miércoles 1/12/21
CANTABRIA

El turismo rescata a 5.000 personas del paro

El paro bajó en el tercer trimestre del año en Cantabria un 10%, según la EPA.

Actores políticos y sociales se felicitan por el descenso, pero inciden en el carácter temporal de muchos empleos y en el aumento de parados en el sector industrial.

El estado de alarma ha hecho que más de 75.000 trabajadores hayan tenido que acudir al Servicio Cántabro de Empleo

El paro bajó en el tercer trimestre del año en Cantabria un 10%, al registrar 5.000 desempleados menos que en el trimestre anterior, lo que sitúa la cifra total de personas sin trabajo en la región a 45.100 según la Encuesta de Población Activa (EPA) que publica este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El descenso registrado por Cantabria es el octavo mayor por comunidades y es casi el doble que el anotado de media en España, donde el paro bajó en 298.200 personas, un 5,7% menos, registrando así su mayor descenso desde que estalló la crisis económica.

En Cantabria, la tasa de paro, un 16,19%, es la sexta más baja por comunidades, y ha disminuido un 10,7% respecto al trimestre anterior.

En comparación con el mismo periodo de 2014, el desempleo cayó en 9.000 personas en Cantabria, un 16,59% menos, seis puntos por encima del retroceso medio que fue del 10,63%, con 576.900 parados menos.

Ocupados

Entre julio y septiembre de este año, el número de ocupados cántabros se situó en 233.600, unos 7.500 más que al término del trimestre anterior, lo que supone un incremento del 3,33% y coloca a Cantabria como la cuarta comunidad en que más aumentó el número de ocupados. En España los ocupados crecieron un 1,02%, con 182.200 más.

Sin embargo, en comparación con el mismo trimestre de 2014, el número de ocupados aumentó en 3.600 personas en la región, un 1,55%, el séptimo incremento más moderado en una tabla en la que solo puntuó en negativo Extremadura (-1,46%).

Activos

Por su parte, la población activa en Cantabria creció en 2.500 personas de julio a septiembre, al contabilizar 278.700, un 0,91% más que en el trimestre anterior, cuando la media nacional se contrajo un -0,50% y solo seis comunidades anotaron positivos.

Por contra, en términos interanuales, cayó el número de activos (5.400 personas menos), lo que supone una bajada del 1,9%, la cuarta más acusada y por encima del descenso medio del -0,14%.

Hombres y mujeres

De las 233.600 personas ocupadas en Cantabria, la mayoría, 126.700 eran hombres y las 106.900 restantes, mujeres. La tasa de actividad de los primeros es del 63,10% y la de las segundas del 50,27%. La tasa de actividad media se situó en el 56,49%.

Así, 24.400 de los 45.100 parados registrados en el tercer trimestre eran hombres, con una tasa de paro del 16,13%, mientras que las mujeres en paro fueron 20.800, con una tasa de paro del 16,26%.

Alivio, pero con cambios

Las reacciones a los datos no han dejado de sucederse a lo largo del jueves. El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha calificado como "un alivio" el descenso del paro, aunque ha asegurado que la Comunidad Autónoma "aún necesita muchos cambios para consolidar la creación de empleo y superar el problema de precariedad que sufre en este momento el mercado laboral".

Los datos son "positivos" para el presidente, quien no obstante ha matizado que éstos "tienen mucho que ver" con la temporada veraniega, durante la cual es habitual la creación de empleo, con lo que será durante el otoño y el invierno cuando se ponga de manifiesto "la realidad" de la evolución del empleo", ha advertido.

Por su parte, la vicepresidenta, Eva Díaz Tezanos, ha resaltado que el Gobierno de Cantabria trabaja con "la vista puesta en el futuro" y con el doble reto  de creación de empleo industrial y la adopción de medidas para que los parados de larga duración que no tienen cobertura "reciban unos mínimos".

Díaz Tezanos ha asegurado que se trata de un descenso del paro "temporal" y "básicamente" centrado en el sector servicios y turismo, por lo que ha manifestado su preocupación ante el "continuo descenso" del empleo generado en el sector industrial.

Espejismo

Los partidos políticos en Cantabria también han explicado su visión de los datos. La portavoz del PSOE en el Parlamento, Silvia Abascal, ha afirmado que los datos "sin duda son positivos, especialmente para ese grupo de personas que han encontrado empleo", si bien ha advertido "que esta buena noticia puede ser un espejismo" producto de la temporada veraniega.

Para Abascal, el "contrapunto" de estos datos sigue siendo "la elevada temporalidad y precariedad" de los contratos que se están haciendo y, de forma especial, "el hecho de que más de 20.000 cántabros sean parados de larga duración", es decir, que llevan más de dos años buscando empleo y no lo encuentran.

En términos similares se ha manifestado el PRC, que ha destacado que las condiciones laborales siguen "sin ser las idóneas" porque "la temporalidad es muy alta", como pone de manifiesto el dato de que el 65% de los contratos son temporales.

Desde Ciudadanos han considerado que, aunque la cifra es positiva, no es el parámetro más adecuado para juzgar la situación laboral de la Comunidad, ya que todas las personas que buscan trabajo no están registradas en la oficina del Servicio Cántabro de Empleo. “Lo importante son los afiliados a la seguridad social”, recalcó.

El PP, los mejores

La lectura del PP, que ha llegado por boca del presidente, Ignacio Diego, ha sido notablemente diferente. El líder de los ‘populares’ cántabros ha sacado pecho de su gestión y ha afirmado que los datos "demuestran que el camino emprendido por el PP para crear empleo es el correcto".

"Esperemos que el actual Gobierno de Cantabria no cambie de senda y nos lleve una vez más por viejos caminos que solo conducen a más paro, más pobreza y más crisis", ha señalado el líder 'popular' en una comparecencia ante de los medios, en la que ha repasado las medidas llevadas a cabo por su Gobierno entre 2011 y 2015 con el fin de dinamizar la economía y cambiar la tendencia negativa del empleo "heredada del periodo 2007-2011".

Época estival

Los datos publicados este jueves suponen, para los sindicatos que los empleos son temporales. En este sentido, el secretario de Organización de UGT en Cantabria, Alfonso Gil, se ha mostrado satisfecho con el descenso del empleo, pero ha asegurado que es "lo que toca" porque los datos de creación de empleo corresponden al verano. En este sentido, ha destacado que “más de un 65% de los nuevos asalariados” son temporales, y ha recordado que la tasa de temporalidad actual, situada en un 25,35% del total de asalariados, es la más alta desde 2008, cuando se situó en el 28,64%.

Por su parte, CC.OO. también ha valorado positivamente este descenso del paro, pero ha advertido de que el empleo que se ha creado se debe "exclusivamente" a la temporada estival. En un comunicado, el sindicato ha advertido de que la EPA también confirma que hay "más de 20.000 parados" en Cantabria que llevan más de dos años buscando un empleo sin conseguirlo, casi la mitad del total de desempleados.

La secretaria de Empleo del sindicato en Cantabria, Laura Lombilla, ha indicado que es "apremiante" reincorporar a todos esos parados en el mercado laboral para dar cobertura a todos esos hogares que no tienen ingresos laborales.

Finalmente, la Unión Sindical Obrera (USO) ha señalado que, una vez descontada la "incidencia temporal", hay "datos preocupantes" como el aumento "importante" del desempleo en la industria en el último año, síntoma de que el tejido productivo industrial cántabro "está enviando mensajes claros de fatiga y una cada vez más difícil adaptación a los nuevos mercados", según el sindicato.

Comentarios