viernes 22/10/21

El tesoro de la Isla Bonita

Ahora que La Tierra ha explotado en el corazón de la isla, allí, cerca de la Caldera de Taburiente, en el término municipal de El Paso y junto al gran valle de Los Llanos de Aridane, donde hasta por 10 bocas escupe fuego y lava, no son tiempos para buscar tesoros, muchos han tenido que salir casi con lo puesto.

Cuentan que allá por el año de gracia de 1852 un personaje, de dudosa reputación, embarcó en Cuba en un buque, el Velandro Rosa, con destino a Sierra Leona a fin de comprar esclavos, para lo cual llevaba en el barco más de 2.000 piezas de oro. 

Cuando navegaban cerca de las Islas Canarias, entre el capitán y dos de sus marineros ingeniaron un plan para hacer naufragar el barco y quedarse ellos con las monedas de oro. El barco atracó en la Isla de La Palma, los tres pillos por la noche sacaron los cofres donde se hallaban las monedas y fueron a enterrarlos en una zona segura de la playa, donde no llegaba la marea, escondidos a los ojos de curiosos, para más tarde poder regresar a por su botín.

Las cosas no les salieron como pensaban y acabaron con sus huesos en la cárcel, donde dos murieron. Solo quedó aquel personaje de dudosa reputación, siendo el poseedor del gran secreto del tesoro. Pasado un tiempo, allá por el año 1859, desde la cárcel de Ceuta envió una misiva a un amigo de La Palma, informando de su infortunio y de la existencia del tesoro. En la citada carta le indicaba dónde estaba situado el mismo, y adjuntaba un plano de la ubicación de las 2.000 monedas de oro. Se sabe que era una playa de arena negra, aunque ese detalle no es muy útil, ya que así son las playas de La Palma.

La Palma además de la Isla bonita, justo nombre por su impresionante paisaje, es también la isla del tesoro

Cuentan los más ancianos del lugar que esas monedas de oro nunca fueron encontradas. Así que La Palma además de la Isla bonita, justo nombre por su impresionante paisaje, es también la isla del tesoro. Hay reputados historiadores que dan fe de la existencia de la citada carta, lo que no se ha podido comprobar era si el pillo contaba la verdad o simplemente buscaba que le sacaran del penal en el que había acabado con sus huesos.

Leyenda o realidad, esa es la cuestión; sin embargo la historia se sigue trasmitiendo de generación en generación por la isla. No faltan los que aseguran haber visto buscar y rebuscar por esas playas de arena negra, parece que hasta el momento sin gran resultado, o si lo han encontrado no nos lo han contado.

Puede ser un hermoso espectáculo visual, pero el miedo y la inquietud son una realidad cuando la lava corre faldas abajo por la montaña

Ahora que La Tierra ha explotado en el corazón de la isla, allí, cerca de la Caldera de Taburiente, en el término municipal de El Paso y junto al gran valle de Los Llanos de Aridane, donde hasta por 10 bocas escupe fuego y lava, no son tiempos para buscar tesoros, muchos han tenido que salir casi con lo puesto. Puede ser un hermoso espectáculo visual, pero el miedo y la inquietud son una realidad cuando la lava corre faldas abajo por la montaña en busca de la mar.

Esta erupción en Cumbre Vieja ha llenado de cámaras y reporteros la isla, algunos por conseguir el mejor plano cometen imprudencias ante estas situaciones, y otros buscan que nos cuenten la mejor historia, a veces sin ser conscientes del estado emocional de aquellos que lo han perdido casi todo. 

Cierto que esta información aporta una precisa visión de la realidad, gracias a los medios que nos enseñan al minuto lo duro que puede ser la explosión de la tierra, y cómo la lava destruye las propiedades, los medios de vida, los recursos naturales y se lleva los hogares de tantas familias, arrasando a su paso todo lo que encuentra. La impotencia, la rabia y la pena de los palmeros y llanitos que sufren una visión dantesca de lo que fue y en pocos minutos desapareció. Por ello, esos incómodos compañeros recién llegados a veces parecen un impuesto menor a pagar, para que las autoridades y todo el mundo vea su drama, y no les dejen abandonados. 

Esas imágenes recogiendo sus enseres en la camioneta que lleva toda una vida, corriendo han sacado desde el retrato de sus abuelos hasta el colchón donde pasar la noche. Sin duda ello crea una corriente de empatía que mueve a nuestras autoridades a acercarse al lugar, dejando constancia de su apoyo ante esas cámaras y micrófonos.

Esperamos que lo antes posible La Tierra deje de escupir, otro problema será cuando se vayan esas cámaras, se apaguen esos focos, y vuelva la soledad a la Isla. Así otras veces muchas promesas hechas ante la lava caliente quedaron en la duda. Más de uno denuncia que no hace tanto hubo un gran incendio en la zona y las ayudas prometidas han pasado al olvido.

El Presidente Sánchez habla de una reconstrucción de la isla, que ya ha sido declarada zona catastrófica. La cuarta potencia de la Unión Europea tiene que tener los recursos necesarios para dar soluciones a estas situaciones excepcionales y problemas sociales que la fuerza de la naturaleza ha creado.   

Lo que vemos es solo la punta del iceberg, una parte de esos volcanes pueden tener más de 3 kilómetros debajo de la tierra

En las Islas Canarias se encuentran 33 volcanes, de estos 10 están situados en La Palma. Lo que vemos es solo la punta del iceberg, una parte de esos volcanes pueden tener más de 3 kilómetros debajo de la tierra. A saber qué hay debajo de nuestros pies, a veces pensamos que la realidad es solo aquello vemos. Cuando la Tierra explota con esta magnitud sentimos lo pequeños que somos ante la fuerza de la naturaleza.

Cuando el volcán está en su fase explosiva no es nada fácil hablar de futuro, pero la historia y la lógica nos dice que seguro que todo pasará, el problema serán los daños ocasionados. Ahora bien, conviene tener presente que estas maravillosas islas se las debemos a estas erupciones volcánicas.

A pesar del miedo que puedan dar en estos momentos las imágenes que contemplamos, seguiremos soñando con poder volver a pasear por la Isla bonita, un oasis en el Atlántico, donde a pesar de ser una isla volcánica con sus riesgos, es también una isla verde, llena de vida, de encanto por cada rincón. 

Caminando por sus hermosos senderos desde el sur, en Fuencaliente, donde recuerdan la erupción del Teneguía en 1971, que amplió la Isla en 290.000 m2 ganados a la mar, pasando por Los Llanos de Aridane con su actual panorama desolador, al otro lado de la Isla se halla la capital, Santa Cruz de La Palma, hasta llegar al punto más al norte, Barlovento, en toda la Palma se ve la naturaleza en su dos versiones, la cara más destructiva y más hermosa. 

Aquellos que tanto buscaban el tesoro de ese personaje de dudosa reputación, daban vueltas a la Isla sin percatarse que el conocer y disfrutar de la misma es el verdadero Tesoro, la Isla bonita. ¡Todo el apoyo, y todo el ánimo para los amigos de La Palma!

Comentarios