domingo 17/10/21
INDUSTRIA

760 trabajadores de Sidenor vivirán un fin de semana incierto

Miguel Ángel Revilla confirma que el Banco Santander tiene orden de buscar un comprador para la filial española de Gerdau.

La fábrica de Campoo es una de las más importantes del grupo.

Sidenor en Reinosa
La fábrica de Sidenor en Reinosa es una de las afectadas por la venta de Gerdau

La noticia sobre la venta de Sidenor, la filial del grupo multinacional brasileño Gerdau en España, adelantada por el diario francés Le Républicain Lorrain, ha generado una notable preocupación en Cantabria. Y es que de las 10 plantas que tiene el grupo en nuestro país, y que emplea a 2.250 trabajadores, Reinosa acoge una de las más importantes, que emplea a 760 personas y que es la principal productora de piezas forjadas y fundidas en el sector de aceros especiales.

Ante este anuncio, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha afirmado este viernes que el Banco Santander, al que Gerdau ha encargado la búsqueda de un comprador, pretende conseguir un "grupo potente" que mantenga la estabilidad de la factoría en Reinosa si la siderúrgica brasileña finalmente vende su filial.

"No nos podemos imaginar que una empresa que emplea en Cantabria de manera directa a 750, 800 personas, pudiera desaparecer; vamos que es algo que no podemos imaginar", ha enfatizado el presidente regional.

Según ha explicado Revilla, al enterarse de la posible venta de Sidenor, ha contactado con la presidenta del Santander, Ana Botín, quien le ha asegurado que la entidad y ella misma pondrán "todo el interés" en que, en el caso de que se pueda llevar a cabo la operación, el comprador "garantice la estabilidad" de la factoría en Reinosa, conscientes de la "relevancia" de esta empresa en Cantabria.

La propia presidenta del Santander ha afirmado que Gerdau ha encomendado al banco su intermediación para la venta de la empresa, aunque según ha reconocido Revilla no tiene todavía la "oferta concreta" del cliente, que se conocerá en un comité ejecutivo que se celebrará el próximo lunes.

Botín también ha asegurado a Revilla que, aunque todavía no conoce el papel que le puedan haber encomendado intentará "por todos los medios" que, en caso de que se lleve a cabo la venta, sea "a un grupo potente, que mantenga la estabilidad de la factoría en Reinosa, vital para los intereses de la comarca de Campoo".

En este sentido, el jefe del Ejecutivo ha indicado que Botín le llamará en la tarde del viernes "si conoce algún adelanto de las condiciones del posible precio e incluso de si se ha sondeado algún posible comprador".

Al respecto, Revilla ha subrayado que el comprador tendrá que ser "alguien de un nivel estratosférico" en el conjunto de la siderurgia porque "estas no son empresas pequeñas, son multinacionales, y no hay tantas".

Contacto con al empresa

Además, el presidente cántabro ha contactado en la planta de Basauri con el consejero delegado de Gerdau Sidenor, José Antonio Jainaga, quien "tiene un desconocimiento del tema como podemos tener aquí", aún después de hablar el pasado jueves con la Dirección de la multinacional en Brasil. "De momento no les han dado ninguna explicación", ha dicho Revilla que le ha trasladado.

El jefe del Ejecutivo regional ha explicado que el directivo parte este viernes para La India y el próximo lunes "me ha dicho que viene a verme". "Vamos a esperar un poco pero vamos a estar absolutamente pendientes de este tema. Desde las ocho de la mañana no tengo en la cabeza otro asunto que éste", ha asegurado Revilla.

Interlocución con Brasil

Al respecto, ha considerado que el "problema" es que la interlocución está en Brasil, "a miles de kilómetros" de Cantabria, y la empresa no tiene aquí "la voz ni el voto".

Pero ha insistido en que el Gobierno de Cantabria y él mismo estarán todo el día interesándose por conocer las condiciones en las que la multinacional ha decidido poner en venta la empresa.

El presidente no ha hablado de posibles causas de esta decisión pero sí se ha referido a la "crisis" que atraviesa Brasil y el sector de la siderurgia, con un "derrumbe brutal" de las materias primas y la extracción de petróleo y minerales.

Precisamente la factoría de Reinosa está especializada en producciones para la extracción de petróleo y materias primas, un sector que sufre una "atonía inversora total", lo que se refleja en la cartera de pedidos, ha señalado.

El otro gran sector para el que trabaja la planta de Reinosa es la industria naval, cuyo mercado "prácticamente han acaparado" los chinos.

Todo ello dibuja una situación "un poco complicada" pero que la factoría campurriana "ha capeado" esperando que no sea "una coyuntura permanente", según ha dicho Revilla que le ha trasladado Jainaga.

El presidente ha realizado estas declaraciones, a preguntas de la prensa, tras participar en el acto de entrega de distinciones a los grandes donantes de sangre, que se ha celebrado en el Hospital Valdecilla.

Comentarios