lunes. 11.12.2023

La Audiencia Provincial de Cantabria ha condenado a dos hombres a seis años de prisión y al pago de una multa de 19 millones de euros cada uno por introducir en España 363 kilos de cocaína, que se encontraba en el interior de un vehículo-vivienda procedente de Chile.

El juicio estaba previsto este martes, pero no ha llegado a celebrarse porque los acusados han reconocido los hechos y la fiscalía y la defensa han formalizado el acuerdo alcanzado previamente, y la Audiencia ha dictado sentencia, que es firme, en los términos del mismo, considerando a ambos autores de un delito contra la salud pública de sustancias que causan grave daño.

A la hora de acordar la pena impuesta, se ha tenido en cuenta la circunstancia atenuante de drogadicción, ya que ambos son adictos a sustancias estupefacientes, lo que merma sus facultades mentales y volitivas, "habiendo realizado esta actividad para terceros, que se desconocen, con el objeto de financiarse su adicción".

Según los hechos que se han considerado acreditados y que los dos acusados han reconocido, estos figuraban como destinatarios de la mercancía y fueron detenidos cuando acudieron a la Zona Franca de Barcelona para hacerse cargo de la misma.

La droga, que arrojó un peso neto de 363,625 gramos de cocaína y está valorada en 19,11 millones de euros, llegó en el interior de un vehículo-vivienda que fue transportado desde Chile en el interior de un buque que arribó al puerto de Barcelona.

OTRA SENTENCIA POR COCAÍNA EN SANTANDER

Por otro lado, la Audiencia de Cantabria ha condenado esta mañana a otro hombre como autor de un delito contra la salud pública de sustancias que causan grave daño, tras reconocer que traficaba con cocaína desde su piso en Santander.

El tribunal le ha impuesto una pena de dos años de prisión y 200 euros de multa, aplicándole el tipo penal de menor entidad del hecho.

Comentarios