martes 18/1/22
LABORAL

Los examinadores de tráfico convocan una huelga indefinida a partir del 4 de septiembre

La Confederación Nacional de Autoescuelas denuncia que los paros de están causando un gran perjuicio a los ciudadanos y a las autoescuelas, mientras que los examinadores aseguran que ellos están moviéndose y presionando para desbloquear la situación y se preguntan qué hace mientras tanto el director general de Tráfico.

autoescuelas02
Vehículo de autoescuela

El colectivo examinador ha decidido convocar huelga indefinida a partir del 4 de septiembre, por lo que se están realizando las gestiones legales oportunas para convocar dicho paro indefinido, según ha informado la Asociación de Examinadores de Tráfico (Asextra). Asimismo, ha avanzado que el próximo 25 de julio se concentrarán ante la Dirección General de Tráfico (DGT) en Madrid para "protestar por los incumplimientos y engaños".

Los paros que se vienen realizando todos los lunes, martes y miércoles tienen un seguimiento que ronda el 80%

Esta concentración forma parte de las protestas y paros que vienen protagonizando desde el pasado mes de junio para solicitar el reconocimiento de la responsabilidad y los riesgos de accidentes y agresiones, además del trabajo a la intemperie que conlleva su trabajo y reivindicar un aumento de su complemento específico que, según aseguran, "fue prometido hace años, y por tres directores generales distintos". En este sentido, recalcan que los paros, que han obligado a suspender miles de pruebas, que se vienen realizando todos los lunes, martes y miércoles tienen un seguimiento que ronda el 80%, siendo cerca de 30 jefaturas las que están secundado los paros a diario con el 100% de sus efectivos. Asextra critica la "inmovilidad e inacción" de los responsables de la DGT y asegura que sigue reuniéndose con diputados en el Congreso con el fin de que puedan forzar con su intervención un desbloqueo de la situación.

"Con la 'zanahoria' de la supuesta creación de una 'especialidad' que no interesa a nadie, cuando encima se había prometido una escala propia que además, no era objetivo siquiera de esta huelga sino el complemento específico, se nos ha querido engañar una vez más, subestimando nuestra inteligencia", lamentan. Igualmente, aseguran que se intenta "confundir a la ciudadanía" y a los medios de comunicación con la supuesta creación de "más de 500" plazas, cuando "prácticamente todas están cubiertas por los actuales funcionarios y sólo 70 son de nueva creación que, según prevé Asextra, vendrán en 2019 en el caso de que aprueben todos el curso de examinadores. "Toda una serie de despropósitos que nos hace dudar de la idoneidad de los actuales responsables para gestionar este organismo", añaden.

De las 505 plazas de examinadores de las dos nuevas convocatorias, 435 no son nuevas sino de promoción interna

La Dirección General de Tráfico precisó este lunes que la nueva especialidad de tráfico aprobada la semana pasada por el Consejo de Ministros en el marco de la oferta pública de empleo no supondrá "ningún cambio ni perjuicio" a los funcionarios de las clases pasivas y que su salario se verá incrementado en 1.536,58 euros al año. Además, en un comunicado interno aseguró que el proceso para cubrir 435 plazas de promoción interna terminará antes de que acabe 2017 y que éstas están "destinadas exclusivamente" a examinadores. El Consejo de Ministros aprobó la creación de una especialidad de Tráfico dentro del Cuerpo General Administrativo de la Administración General del Estado –adscrita al subgrupo C1 de funcionarios del Estado– y dos convocatorias de 505 plazas de examinadores: la primera consiste en 435 plazas de promoción interna y la segunda consiste en 70 plazas de acceso libre. La primera pretende que el 60% de los examinadores actuales pasen del subgrupo C2 al subgrupo C1 y la segunda pretende “dar solución a la escasez de examinadores que en la actualidad sufre” la DGT, “especialmente en las provincias deficitarias de este personal”.

La Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE) ha denunciado que los paros de los examinadores de tráfico están causando un gran perjuicio a los ciudadanos y a las autoescuelas y están formando un gran tapón de aspirantes a conductores pendientes de examinarse, que llevará meses disolver. Por su parte, los examinadores reconocen el perjuicio que sus paros están causando tanto a la ciudadanía como a las autoescuelas, pero aseguran que ellos están moviéndose y presionando para desbloquear la situación y se preguntan qué hace mientras tanto Gregorio Serrano, director general de Tráfico.

Comentarios