lunes. 04.07.2022
SANTANDER

Las familias del IES Cantabria llevarán a los tribunales la construcción de la gasolinera

Pancarta colgada en el IES Cantabria en contra de la gasolinera | Foto: edc
Pancarta colgada en el IES Cantabria en contra de la gasolinera | Foto: edc

Las familias del Instituto de Educación Secundaria Cantabria, en Santander, han anunciado su intención de interponer una demanda para solicitar medidas cautelares para paralizar la construcción de la gasolinera próxima al centro y un recurso contencioso administrativo para revocar la licencia de obra. "Iremos hasta el final", han advertido. En un comunicado firmado por el presidente del AMPA, Gabriel Moreno, las familias dicen sentirse "abandonadas".

El AMPA piensa llevar a cabo más acciones "para generar masa crítica y aumentar la contestación social"

Desde que se conoció el inicio de las obras para construir una gasolinera anexa al IES, los padres han mantenido reuniones institucionales y con diversos colectivos que les han mostrado su apoyo. En este sentido, Moreno ha indicado que la alcaldesa, Gema Igual, la consejera de Educación, Marina Lombó, los concejales de Fomento, César Díaz, y de Urbanismo, Javier Ceruti, la FECAV y la Junta de Personal Docente "están de acuerdo con que no se debiera construir la gasolinera junto al centro educativo", si bien "lamentablemente ni la Dirección General de Salud Pública, ni la de Medio Ambiente ni el vicepresidente nos han recibido".

Una de las madres ha explicado que "lo que más nos indigna y no alcanzamos a entender" es que "nadie durante los dos años de la vida del expediente, ni del Ayuntamiento de Santander ni del Gobierno de Cantabria, haya comunicado ni al centro educativo ni a la AMPA que se iba a construir una gasolinera, especialmente durante el periodo de exposición pública para haber podido presentar las alegaciones oportunas".

Para otra madre es "evidente" que "todas las personas que han participado en la tramitación del expediente, e incluso que han elaborado informes, han mirado para otro lado y han obviado e ignorado la presencia del instituto", lo que considera "un desprecio a la salud y seguridad de nuestras hijas e hijos, así como al profesorado, y eso nos duele profundamente".

"Es inconcebible que se haya elaborado un informe, contratando una empresa para ello, para evaluar que no hay daños al patrimonio arqueológico en la parcela en la que se va a construir la gasolinera y que nadie haya redactado un informe sobre la afección a la salud del ruido, de los gases, de los compuesto orgánicos volátiles, del tráfico,... en las personas, como si los menores de edad del instituto no importaran", ha apuntado otra madre.

Para una cuarta madre, "desde el principio nos han dejado claro que la única y triste salida es ir al juzgado, algo que ya estamos a punto de hacer". En este sentido, ha anunciado la intención de que su abogada interponga "una demanda para pedir medidas cautelares para parar la obra, que es nuestro principal objetivo, e interponer recurso contencioso administrativo para revocar la licencia de obra".

Asimismo, el AMPA piensa llevar a cabo más acciones "para generar masa crítica y aumentar la contestación social", de modo que los viernes se seguirán haciendo concentraciones en el centro a las 11:00 horas, con la participación del alumnado del instituto y de colegios cercanos; se celebrarán asambleas informativas los viernes a las 16:00 horas abiertas a las familias, profesorado y población en general; y otras actividades "que iremos anunciando, sin descartar ninguna vía, incluso la política", ha avanzado un padre.

"Somos conscientes de la dificultad del proceso judicial, pero estamos convencidas que estamos haciendo lo que debemos para defender la salud y seguridad de nuestra hijas e hijos, y en el caso que se acabe construyendo la gasolinera estaremos muy vigilantes para que se cumpla todas las obligaciones legales y toda la normativa correspondiente", han concluido.

Comentarios