jueves. 06.10.2022

Cantabria acumula en el último año, hasta el pasado mes de junio, diez accidentes laborales mortales, cuatro de ellos ocurridos en los seis primeros meses de 2022. Éstos se incluyen en los 394 acumulados en España en el mismo periodo, lo que implica una media de tres fallecimientos diarios en el trabajo.

Así lo ha precisado en un comunicado UGT, cuyo responsable de Salud Laboral en Cantabria, Martín Calonge, ha lamentado que son cifras "inasumibles", que "fuerzan" a crear una mesa específica de siniestralidad laboral en el diálogo social estatal para adoptar medidas urgentes e implantar un plan de choque que frene la accidentalidad laboral y sobre todo la mortal y la más grave, que "están creciendo un año más tanto en Cantabria como en España".

UGT, que publica en su web y redes sociales desde el año pasado el denominado 'Contador de la Vergüenza', que actualiza cada día el número de accidentes laborales mortales registrados en el país, viene demandando desde hace años ese plan de choque contra la siniestralidad laboral mortal con una gestión preventiva específica de los riesgos psicosociales, primer factor de riesgo de las muertes que se registran en la actividad laboral.

Según las últimas estadísticas del Instituto Cántabro de Seguridad y Salud en el Trabajo (ICASST), la siniestralidad laboral en Cantabria sigue incrementándose de manera significativa por la incidencia del Covid-19 y su reconocimiento como accidente de trabajo, sobre todo en las actividades sanitarias y en los servicios sociales.

En los seis primeros meses de este año, en Cantabria ya se han registrado 5.181 accidentes laborales, un 89% más (+2.437) que en el mismo período de 2021, de los que cuatro corresponden a los mencionados mortales y 25 a siniestros graves, diez más que el año pasado.

Como ha subrayado Calonge, casi la mitad de los accidentes de trabajo en Cantabria en el primer semestre de este año son de las actividades sanitarias y servicios sociales (2.431) y están influenciados por los efectos del Covid-19, aunque "no debemos olvidar que la siniestralidad laboral viene incrementándose en Cantabria desde el año 2014".

EN CRECIMIENTO DESDE 2014

Según ha dicho, en 2014 empezó a repuntar el número de accidentes de trabajo y desde dos años más tarde no se baja de los 5.000 siniestros anuales. De hecho, la cifra cada vez se acerca más a los 6.000 (en 2021 hubo 5.886), "y eso no es por la pandemia ni la Covid-19, sino por la falta de algunas medidas preventivas esenciales y un incumplimiento creciente de la normativa legal de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales", ha matizado el responsable de Salud Laboral del sindicato.

Calonge ha destacado que desde 2014 ya se han registrado en Cantabria más de 70 muertes en accidente laboral en Cantabria y se ha pasado de una media anual de menos de seis siniestros mortales a más de 10 en los últimos seis años, lo que "ratifica una evolución creciente inaceptable que se tiene que frenar cuanto antes".

Con estos datos, el sindicalista ha reiterado una de las principales reivindicaciones de UGT: la creación de un delegado de prevención territorial o sectorial que permita trasladar la prevención de riesgos laborales a pequeñas empresas sin representación sindical donde "se descuida o simplemente no existe" la vigilancia de la seguridad y la salud laborales.

Comentarios