lunes. 26.09.2022

 Las dos crías de águila pescadora que han nacido el pasado mayo en la bahía de Santander se han desarrollado con normalidad y han emprendido su viaje al sur, donde pasarán el invierno. Además, ya ha llegado el primer ejemplar invernante de águila pescadora a la bahía de Santander

Así ha informado hoy en un comunicado Bahía de Santander Ecoturismo, que ha destacado la "histórica y exitosa" temporada de cría para el águila pescadora.

Histórica porque este año han nacido las primeras águilas pescadoras en la Cornisa Cantábrica desde los años 60 del pasado siglo, y exitosa porque los dos pollos se han desarrollado con normalidad y han emprendido el viaje migratorio, han explicado.

Los promotores de la recuperación de estas aves han destacado la importancia de estos hechos para la recuperación del águila pescadora, ya que estos dos nuevos ejemplares "anuncian el inicio de la recolonización de la especie en la Cornisa Cantábrica, una población que servirá de puente entre las colonias reproductoras de Francia y Andalucía", han indicado.

Los pollos, macho y hembra, nacieron a mediados de mayo, fueron anillados el 21 de junio y se les llamó Miera y Mouro

Los pollos, macho y hembra, nacieron a mediados de mayo, fueron anillados el 21 de junio y se les llamó Miera y Mouro. En julio realizaron sus priemeros vuelos. Miera fue observada por última vez el 28 de agosto y Mouro el 5 de septiembre.

Las aves fueron objeto de un programa de seguimiento toda la temporada con voluntarios de diferentes puntos de España. La iniciativa también ha contado con la colaboración de las empresas Birla Carbon y Carbono Gestión, dentro de sus programas de Responsabilidad Social Corporativa, pues se trata un programa neutro en carbono.

El águila pescadora figura en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas con la categoría 'Vulnerable' y en el Libro Rojo de las Aves de España (2004) 'En Peligro Crítico', situación que hace necesaria la implementación de proyectos de conservación de sus poblaciones desde los gobiernos regionales, las entidades locales y organizaciones privadas, señalan los promotores, que han reiterado su petición de implementar medidas protectoras en el espacio de cría para la reducción de molestias.

Comentarios