lunes 25/10/21
SANIDAD

Cantabria ha perdido más de 2.500 beneficiarios de la Ley de Dependencia desde 2012

El número de usuarios a 1 de agosto de 2015 es de 13.649, de los que más de la mitad son mujeres, según datos del ICASS.

Aunque Cantabria está a la cabeza en la aplicación de la Ley de Dependencia, la calidad del servicio ofrecido a los beneficiarios ha sido uno de los motivos más habituales por los que profesionales y afectados se han manifestado en los últimos meses, y por lo que la región recibió una valoración de 4,6 sobre 10 en el informe de enero del Observatorio Estatal de la Dependencia.

Uno de los efectos más inmediatos que han tenido los recortes es el número de beneficiarios que han tenido acceso a la asistencia que otorga la Ley. En poco más de tres años y medio la región ha pasado de tener 16.177 beneficiarios a presentar un total de 13.649 personas atendidas, lo que supone una pérdida de más de 2.500 usuarios.

Según datos facilitados por el Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS) a los que ha tenido acceso este diario, el balance anual refleja que la Ley de Dependencia ha dejado de atender a 830 beneficiarios durante el 2012; 778 beneficiarios durante 2013; y 785 durante 2014. Durante los 8 meses de este 2015, sin embargo, el número de usuarios se redujo en menos de 150 personas.

Los datos son similares si atendemos al total de prestaciones ofrecidas en la Comunidad Autónoma, que han pasado de ser 17.401 en enero de 2012 a 14.907 a 1 de agosto de este mismo año. Las pérdidas sufridas durante los años de gobierno del PP en Cantabria en este sentido fueron mayores. El balance interanual entre 2013 y 2014 fue de 1.372 usuarios menos que recibieron algún tipo de prestación. Durante el siguiente ejercicio la reducción fue de 953 personas, y en lo que va de 2015 se registraron 169 casos menos.

Más mujeres que hombres

Los datos del ICASS son igualmente reveladores si atendemos al género de los usuarios que reciben la prestación de los servicios de dependencia. Frente a las 8.913 mujeres que se encontraban en el sistema a 1 de agosto de 2015, 4.736 varones recibían algún tipo de atención enmarcada dentro de la Ley de Dependencia.

Dado que durante los últimos años se ha reducido el número de beneficiarios, el número de hombres y mujeres incluidos en el servicio también se ha visto mermado. En este caso, sin embargo, las mujeres han sufrido un mayor recorte que los hombres. A enero de 2013 había 10.167 mujeres que recibían la prestación, lo que supone una reducción de 1.254 usuarios. Por otro lado, en esa misma fecha la Dependencia llegaba a 5.180 varones, lo que deja un balance negativo de 444 beneficiarios.

Más dependencia en las principales capitales

Como es lógico, las grandes ciudades de Cantabria tienen un mayor número de usuarios. Así, Santander y Torrelavega presentaban a comienzos de mes 6.845 y 3.956 usuarios respectivamente, frente a los 2.266 de Laredo y los 582 de Reinosa, según los datos ofrecidos por el ICASS.

Por supuesto, la reducción también se aprecia en este ámbito, aunque en 2015 se registra un comportamiento inusual. Frente a los descensos registrados en Torrelavega, Laredo y Reinosa desde enero de este año, Santander ha aumentado el número de personas beneficiarias hasta las 6.845.

El comportamiento por municipios refleja igualmente que las dos principales capitales de Cantabria, a pesar de ser las que presentan un mayor número de usuarios de la Ley de Dependencia, también registran los mayores descensos desde enero de 2012. De hecho, Reinosa apenas ha reducido sus beneficiarios en 80 personas, mientras que Santander ha registrado casi 1.100 usuarios menos.

Recuperar niveles de 2011

Estos datos se suman a los ofrecidos por diferentes organismos que revelan recortes en la financiación nacional de esta ley superiores a los 1.409 millones de euros. Es por eso que el anuncio de la vicepresidenta regional, Eva Díaz Tezanos, de recuperar los niveles de atención e inversión de 2011 ha sido bien recibido entre los colectivos afectados.

Según afirmó la vicepresidenta, los esfuerzos del Ejecutivo se verán reflejados en una “partida presupuestaria” que permitirá recuperar “progresivamente” el nivel de inversión y de atención prevista en la Ley de Dependencia y que no la han recibido por, según ha dicho, los "recortes del PP a nivel nacional y regional”.

Comentarios