domingo 5/12/21

El Pleno del Ayuntamiento de Santander ha rechazado hoy con los votos en contra de PP y Ciudadanos, la abstención de PRC y Vox, y los votos a favor de PSOE y Unidas por Santander (UxS), esta última promotora de la iniciativa, la elaboración de un estudio de viabilidad para que una empresa pública preste el servicio de limpieza viaria que se ha rescindido a la UTE Ascan-Geaser, junto con un reglamento de régimen jurídico del servicio suspendiendo, la elaboración de un nuevo pliego del contrato y subrogándose los trabajadores de la concesión liquidada.

Precisamente esta segunda parte de la moción, que el PRC pretendía eliminar en una moción transaccional que no ha sido aceptada, ha hecho que los regionalistas no hayan apoyado la iniciativa, aduciendo que "el tiempo apremia" en un servicio esencial y "no debemos paralizar el pliego" del nuevo contrato.

Mientras los grupos que han votado a favor han defendido la oportunidad de abrir el debate sobre la gestión directa -sin excluir a empresas mixtas- tras el "fracaso" en el control del contrato de basuras, la concejala de PP, Margarita Rojo, ha recordado que la titularidad del servicio siempre es municipal y ha afirmado que habría "muchas dificultades" para la gestión con medios propios dado que se trata de un servicio "muy complejo", cuya "magnitud" hace "muy complicada" la prestación. "No hay fórmulas mágicas, cada ciudad hace lo que considera mejor, cualquier opción puede ser buena o mala", ha sostenido. Si bien ha subrayado la necesidad de un "control efectivo" de los servicios, ha insistido en que "no hay ninguna elección mejor que otra".

En un sentido similar, el portavoz de Cs, Javier Ceruti, ha argumentado que, si el servicio volviera a gestión municipal, la burocracia lo "asfixiaría en pocos meses", y "no es viable". En su opinión, es más eficaz un servicio externo con un control "efectivo", además de que podría funcionar "igual de mal con una gestión directa sin control".

Mientras, el promotor de la moción, el portavoz de UxS, Miguel Saro, no ha ocultado que la misma "va dirigida a recuperar la gestión directa" del servicio, y aunque la Junta de Gobierno se oponga, se trata de los grupos se posicionen sobre "si vale la pena estudiarlo", ha indicado.

El portavoz socialista, Daniel Fernández, ha llamado a "no cerrar en falso el debate" de la prestación pública del servicio tras el "fracaso del modelo del PP". De hecho, en su opinión, es el momento de abrir el debate sobre el mejor modelo de prestación de los servicios puesto que, además, "no hay un solo informe técnico que diga que no es factible" la gestión pública, ha asegurado, y más cuando el modelo de "externalización sin fiscalización ha sido un fracaso", ha reiterado. También ha insistido en hablar de "adjudicación a dedo" a la concesionaria temporal, Cespa, por 16,4 millones; ha asegurado que la limpieza saldrá más cara; ha expresado su preocupación por la seguridad jurídica y los sobrecostes judiciales; y ha afirmado que no se subrogará a todos los trabajadores.

Rojo ha negado la primera y la última de estas cuestiones -claro que se subrogará a todos los trabajadores subrogables"- y ha advertido sobre las "balas a la parte contraria". "Es un momento delicado, seamos cuidadosos y no nos resbalemos con asuntos complicados para el Ayuntamiento", ha pedido la popular.

El portavoz del PRC, José María Fuentes-Pila, ha criticado la "política de hechos consumados" del equipo de Gobierno, ha dicho que el informe de Intervención "pone en solfa" la evaluación realizada por aquel y ha censurado la "ausencia" de la directora general de Medio Ambiente, responsable de servicios públicos esenciales como basuras, que no ha dado explicaciones. "Si hay corresponsabilidad en lo que ha ocurrido, también la hay política", ha remarcado. Al hilo, el regionalista, para quien la moción plantea "un debate ideológico", ha enfatizado que la revisión de los contratos es una obligación del equipo de Gobierno.

El portavoz de Vox, Guillermo Pérez-Cosío, ha considerado que la moción tenía "poca utilidad" porque requería la mayoría absoluta del Pleno para salir adelante, si bien ha criticado las "deficiencias clamorosas" del contrato de basuras que apuntan a "deficiencias" en el control municipal y el "mal pronóstico" de la comisión de investigación de basuras. En este sentido, en el debate, los grupos de la oposición también han denunciado que la alcaldesa, Gema Igual (PP), no haya cumplido el mandato del anterior Pleno de llevar a esta sesión la modificación del reglamento del Pleno para la creación de comisiones de investigación, como la de basuras que reclaman.

La iniciativa también incluía la elaboración de un estudio jurídico y económico financiero sobre la posibilidad de la recuperación para la gestión directa del resto de servicios públicos externalizados sobre los que existan sanciones por incumplimiento de obligaciones del contrato que puedan motivar su resolución en las condiciones fijadas por la legislación sectorial.

 

OTROS ASUNTOS

Por otra parte, el Pleno ha aprobado una moción socialista, con transaccional del PP, para elaborar una ordenanza para la concesión de ayudas a la rehabilitación de edificios de uso residencial con criterios de mejora de la eficiencia energética. Además, tanto para esta ordenanza como para la vigente de realización de obras en fachadas, se estudiará la posibilidad de incrementar las ayudas para el caso de personas en situación de vulnerabilidad, teniendo en cuenta los ingresos de la unidad familiar y/o su pertenencia a un colectivo de especial protección.

También ha prosperado dos mociones de UxS, una con transaccional de Cs, para en el plazo de seis meses, el diseño e implantación de un modelo participativo entre todos los sectores de la ciudad con el fin de ampliar la participación de la redacción del futuro Plan de Movilidad Sostenible; y la creación de un Observatorio de Movilidad local una vez finalice la redacción del nuevo Plan de Movilidad Sostenible. La otra, con el único voto en contra de Vox, para participar en la campaña Punto Violeta contra la violencia de género.

Sin embargo, se ha rechazado, con el único voto a favor de su promotor, Vox, la moción para realizar una encuesta pública sobre la continuidad de las obras de estabilización de la playa de La Magdalena.

Comentarios