martes. 16.08.2022
cantabria

Ecologistas en Acción no está de acuerdo con el borrador del plan de gestión del lobo

La asociación desaprueba las medidas de control de la población y advierte que si el texto no es "profundamente reformulado" se opondrá al mismo.

La Organización Nacional de la Caza considera que el lobo está sobreprotegido
Ecologistas en Acción no está de acuerdo, entre otros puntos, con los controles de población del lobo

Ecologistas en Acción Cantabria ha presentado sus propuestas para la modificación del primer borrador del Plan de Gestión del Lobo en Cantabria, que fue adelantado por la Dirección General del Medio Natural a las organizaciones que componen la Mesa del Lobo, el pasado mes de enero. EA se opone a las medidas de control de la población y advierte que si el texto no es "profundamente reformulado" antes de su publicación, se opondrán al mismo.

Según esta organización, se trata de un plan de gestión que parte de la "indefinición legal" de la especie, ya que no clarifica la figura de catalogación del lobo en Cantabria; que debe estar estipulada de acuerdo a la legislación vigente en materia de conservación de la naturaleza en Cantabria. A partir de esa "inconcreción", el desarrollo del plan es a su entender, "incompleto".

Se trata de un plan de gestión que parte de la "indefinición legal" de la especie, ya que no clarifica la figura de catalogación del lobo en Cantabria

El "principal escollo" para EA es que dicho plan contempla medidas de control de la población de lobos, es decir, dar muerte periódicamente a un número indeterminado de ejemplares, algo a lo que Ecologistas en Acción se opone. De hecho, sostiene que es una medida "totalmente innecesaria y contraproducente si el objetivo es reducir la conflictividad por daños, como demuestra -dice- la comunidad científica y la experiencia de nuestros vecinos asturianos y vascos".

El plan también contempla una zonificación de la región que a juicio de EA, "adolece" de criterios ambientales y prioridades de conservación según la legislación europea, nacional y regional.

En un comunicado de prensa, EA destaca que el lobo tiene un papel ecológico importante en la Red de Espacios Naturales Protegidos (incluido el Parque Nacional de los Picos de Europa) y en la Red Natura 2000; "y esa consideración debería ser distintiva desde un punto de vista territorial, salvaguardando y priorizando la conservación de lobos frente a la adopción de métodos de control de ejemplares, y nunca de población", opina.

"Lo que no parece razonable es seguir gestionando el medio natural como desde hace siglos, a golpe de rifle, y lamentarse después constantemente de la sobreabundancia de jabalíes, ciervos y por supuesto lobos. ¿En qué quedamos?", se pregunta Ecologistas en Acción, que apela a la responsabilidad administrativa y exige que no se mezcle la gestión medioambiental con actividades recreativas basadas en medidas letales "sin control ni evaluación (como la caza)".

Lo que no parece razonable es seguir gestionando el medio natural como desde hace siglos, a golpe de rifle, y lamentarse después constantemente de la sobreabundancia de jabalíes, ciervos y por supuesto lobos. ¿En qué quedamos?

EA considera que recurrir a matar un porcentaje de lobos todos los años es una solución "cortoplacista e injustificada". En este sentido, señala que desde la administración "se tiene a pensar, equivocadamente, que atendiendo las demandas de ciertos sectores locales, se consigue calmar el conflicto al menos durante un tiempo, y se reduce el furtivismo. La experiencia ha demostrado que esto no es así", insiste.

Al respecto, señala que las medidas de control letal sobre lobos "no están sirviendo en absoluto para calmar los ánimos de las organizaciones profesionales del sector ganadero. De hecho, más bien todo lo contrario; ya que se está comprobando un aumento de la crispación del sector y a su vez un repunte en el furtivismo, análogamente a lo que está ocurriendo con los incendios intencionados".

Por todo ello, consideran que se deben experimentar nuevos métodos de gestión de la especie "y abandonar el que se ha comprobado totalmente ineficaz". Así, sostienen que la solución a los ataques de lobo sobre la ganadería "pasa ineludiblemente por la implantación seria, y con compromisos concretos, de medidas preventivas".

Medidas que este plan de gestión "tampoco aborda realmente", según EA, ya que "no especifica la manera en que deberán ser adoptadas dichas medidas y elude los detalles necesarios, por ejemplo, los requisitos de condicionalidad para la concesión de ayudas a los ganaderos en extensivo en esta línea".

Ecologistas en Acción añade que el lobo "no supone un riesgo" para la viabilidad económica de la ganadería extensiva en la región, por lo que considera necesario "retirar esta presunción" del texto de dicho plan, o de cualquier directriz para la gestión de la especie.

El lobo no supone un riesgo para la viabilidad económica de la ganadería extensiva en la región

El colectivo considera que "los peligros que realmente acechan a la ganadería extensiva están relacionados directamente con factores de mercado y la globalización, incluyendo los tratados de libre comercio".

Por último, pide que se cumpla la ley, y que la administración aumente la transparencia sobre su propia gestión haciendo públicas, a través del BOC, las resoluciones administrativas en las que se autoriza el control con muerte de lobos, con su correspondiente justificación y detalles técnicos, y que esta "condición ineludible" aparezca debidamente reflejada en el plan de gestión de la especie.

Comentarios