jueves 26/5/22
SOCIEDAD

Cocaína: efectos y tratamientos

Debido a los avances tecnológicos, podemos conocer más a fondo todo este tipo de patologías relacionadas con el sistema cerebral.

La cocaína irrumpe en los centros de comunicación del cerebro
La cocaína irrumpe en los centros de comunicación del cerebro

La cocaína, o benzoilmetilecgonina, es la droga que desde mitad del siglo pasado hasta la actualidad ha tenido mayor crecimiento en cuanto a consumo y distribución dentro de nuestra sociedad.

El cerebro es el principal afectado cuando se consume este tipo de droga, ya que irrumpe en los centros de comunicación, entre ellos el sistema de gratificación el cual se anega de dopamina (neurotransmisor que se encarga de regular importantes funciones motoras del organismo, entre ellas el placer). Todo ello produce una sensación de bienestar y de euforia, lo que termina provocando que sea inevitable que a medida que mayor es el consumo, mayor es la dependencia a esta droga. De esta manera, para que el adicto pueda  tener un normal funcionamiento del cerebro, debe recurrir nuevamente al consumo de esta sustancia para activar una vez más el sistema de gratificación.

Los efectos que se desprenden de todo lo anteriormente mencionado, llevan al adicto a no ser consciente de los daños que se están produciendo (tanto a nivel físico como psicológico) lo que implica que la capacidad para reconducir su situación en aras de llevar una vida alejada de la drogodependencia sea mucho más compleja.

Llegados a este punto, podemos concluir que los trastornos adictivos de este tipo son una enfermedad del cerebro. En la actualidad, debido a los avances tecnológicos, podemos conocer más a fondo todo este tipo de patologías relacionadas con el sistema cerebral para tratar la adicción a la cocaína en Valencia, lo cual implica que a través de diferentes métodos y tratamientos pueda existir una alternativa efectiva para el afectado.

Hay diferentes maneras de enfocar los tratamientos cuando se tratan este tipo de adicciones. Por un lado, y desde la perspectiva médica, la utilización de fármacos puede resultar óptima para llevar a cabo una recuperación del paciente. Por otro lado,  desde hace muchos años se opta por utilizar el campo de la psicología clínica y sus expertos para tratar al paciente y la adicción a la cocaína. Podemos concluir por tanto, que la combinación  de ambos tratamientos seguidos por los especialistas en cada campo, tiene una mayor efectividad para una exitosa recuperación.

Comentarios