jueves. 18.04.2024
La opinión de
Víctor Corcoba Herrero

Víctor Corcoba Herrero

Los frutos que requiere la tierra de sus moradores

Ejercitemos el respeto desde la diversidad, con la intención de enriquecernos mutuamente, para no ver al otro como una amenaza, sino como un apoyo para el crecimiento del linaje y sustento de la especie.

Tomar conciencia de la realidad: ¡hay que actuar ya!

No permitamos que gobiernen los huracanes del odio y la venganza, que soplen cada vez más fuerte, obviando ese cultivo armónico que requerimos en una tierra que ha de ser de encuentro, coexistencia y diversidad

Trastornos mentales diagnosticados; que requieren de una prosperidad humanística

Reafirmar y promover la plena realización de todos los derechos humanos y libertades fundamentales de las personas con hiperactividad, ansiedad, autismo, trastorno bipolar o de conducta, en igualdad de condiciones con los demás, aparte de ser algo justo para hacer realidad el sueño de una sociedad inclusiva, nos insta a comprendernos en la diversidad y a extender el abrazo, que es lo que en realidad nos lleva a una vida plena y gratificante

El verbo se involucra en nuestra vida

Celebremos el amor ilimitado de la Cruz y mientras hacemos pausa en nuestro diario de vida, disfrutemos del anhelo de una estación mejor, en la que también nosotros podamos ser mejores, liberados de la pandemia de maldades

Del conflicto de confianza; al acuerdo de acogida

Si el problema de la deshumanización es sustancialmente una confusión en el vocablo de amor, también la cuestión del desarme es una contrariedad más en el término de la confianza recíproca

Mantener la vida en el planeta

Defender la supervivencia, cuidarla y promoverla, es tarea de todos y de cada uno de nosotros. Hemos de implicarnos en restaurar el mundo natural, pero también el universo de lo armónico

Los efectos del ojo por ojo

“Detesto la acción de esas gentes bárbaras que todo lo entregan al terror, que nada construyen y que todo lo destruyen, porque sus simientes son de rencor y antipatía. Prefiero las gentes de palabra, de diálogo sincero, de paz en suma”

Tomo el camino de la Utopía

Lo prioritario radica en llenarse de entusiasmo y de ganas de vivir. Por eso, es fundamental contribuir a la construcción de lo armónico, bajo el liderazgo de personas dispuestas a servir, no a servirse de la apropiación del poder

La continua novedad de vivir

Es bueno ganar confianza, dejar de oprimirnos, no resignarse por nada y proyectarnos hacia el futuro. Acomodarse disminuye la pasión de adentrarnos en el continuo trance de renacerse

Talantes olvidados

“Estoy profundamente convencido, que la unidad de la familia humana, llegará justo en el momento en que todo se descanse en una comunión de donaciones etéreas y no de intereses mundanos”

Una extensa ramificación de maldades deslumbra el horizonte del bien

Sólo desde la unidad se puede reconstruir lo destruido, superar las divisiones existentes entre unos y otros, derribando barreras y prejuicios étnicos y culturales. Estoy convencido que, vencidas las divisiones y dominados los enfrentamientos; germinará ese espíritu conciliador, tan necesario como innato, en favor de la ciudadanía y los pueblos

Volver la mirada hacia nosotros mismos

Resulta hermoso volver a unirse y a reunirse alrededor de una mesa clemente, tras reconocerse uno así mismo, engrandeciendo los vínculos que nos fraternizan

Un corazón inmaculado en medio de un mundo corrompido

A poco que hagamos un alto en el itinerario, observaremos el singular privilegio de contar con una impecable Abogada, siempre vinculada a nosotros, a fin de que toda la humanidad sea una sola familia

Hacer espacio para todos

Ciertamente, nada se consigue sin trabajo; y, en este mundo que estamos reconstruyendo entre todos cada aurora, tenemos que hacer espacio para la concordia.

Las pequeñas grandezas de cada día

Los ambientes naturales o sociales entre los que nos movemos, están altamente polarizados, lo que deteriora la familiaridad en el trato entre análogos, envenenando los diversos diálogos y poniendo en riesgo las voces disidentes

Acercarnos entre sí, para realizar obras de amor

Lo vital es entroncarse al camino correcto y no tirar la toalla nunca, seguir adelante siempre con brío conciliador, fortaleciendo las buenas y sanas relaciones, defendiendo las atmósferas del paso con espíritu ecuménico, reeducándose en el diálogo y en el respeto a los demás

Momento para reflexionar

¡Qué agradable sería el mundo en el que no hubiera dominadores ni dominados, sino verdaderos poetas de corazón y en guardia permanente! No perdamos la misión de buscar y de rebuscar para conocerse y poder situarse en la belleza del fundamento

Camino y memoria

El deseo de estar en contacto, así como el instinto de comunicación, nos hace entrar en diálogo, que es lo que en realidad necesitamos cultivar con autenticidad

Elevar el alma para acabar con las armas

No hay mejor desarrollo integral que avivar el camino del bien, la senda de la bondad, para llegar al horizonte de la familia en comunión y en comunidad, que es como se injerta y brota ese poema perfecto, reclamado por el astro como secuencia existencial

Por un cielo azul y una tierra fecunda

Es cierto que nuestras sociedades están cada vez más interconectadas entre sí, pero también más fragmentadas, con métodos de explotación de los recursos que, aparte de degradarnos por completo como seres pensantes, nos causan un daño profundo

Tiempo de prueba; momento de opción

El diálogo continúa siendo la única vía para encontrar enfoques conjuntos y soluciones comunes a las amenazas y retos globales a los que diariamente nos enfrentamos

Existimos para cohabitar

Hagámonos los itinerarios más fáciles, rompiendo el silencio de la soledad y compartiendo las propias lágrimas del camino