miércoles 1/12/21
SANTANDER

"Las multas son lo que mejor funciona del Metro-TUS"

La alcaldesa de Santander reconoce que podrían rediseñarse las líneas de autobús después de escuchar las quejas y reclamaciones de los vecinos de las zonas afectadas por los cambios, que piden recuperar algunos de los trayectos sin trasbordos anteriores y algunas de las líneas suprimidas.

Autobús municipal de Santander
El Ayuntamiento reconoce que podría haber cambios en el Metro-TUS

No lleva ni un mes en funcionamiento, pero en este corto periodo de tiempo usuarios del Transporte Urbano de Santander, taxistas, oposición y ciudadanos en general han mostrado su rechazo al rediseño de las líneas de autobús y del nuevo sistema Metro-TUS. Un rechazo que podría hacer que el proyecto en el que el equipo de gobierno del PP se gastó 7 millones de euros termine por reformarse. Así lo ha afirmado la alcaldesa de la capital, Gema Igual, quien a preguntas de la prensa no ha escondido que tras las reuniones que está manteniendo con las asociaciones de vecinos se valorará si son necesarias modificaciones en función de las quejas y necesidades de los usuarios.

Entre dichas quejas se encuentran las de los vecinos de Cueto, uno de los colectivos más afectados por este cambio de líneas. Como ha explicado a eldiariocantabria el presidente de la Asociación de Vecinos, Santiago Sierra, los usuarios siempre han mostrado sus recelos con el proyecto, primero en forma de dudas y, una vez que ha entrado en vigor, en forma de reclamaciones y quejas.

Su principal demanda es “volver a las líneas sin trasbordos”, pues tanto los usuarios de esta zona como los de Monte han visto cómo ahora, para llegar hasta el centro, es necesario, al menos, bajarse una vez en el intercambiador de El Sardinero para coger otro autobús, un trasbordo que puede llegar a ser de “hasta 15 minutos”. Y esto es algo que “perjudica los tiempos” de los viajes en una “ciudad que no es tan grande”.

“Se nos ha dicho que los vecinos utilizamos mal el transporte, que tenemos malos hábitos de transporte”, ha declarado el presidente de la AA.VV. de Cueto

A esto se suma la petición de que “se amplíen líneas” y se recuperen algunas que se han suprimido. Como apunta el presidente de la AA.VV., “las líneas 1 y 2 no han variado, pero se quedan en Valdenoja”, por lo que los usuarios de Cueto que antes las utilizaban deben recurrir a otras líneas. Algo similar pasa con los vecinos de Monte, que reclaman que regrese la línea 6.

“Parece que han marcado una frontera que señala el límite de la periferia”, ha opinado Sierra, para quien “el norte de la ciudad ha quedado aislado”. Sierra ha recordado que en el momento de la presentación del proyecto la AA.VV. que preside desde hace cosa de un año presentó “20 cuestiones que han sido respondidas horas antes de reunirnos” con el equipo de Gobierno, es decir, con varias semanas de retraso.

CULPA DE LOS VECINOS

Las reuniones con las asociaciones de vecinos han comenzado a mantenerse no solo una vez el nuevo Metro-TUS se ha puesto en marcha, sino después de las numerosas críticas recibidas. Pero el motivo por el que no se había contado con los usuarios hasta ahora para diseñar este renovado y cuestionado sistema de transporte no está claro. Según ha explicado Sierra, se ha culpado a los vecinos de los problemas que está habiendo. “Se nos ha dicho que los vecinos utilizamos mal el transporte, que tenemos malos hábitos de transporte”, ha declarado, ante lo que ha recordado que en la zona de Cueto “hay tres residencias, algunas con pacientes asistidos”, algo que no han parecido tener en cuenta a la hora de diseñar los cambios, pues ha habido “residentes que han presentado demandas”.

Durante la redacción del proyecto, y según un informe de la Universidad de Cantabria, se mantuvieron “encuentros megafocales” con los vecinos, llegándose a la conclusión de que son las asociaciones las que quieren las lanzaderas de Valdecilla y El Sardinero. Sin embargo, la visión de Sierra es diferente a tenor de lo explicado por la anterior junta directiva de la asociación.

Según explica, sí que hubo reuniones, “pero no se llegó a esa conclusión”. De lo que se habló allí, siempre bajo el punto de vista de los vecinos, era de la necesidad de mejorar la movilidad en la ciudad, “de más líneas, pero nunca de lanzaderas”. En este sentido, la UC ha asegurado a los vecinos que ha realizado muchas encuestas entre los usuarios, “pero nosotros no tenemos constancia”.

“No puede ser que para justificar cualquier decisión se use a las asociaciones de vecinos”, ha lamentado Sierra, quien ha reconocido “indignación y malestar” entre los usuarios. Asimismo, se ha preguntado “qué dirán los comerciantes” del centro, pues muchos usuarios de la periferia que acudían de forma directa ahora se encuentran “muchas trabas”.

