domingo 23/1/22

Menos lobos...

¡Ay!, la modestia, silenciosa compañera, que por no molestar no se atreve a asomar, entre aquellos caballeros que están en el  "candelabro".  Algunos han llegado hace poco, y ya sabemos que llenar egos es uno de los trabajos más duros y difíciles que tiene el subconsciente.

Muchas veces nos tomamos demasiado en serio, cuando hablamos de los nuestros, nos venimos arriba, nos crecemos creyéndonos el centro del universo, si hablo sobre fútbol, fui el que le dijo a Iniesta como había que pegarle al balón para ganar un mundial. Si de cultura le quité la duda razonable a Descartes, si es de política estuviste con Felipe y Guerra en el Congreso de Suresnes. Si de amigos todos son "amiguitos del alma".

¡Ay!, la modestia, silenciosa compañera, que por no molestar no se atreve a asomar, entre aquellos caballeros que están en el "candelabro".  Algunos han llegado hace poco, y ya sabemos que llenar egos es uno de los trabajos más duros y difíciles que tiene el subconsciente.

Hoy cuando son ellos los que se acercan a nosotros, huyendo de sus casas destruidas, de su mundo, que está literalmente desapareciendo, y vemos las respuestas que estamos dando como Comunidad tanto nacional como internacional, la verdad es que da vergüenza propia y ajena

La tendencia de tomarse a uno como unidad, como medida de lo universal, lo que me gustaba a mi, los míos,  mis ideas, mi equipo, mi pueblo, mi partido, mi... es lo  bueno, y quererlo poner por encima de la razón, de los demás; a esto los franceses ya lo llamaron "chauvinismo",  es la creencia narcisista donde uno sólo tiene ojos para mirar hacia dentro;  algunos escritores dieron su receta para poner cura, diciendo que esa enfermedad desaparece  leyendo, viajando y sobre todo, conociendo a aquellos que considerábamos "los diferentes". Hoy cuando son ellos los que se acercan a nosotros, huyendo de sus casas destruidas, de su mundo, que está literalmente desapareciendo, y vemos las respuestas que estamos dando como Comunidad tanto nacional como internacional, la verdad es que da vergüenza propia y ajena, en poco tiempo hemos enviado a los refugiados al rincón del olvido, es más, incluso parece que molestas cuando los recuerdas.

Querer parecer de 20 años cuando ya sobrepasas los 50, normalmente, es tener muchas papeletas para hacer el ridículo. Vamos, que querer parecer lo que no se es, resulta muy complicado además de un engaño o incluso una estafa.  Allá por finales de los 70 utilizábamos mucho la expresión "menos lobos..." para aquellos que eran un poco "fantasmas" y algo "mentirosillos".  Actualmente, si echamos una mirada al futuro, hay situaciones que pueden ser previsibles, con base a  comportamientos anteriores, aunque ya sabemos que el hombre es el único animal capaz de tropezar con misma piedra hasta desgastarla.  

Algunos amigos del Partido Popular se sienten atacados cuando les recuerdas que un partido no puede seguir dirigido por quienes han cometido, en el mejor de los casos,  vamos a llamar tantos "errores".  Si vuelve a gobernar el Partido Popular, algo se puede intuir, ya tiene la experiencia y sabe lo que se puede esperar; lo que ha hecho durante 12 años en que ha gobernado, sus prioridades, sus comportamientos con los recursos públicos, los amantes de lo ajeno, su política social y económica. No todos son iguales, es verdad, aquí parece que la excepción tiene más mérito,  al estar inmersos en la cultura,  tonto el último que meta la mano al cajón. Es cierto la legitimidad que dan 7,2 millones de votos, la misma que tienen los 18 millones que no le han votado, e incluso los 10 millones que se han abstenido, votado en blanco o nulo, por cierto esta última coalición o confluencias ganarían de largo.

Si echamos una mirada al futuro, hay situaciones que pueden ser previsibles, con base a  comportamientos anteriores, aunque ya sabemos que el hombre es el único animal capaz de tropezar con misma piedra hasta desgastarla

Si gobierna el Partido Socialista también sería previsible, ahí tenemos lo han realizado durante más de 20 años.  Es verdad que un mismo Gobierno puede tener actitudes y realizar políticas muy diferentes, basta recordar y comparar la primera legislatura de Felipe González y la última, por cierto, con muchas similitudes con la situación de descomposición y pérdida de credibilidad actual, mucho ha llovido y poco parece que hemos aprendido, o la primera legislatura de Rodríguez Zapatero y la última, donde ahora da la impresión que es obligatorio tener amnesia, de las reformas laborales, de los recortes en los salarios de pensionistas y funcionarios... Tampoco se han librado de ese virus de la corrupción que afecta a aquellos que tienen fácil acceso a los recursos públicos. 

