domingo. 03.07.2022
EMPLEO

7.588 trabajadores cántabros menos entre abril y junio por la movilidad laboral

Un informe del SEPE desvela que la Comunidad Autónoma presentó un balance negativo de 3.079 contratos durante el segundo trimestre de 2015.

La industria es uno de los sectores más afectados por la movilidad laboral
La industria es uno de los sectores más afectados por la movilidad laboral

A pesar de que el anterior Gobierno regional del Partido Popular ha insistido en reiteradas ocasiones sobre la buena situación que atraviesa Cantabria, algo que en principio confirman los datos macroeconómicos, la realidad de los ciudadanos sigue siendo muy distinta. El balance de la movilidad de los trabajadores reitera la mala situación laboral que vive la región, que en el segundo trimestre de este año perdió 3.709 cántabros que encontraron trabajo fuera de la Comunidad Autónoma.

Según los datos básicos de Movilidad de los Trabajadores del Observatorio de las Ocupaciones facilitados por el SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal), documento al que ha tenido acceso El Diario Cantabria, entre abril y junio de 2015 se firmaron en Cantabria 3.879 empleos a trabajadores de fuera de la región, pero fueron 7.588 cántabros los que encontraron un empleo más allá de las fronteras de la región.

El balance que esto arroja es una pérdida de más de 3.700 trabajadores, lo que representa una tasa de movilidad del 9,69%. El informe califica a la región como una provincia emisora, es decir, con un saldo superior a los 250 contratos salientes.

En la práctica esto significa que Cantabria tiende más a exportar trabajadores que a atraerlos, lo que se enmarca en el argumentario del actual Gobierno PRC-PSOE, que ya ha manifestado en más de una ocasión su intención de atraer empresas que generen más empleo y sean un atractivo para trabajadores de todas las partes de España.

Servicios e industria, los más afectados

Los datos por sectores ofrecen una visión mucho más precisa del comportamiento de la contratación en la región. A pesar de que el sector servicios sigue siendo uno de los pilares básicos de la economía, el sector sufre una pérdida de contratos de 2.278, siendo 5.293 los cántabros que han salido de la región y 3.015 los españoles que han llegado a Cantabria para firmar un contrato.

La industria también se ha visto muy afectada en este sentido. Hasta 1.256 cántabros han encontrado trabajo fuera de la Comunidad Autónoma (firmando para ello un contrato), mientras que Cantabria solo ha recibido de fuera 393 españoles. Esto deja un balance negativo de 863 contratos.

En líneas generales, y según el estudio realizado por el SEPE, todos los sectores experimentan una pérdida en el segundo trimestre del 2015, aunque es la construcción la más afectada. En comparación con el trimestre anterior los contratos entrantes han descendido un 23,68%, mientras que los salientes han aumentado un 6,1%.

En cuanto al grupo ocupacional, son los trabajadores no cualificados los que más han tenido que salir de Cantabria para encontrar un empleo, en concreto 2.073. Teniendo en cuenta que solo llegaron 619 empleados, el saldo negativo es de 1.454 contratos menos durante el segundo trimestre del año.

Como puede desprenderse del análisis por sectores, los trabajadores de la restauración, los servicios personales o los vendedores de comercios también experimentan una fuerte reducción en el número de contratos. Frente a los 1.268 que llegaron desde fuera de Cantabria, 2.182 trabajadores de la región firmaron contratos en otras comunidades autónomas, lo que supone una movilidad saliente de 914 personas.

A pesar de todo, la mayor tasa de movilidad se da en la dirección de las empresas y administraciones públicas (27,03%) y en los técnicos y profesionales científicos e intelectuales (25,3%), lo que vuelve a poner el acento en la necesidad de atraer industria y, con ella, evitar la pérdida de profesionales de la región.

Mayor movilidad a nivel nacional

Los datos de Cantabria se enmarcan en un contexto de mayor movilidad de los trabajadores en el conjunto de España, que en el segundo trimestre del año fue de 608.472 personas, frente a las 487.292 del primer trimestre. Esto supone un incremento del 24,87%, y un aumento interanual del 13,34%

Por grupos de edad, los trabajadores con edades comprendidas entre los 25 y los 34 años sufren una mayor movilidad. En concreto, un 36,85% del total. También los individuos entre 35 y 44 años presentan una tasa alta, próxima al 29% sobre el total.

El sector que más movilidad experimenta es el de la agricultura, la ganadería y la pesca, con un 22,78% sobre el total (en el segundo trimestre la movilidad fue de 138.639 trabajadores), mientras que las industrias extractivas y los sectores energéticos fueron los que menos movilidad presentaron, en torno al 0,05%.

Cantabria sigue la senda de la media nacional en cuanto a grupos ocupacionales se refiere. Los trabajadores no cualificados y los trabajadores de servicios de restauración y personales fueron los que experimentaron, en el conjunto de España, una mayor movilidad, con un 36,21% y un 23,57% sobre el total respectivamente. Asimismo, la mayor tasa de movilidad la presentaron la dirección de empresas y los técnicos y profesionales científicos e intelectuales, que se quedó en ambos casos muy cerca del 21%.

7.588 trabajadores cántabros menos entre abril y junio por la movilidad laboral
Comentarios