MULTAS

UCC recuerda que "la filosofía" del Metro-TUS era eliminar autobuses del centro para hacer el tráfico más fluido, algo que ya debiera solucionar el carrilbus

La presión también ha llegado desde la Unión de Consumidores de Cantabria (UCC), que ha lamentado que "las multas son lo que mejor funciona" del Metro-TUS, solicitando que se retiren y que el Ayuntamiento solucione "con urgencia" los problemas que "han generado", especialmente en los barrios de la periferia.

En un comunicado, la UCC considera que no es "justo ni aceptable" que mientras se producían "desajustes y confusión en los autobuses, ya se estuviese sancionando a los usuarios del carrilbus", y es que, según recuerda, el sistema para imponer multas a infractores estuvo operativo "sin problema" desde el primer día.

Asimismo, y dado el "descontento" generado por el nuevo sistema de transporte, considera "evidente" que los técnicos que han diseñado el Metro-TUS "no han hablado previamente" con los usuarios ni han conseguido diseñar un trazado que mejore el anterior.

Por otro lado, UCC cree que la nueva línea central entre Valdecilla y El Sardinero "no parece haber tenido mucha aceptación por cuanto los autobuses dobles circulan con escasos pasajeros, mientras las líneas 1 y 2 están habitualmente saturadas".

"Es decir, el Metro-TUS no está funcionando como transporte alternativo al coche, entre otras cuestiones porque ni siquiera se han habilitado en sus cabeceras aparcamientos gratuitos para quienes entran a la ciudad por gestiones o trabajo", añade.

Al respecto, recuerda que en el Sardinero se puede usar el aparcamiento del Racing, salvo en verano, pero en la zona de Valdecilla no hay estacionamientos disuasorios. Destaca además la "diferencia de criterio" que existe, a su juicio, en el mobiliario urbano de los intercambiadores, ya que mientras en Valdecilla "no hay ni mamparas en la parada y en el Sardinero los usuarios tienen a su disposición una sala cerrada con sillas y pantalla informativa", recalca.

UCC recuerda que "la filosofía" del Metro-TUS era eliminar autobuses del centro para hacer el tráfico más fluido, algo que ya debiera solucionar el carrilbus, "pero ahora se produce la paradoja de que por el centro de la ciudad circulan autobuses de Astillero, Torrelavega, Reinosa y Liencres, de excursiones turísticas y de transporte escolar". "Todos excepto los de los barrios de Santander: un agravio comparativo que no tiene justificación", añade.

Además, según dice, en las paradas del centro "no ha aumentado la frecuencia de paso de los autobuses y casi todas las líneas coinciden en llegar a la vez a las paradas, lo que genera retrasos", porque "unos autobuses se tienen que esperar a otros para dejar y coger pasajeros".

MEJORA CONTINUA

Igual ha declarado que "se pueden rediseñar" una vez que termine la ronda con los vecinos, pero no ha avanzado si es posible que alguna de ellas vuelva a pasar por el centro de la ciudad

Por su parte, la alcaldesa ha insistido en la "mejora continua" que se está llevando a cabo desde la puesta en marcha del proyecto, el pasado día 1, y ha recordado que se dio un plazo de un mes "para ir ajustando todos los imprevistos" desde la entrada en funcionamiento del nuevo sistema de transporte.

Precisamente sobre la posibilidad de que las líneas vuelvan a sufrir cambios, Igual ha declarado que "se pueden rediseñar" una vez que termine la ronda con los vecinos, pero no ha avanzado si es posible que alguna de ellas vuelva a pasar por el centro de la ciudad porque todavía no se han recogido todas las solicitudes. "Sería muy imprudente decir hoy qué va a pasar sin haberlo analizado", ha señalado.

En este sentido, ha remarcado que la reorganización que se ha hecho de las líneas "es algo que está muy estudiado" y "todavía no ha llegado el momento de estudiar alguna de esas propuestas que se han podido lanzar", ha insistido.

CAMBIOS

De todos modos, ha puntualizado que no se ha modificado el recorrido al 60% de usuarios del autobús municipal porque "hay muchas líneas que no cambian". Con respecto al otro 40%, ha reconocido que, aunque "tienen razón" en sus quejas, "lo peor que les puede pasar" en este momento es tener que hacer un trasbordo, que tiene una media de espera de cuatro minutos, algo que no concuerda con la experiencia de los propios usuarios.

En relación a la otra línea de actuación, los aspectos técnicos, ha indicado que el Consistorio sigue "trabajando continuamente" e introduciendo novedades, como los 15 tótem para cargar el móvil o recargar la tarjeta del TUS o la implantación de un autobús más en la línea 3 porque "iba muy justo en frecuencias".

También se ha detectado que los intercambiadores necesitaban cristales y ya está en marcha el proceso para colocarlos, ha recordado.

Con estas correcciones, según la alcaldesa, se pretende conseguir el objetivo de disponer de un transporte urbano que "no cambie cada cinco o diez años", sino que perdure en el tiempo, dada la dificultad de cambiar toda la red de transporte y las molestias que ello acarrea a los usuarios.

Comentarios