sábado 27/11/21

Oposiciones para educar

Las oposiciones de Primaria y Secundaria suponen la llegada de savia nueva al sistema educativo. Las esperanzas de un país siempre están puestas en la mejor preparación de sus jóvenes. Hay mucho debate al respecto, y también demasiada controversia, pero la ciudadanía valora especialmente que los impuestos reviertan en una continua calidad de la enseñanza, que se logra con la incorporación de  nuevo profesorado y el consiguiente reforzamiento de los centros educativos.

No recuerdo bien quien dijo aquello de que un maestro es una brújula que activa las imágenes de la curiosidad, el conocimiento y la sabiduría en los alumnos. Me gusta pensar que la mejor educación es la que está por venir. Nos apoyamos en ella (la educación) para dejar caer que la esperanza aún es posible para acabar con muchos de los viejos y tradicionales problemas, con el de la desigualdad a la cabeza. Clarito como el agua que en la vida existe y se practica la discriminación, pero los seres humanos nos sentimos un poco más iguales cuando la justicia y, especialmente, la educación alcanza a todos por igual. Por eso las administraciones tienen la obligación de mantener bien engrasado el sistema educativo. Las oposiciones y acceso de jóvenes profesores al sistema educativo es la mejor forma de lograr esa adecuada educación que todos anhelamos.

Hay que valorar lo que tenemos, pero ampliar plantillas. Las próximas convocatorias de oposiciones a Primara y Secundaria es un total acierto de la Consejería de Educación cuyo titular es el docente Ramón Ruiz. Conozco a muchos jóvenes maestros, con una ilusión y un ímpetu dignos de elogio, que llevan años esperando su oportunidad. Han aportado ya lo suyo porque se han dedicado, a falta de trabajo más seguro, a las clases particulares. Han contribuido igualmente a mejorar el expediente académico de no pocos jóvenes, porque colegios e institutos ponen una parte decisiva en la educación, pero el refuerzo de clases llegó un buen día para quedarse casi de forma definitiva.

Hay mucho debate en torno a la educación y a todos los cambios que se producen según sea el gobierno en cada momento. De todas formas, una educación que no aporte, incluso que no cree polémicas, puede que sea muy tranquila, eficaz y lineal, pero desde luego lo que no puede ser es innovadora. Las incorporaciones y relevos generacionales dentro de nuestro sistema educadito no pueden hacer otra cosa que mejorar esta situación. Los jóvenes profesores tienen por delante todo un reto. Para 2016, a la vuelta de la esquina, se convocan las oposiciones de Educación Secundaria, y en 2017 serán las de Primaria. Será el momento de demostrar toda la preparación recibida para educar a los jóvenes españoles. La responsabilidad es muy grande. Todas las profesiones me merecen respeto, pero la de maestro resulta esencial en los tiempos que corren. Hoy convivimos en exceso con el augurio cenizo de que formamos bien a los estudiantes para que luego sean otros países los que se aprovechen de su capacitación, especialmente Alemania. También es verdad que somos una sociedad que nunca está contenta con nada. ¿En qué quedamos, están bien o mal educados, a pesar de lo que digan los Informes Pisa, en los que siempre salimos mal parados? Pisa viene en nuestro idioma de pisar, pero Pisa quiere decir en este caso Programa Internacional para la Evaluación de los Estudiantes. Como hicimos con la Selección Española hasta que ganamos el Mundial de Fútbol, en educación hay que buscar cada vez nuevas alineaciones hasta llegar a salir un día con nota en el Pisa.

Pero también hay que estar contentos con lo que tenemos, y la educación es un cimiento esencial de la sociedad y s progreso. Debemos cuidarla entre todos, hay que incrementar y dotar adecuadamente a su profesorado, y hay que fomentar la sensación entre los que ahora se forman como futuros educadores  de que van a tener oportunidades para  trabajar seguros en lo que más les gusta, incentivando su vocación. ¡Bienvenidas sean pues, por esperadas, estas oposiciones al profesorado de Primaria y Secundaria!

Comentarios