sur de mampostería y yeso. Está separada del ábside con su altar retroiluminado por un biombo rematado con una abertura en forma de herradura, y está dividida del vestíbulo más pequeño por un marco de puerta cuadrado. Hay un altar neoclásico del siglo XIX a lo largo del muro del pórtico exterior con un nicho para una imagen de su patrón.

Pila del interior de la ermita de Socueva | Foto: edc

El estado de conservación de San Juan de Socueva es muy preocupante. El pórtico está en un avanzado estado de deterioro: su sencillo techo ya no está bien fijado a la pared de roca, y está en inminente riesgo de colapso. El monumento en sí no está protegido físicamente y el deterioro de la  ermita continúa. Es vulnerable a los visitantes que pueden entrar libremente y tomar elementos o causar otros daños. Se necesita un recinto protector hasta que se complete el proceso de análisis, investigación, diagnóstico y conservación. Aunque existe una colaboración con la Consejería de Cultura de Cantabria, los trabajos anteriores se han detenido.

La designación de la Ermita de San Juan de Socueva como candidata al Programa de los 7 más amenazados 2021 fue realizada por Future for Religious Heritage, la red europea de lugares históricos de culto, que es miembro de la Alianza Europea de Patrimonio.

"Es urgente apuntalar y asegurar el pórtico de madera de este importante sitio del patrimonio religioso. Es notable que la Ermita de San Juan de Socueva ya está en la Lista Roja de Hispania Nostra. Se necesita el apoyo y la experiencia de otras asociaciones y organizaciones de  conservación para avanzar en esta restauración", subrayó el Grupo Asesor del Programa de los 7 más amenazados.

El presidente ejecutivo de Europa Nostra, el profesor Dr. Hermann Parzinger, declaró que "en un momento de crisis mundial angustiosa, nos solidarizamos plenamente con las comunidades locales de toda Europa, que son los incansables guardianes de nuestros bienes patrimoniales más vulnerables. Somos solidarios y también actuamos. Pueden contar con Europa Nostra, y con nuestra amplia red de miembros y socios, para alzar nuestras voces en defensa de estos 12 sitios del patrimonio que corren el riesgo de perderse para siempre. Desde paisajes naturales icónicos, hasta sitios de importancia religiosa y joyas arquitectónicas modernistas, estos notables sitios encarnan nuestra historia compartida y son una fuente inexplorada de desarrollo y bienestar para las regiones y países implicados y para Europa en su conjunto. En un momento en que es más necesario, trabajemos juntos para preservar nuestro patrimonio cultural y colocarlo donde corresponde: en el centro de la recuperación post pandémica de Europa".

El decano del Instituto del Banco Europeo de Inversiones, Francisco de Paula Coelho, manifestó que "esta lista es un importante recordatorio de que nuestro patrimonio cultural es frágil y que no debe darse por sentado que permanecerá. Con esta lista de candidatos preseleccionados, nuestro objetivo conjunto es apoyar y ampliar los esfuerzos de las comunidades locales que, en toda Europa, están convencidas del inmenso y polifacético valor de nuestro patrimonio cultural". Para capitalizar plenamente nuestro patrimonio cultural compartido como motor del desarrollo sostenible, debemos garantizar su salvaguardia física como primera y más urgente medida".

El  programa de los 7 más amenazados cuenta con el apoyo del programa Europa Creativa de la Unión Europea. Lanzado en 2013, este programa forma parte de una  campaña de la sociedad civil para salvar el patrimonio en peligro de Europa. Realiza actividades de sensibilización, prepara evaluaciones independientes y propone  recomendaciones para la adopción de medidas. Aunque no proporciona financiación directa, la inclusión en la lista de un sitio en peligro de extinción suele servir de catalizador e incentivo  para la movilización del apoyo público o privado necesario, incluida la financiación.

Para la edición 2021, por primera vez desde el lanzamiento del programa, los 7 lugares patrimoniales más amenazados seleccionados podrán optar a una Beca de Patrimonio del BEI de hasta 10.000 euros por cada uno de ellos. La Beca de Patrimonio del BEI puede asignarse a los 7 sitios más amenazados seleccionados para ayudar a implementar una actividad acordada que contribuya a salvar el sitio amenazado. Las candidaturas para el Programa de los 7 más amenazados 2021 fueron presentadas por organizaciones miembros, organizaciones asociadas y miembros individuales de Europa Nostra de toda Europa, así como por miembros de la Alianza del Patrimonio Europeo.

Comentarios