viernes. 24.05.2024

La presidenta de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, exigirá al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico que licite "inmediatamente", si es posible en 2024, las obras del subfluvial entre Santoña y Laredo, y agilice "al máximo" la tramitación de las otras tres actuaciones pendientes del saneamiento de las Marismas de Santoña, los colectores del Asón y de la ría de Rada, y la mejora de la Estación Depuradora de Aguas Residuales de San Pantaleón".

Buruaga trasladará esta reivindicación a los responsables del Ministerio "en cuanto tenga ocasión", mientras que el consejero de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Roberto Media, lo hará el miércoles 15 en la reunión con la presidenta de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, Bárbara Monte. Así lo ha confirmado hoy la presidenta en la reunión con los alcaldes de los nueve ayuntamientos afectados, que han estado todos presentes excepto el de Argoños por motivos laborales, y representantes de la Plataforma en Defensa del Saneamiento del Río Asón y las Marismas de Santoña.

Para Buruaga, el Gobierno de España tiene que dar una repuesta "urgente, imperiosa y definitiva" a esta situación, y concluir un proyecto que acumula ya 30 años de retraso -fue declarado de interés general en 1994-. Por este motivo, ha instado a los ayuntamientos integrados en las Marismas y a la plataforma defensora a "remar todos en la misma dirección" y "hacer fuerza" para trasladar al Ejecutivo central la importancia de llevar a cabo estas cuatro obras pendientes, por valor de 130 millones de euros, para el desarrollo socioeconómico de la zona, el medioambiente y la calidad de vida de los vecinos de estos municipios.

Sobre el subfluvial de Laredo, que es la actuación de mayor envergadura y la que condiciona la puesta en marcha de todo el saneamiento, Buruaga ha reclamado "prioridad política y presupuestaria" para acometer esta obra que se paralizó en 2016 por un problema técnico y que la Demarcación Hidrológica del Cantábrico no prevé su conclusión hasta 2028, es decir, doce años después de su paralización.

La presidenta cree que es necesario dar un "fuerte impulso" para finalizar esta infraestructura porque, a su juicio, "no puede ser que se sigan vertiendo eternamente residuos sin tratar a un humedal que es patrimonio medioambiental protegido por la UNESCO y a una población de casi 60.000 personas de la cuenca del bajo Asón", vertidos que se producen, ha concretado, en más de 30 puntos localizados.

Finalmente, ha asegurado que el Gobierno de Cantabria va "seguir muy de cerca" toda la tramitación para que se cumplan los plazos y no se produzcan nuevas demoras "que no nos podemos permitir".

En la reunión han participado los alcaldes de Limpias, Ignacio Sainz; Ampuero, Amaya Fernández; Santoña, Jesús Gullart; Laredo, Miguel González; Colindres, Javier Incera; Bárcena de Cicero, Gumersindo Ranero; Escalante, Francisco Sarabia, y Voto, Santiago del Campo. Por parte de la plataforma de afectados, ha acudido su portavoz, Enrique González, mientras que Buruaga ha estado acompañada por el consejero de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Roberto Media; la directora general de Aguas y Puertos, Marina Tejerina, y el subdirector general, José Antonio Roldán.

Ignacio Saiz ha apelado a "hacer fuerza entre todos" para poner fin a esta situación, mientras que Enrique González se ha mostrado "escéptico, pero esperanzado" por el anuncio de la conclusión del proyecto en 2028.

Al término de la reunión, la presidenta y el resto de autoridades han realizado una visita a la ría de Limpias para comprobar el problema medioambiental que padece esta zona de Cantabria desde hace muchos años.

ESTADO DE LAS OBRAS PENDIENTES

El proyecto para el saneamiento integral de las Marismas de Santoña, que fue declarado de interés general por el Estado en 1994, arrancó en marzo del año 2000 con la firma del protocolo general entre el Ministerio de Medio Ambiente, la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio del Gobierno de Cantabria y la Confederación Hidrográfica del Norte.

Tres décadas más tarde, aún quedan pendientes de ejecución el subfluvial entre Laredo y Santoña, el colector general del Asón, el colector general de la Ría de Rada y la mejora de la EDAR de San Pantaleón.

En concreto, el subfluvial Laredo-Santoña se encuentra paralizado desde 2016 y la previsión del Ministerio es que esta obra, incluida en el nuevo Plan Hidrológico de Demarcación Hidrográfica del Cantábrico, se lleve a cabo en 2028, es decir, más de una década después de su paralización.

El Gobierno de Cantabria va a reclamar la redacción del proyecto y el inicio de las obras de una actuación cuyo retraso, además, ha provocado que no se hayan podido poner en funcionamiento ni los colectores, bombeos y aliviaderos del tramo entre Laredo y Colindres ni el colector general de Laredo, a pesar de estar acabados. Precisamente, la falta de uso ha provocado un "fuerte deterioro" en estas infraestructuras y su futura puesta en marcha requerirá de una importante inversión.

También se han producido "retrasos considerables" en las obras del colector interceptor del río Asón. Esta obra, que fue adjudicada en 2018 por más de 8 millones de euros y debería haber concluido en 2020, tuvo que suspenderse porque no se disponía de los terrenos necesarios para su ejecución. En marzo de 2023 se adjudicó el contrato para la redacción de un nuevo proyecto, cuya finalización está prevista para septiembre de 2025.

En cuanto a la construcción del colector interceptor de la ría de Rada, aunque el proyecto de obras se aprobó en abril de 2014, distintos condicionantes han hecho necesaria su adaptación y el plazo de redacción del nuevo proyecto no concluirá hasta octubre de 2025.

La última de las actuaciones pendientes es la mejora la Estación Depuradora de Aguas Residuales de San Pantaleón, que está en fase de anteproyecto y a la espera de la declaración de impacto ambiental.

Buruaga exige al Ministerio que licite "inmediatamente" las obras del subfluvial entre...
Comentarios