Cuántas veces hemos oído que ésta es la única política económica posible, tanto al PP como al PSOE,  ya que así nos lo demandan la U.E. el FMI.  Cuántas veces que no hay márgenes de maniobra, que la deuda se paga sí o sí, que no rescatar al sector financiero es hundir la economía en su conjunto.  Que el descrédito de un país es no tener solvencia,  para pagar sus compromisos, y que hace que los inversores huyan en desbandada como aves al llegar los primeros fríos del invierno.  Pero, ¿qué pasaría si gobernara Podemos? Saldríamos de la OTAN, de la U.E., serían países independientes Cataluña y sus confluencias, Euskadi, Galicia y el Al Ándalus. .. los círculos convertidos en nuevos soviets gobernarán en las ciudades, se nacionalizarían bancos, eléctricas, y los medios de comunicación... Y el Atlético de Madrid ganaría la liga por decreto. 

Todo ello, no es más que una exageración, una caricatura de lo que están haciendo algunos para deslegitimar otras opciones que son totalmente democráticas, al menos tanto como las suyas.  Es verdad, tampoco se deben copiar esas formas de quienes descalifican a los demás en su conjunto, sin más argumentos que la demagogia de que viene el lobo.  Aquellos que están rodeados por sus propios errores, aquellos donde la corrupción ha hundido sus tentáculos hasta lo más profundo de sus raíces, no parecen los mejores consejeros ni los más legitimados para indicarnos el camino. 

Quizás toca resignación cristiana, y purgar los muchos y grandes "pecados" que se han cometido. Que no pasa nada,  la oposición es un buen lugar para la reflexión, y el tiempo va echando una capa que oculta en el olvido las actuaciones que hoy parecen imperdonables.   Es cierto, que los nuevos cometen errores, que no están libres del pecado original de la lucha por el poder. Que aunque poca, algunos ya tienen su historia que puede ser controvertida, y que la tentación vive en los dineros públicos.  Pero tienen en mismo derecho que los demás a realizarlo bien o a equivocarse. Habría que realizar oposiciones para estadista, recordado la frase,  "un político piensa en la próximas elecciones, un estadista en la próximas generaciones".

Somos los ciudadanos los que decidimos, y cuanto más se apela a las vísceras, a lo primitivo, más motivos hay para denunciar actitudes que lo que buscan es simplemente "acogotar y acongojar" al personal y coartar su libertad.  No sabemos que pasaría si Podemos gobernara, pero los ciudadanos somos adultos y mayores de edad para elegir nuestro destino, sin que quienes han demostrado una falta de control y ética tan importante nos metan el miedo en el cuerpo y la mano en la cartera.  Yo me apunto a esta versión libre de la famosa frase de Voltaire "aún no estando de acuerdo contigo, ni compartiendo tus ideas, defenderé con todas mis fuerzas que tú las puedas expresar y tu derecho a realizarlas".  

Somos los ciudadanos los que decidimos, y cuanto más se apela a las vísceras, a lo primitivo, más motivos hay para denunciar actitudes que lo que buscan es simplemente "acogotar y acongojar" al personal y coartar su libertad.  

"Menos lobos", que se decía en nuestros tiempos de juventud, que el pastor está "compinchado" con el lobo para meter miedo a las ovejas, y ninguna se aleje demasiado o piensen por sí mismas. 

Si recuerdas el dinero que algunos se han llevado "crudo" con sus tropelías, los gastos innecesarios dilapidando los recursos públicos e incluso privados, y las necesidades que tienen tantas personas en nuestro país, y aquellos que cruzan el mar en una lancha de plástico para poder subsistir, eres acusado de ser un peligroso demagogo, incluso de oportunista y ventajista. Pero ellos están ahí, mientras seguimos discutiendo "si son galgos o podencos, si pactos o elecciones", y necesitan una respuesta, necesitan recursos para poder seguir teniendo el principal derecho de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el Derecho a la Vida.

Comentarios