martes. 05.12.2023

El otoño, que comienza este sábado, llegará con una sucesión de frentes atlánticos que dejarán lluvias en distintas zonas del país y las temperaturas descenderán progresivamente, aunque seguirán con valores normales para la época, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que para la próxima semana espera la llegada de tiempo más cálido y seco típicos del 'veranillo de San Miguel'.

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, espera que el fin de semana predominen lo cielos nubosos, el ambiente fresco por la mañana y un ambiente "más templado" por la tarde.

Además, pronostica que la próxima semana comenzará con un tiempo similar, sin apenas lluvias, aunque a partir del miércoles pasarán sucesivos frentes, asociados a borrascas atlánticas que podrían dejar cielos más nublados en general y lluvias en el noroeste, aunque no se descarta que estas precipitaciones se extiendan a otros puntos de los tercios norte y este.

Las temperaturas seguirán subiendo el lunes y se quedarán en general en valores algo más cálidas de lo normal para la época, pues se situarán entre 1 y 3 grados centígrados por encima de lo habitual para estas fechas de finales de septiembre. "Hablaremos por lo tanto de un periodo estable conocido como el veranillo de San Miguel en muchas zonas de nuestro país", ha apuntado.

De momento, este fin de semana, del 22 al 24 de septiembre, un frente situado sobre el área mediterránea provocó precipitaciones durante la primera mitad del viernes en el entorno del Estrecho, zonas montañosas del sur y este de Andalucía, sur de Castilla-La Mancha, Cataluña y Baleares. Asimismo, también habrá inestabilidad en el extremo norte peninsular y habrá precipitaciones en Galicia, área cantábrica, Pirineos y nordeste de Cataluña, que podrán ser persistentes en zonas litorales del Cantábrico oriental.

El sábado aún seguirán las precipitaciones en el Cantábrico oriental y Pirineo occidental y no se descartan también en el este de Cataluña y Baleares, pero en el resto de la Península comenzará una mejora sensible del tiempo, que se caracterizará por el dominio de las altas presiones, cielos poco nubosos y ausencia de precipitaciones.

Las temperaturas el fin de semana serán algo frescas y se dejarán notar más en el norte de la Península, de modo que solo se alcanzarán los 25ºC cerca del Mediterráneo y del valle del Guadalquivir. En todo caso, durante el fin de semana se irá imponiendo el tiempo anticiclónico. En Canarias se esperan intervalos de nubes y no se descartan precipitaciones débiles en el norte de las islas de mayor relieve.

En el área mediterránea las temperaturas ascenderán el domingo, mientras en el resto de la Península ascienden progresivamente todo el fin de semana. En Canarias apenas varían.

Respecto a los vientos, la AEMET prevé que predominarán los de componente oeste, que serán fuertes en Galicia, Cantábrico y Alborán, aunque el domingo rolará a levante en el Estrecho y Alborán. Ya el domingo se superarán los 30ºC en los valles del Guadiana y del Guadalquivir y no se quedarán lejos de ese valor en puntos del Cantábrico Oriental, en ciudades como Bilbao, al llegar los vientos procedentes del sur secos y recalentados a aquella zona.

Del Campo espera que la próxima semana, del 25 de septiembre al 1 de octubre, comience con un lunes anticiclónico, con tiempo estable, sin lluvias y ascenso térmico, especialmente de las nocturnas, mientras que las diurnas llegarán a 25ºC e incluso a 30 y 32ºC en el tercio sur.

Asimismo, también destaca que la semana estará marcada por los sucesivos frentes atlánticos: el primero de ellos, durará el lunes y el martes pero será poco activo ya que solamente conllevará precipitaciones débiles en Galicia y en el área cantábrica occidental.

Otro frente más entrará el miércoles, un día en el que los cielos estarán muy nubosos en la mitad norte peninsular y Baleares, con probables precipitaciones en el tercio noroeste y sin descartarlas en el resto de la mitad norte.

Durante el próximo fin de semana se esperan cielos nubosos en el tercio norte peninsular y probables precipitaciones en el tercio noroeste y Pirineos y no se descartan en el resto del tercio norte y puntualmente en Baleares.

Respecto a Canarias, el portavoz de la AEMET señala que habrá intervalos de nubes en el norte de las islas a lo largo de la semana y con baja probabilidad podrán darse precipitaciones débiles en las de mayor relieve.

Las temperaturas descenderán pero seguirán en valores normales para la época, con mínimas tropicales, de 21 a 23ºC y máximas de 27 a 29ºC, y predominará el régimen de vientos alisios que soplarán moderados aunque podría haber algunas rachas fuertes en las zonas más expuestas. Estos alisios arrastrarán nubes al norte de las islas más montañosas, donde no se descartan lluvias débiles.

Comentarios