martes. 23.04.2024

Filiz Navidá, Filiz añu y más cosucas

Estas celebraciones son siempre una ocasión inmejorable para dar valor y preponderancia a nuestra lengua

Que mejor manera de cerrar el año que ya termina de dos formas diferentes, una diciendo en cántabru “Filiz Añu 2024” (Feliz Año 2024), y otra, celebrando la estupenda noticia dada a conocer los primeros días del mes de diciembre, y que a la postre daban buena cuenta de la que posiblemente es la primera referencia histórica al glotónimo “cántabro” (1902), como bien afirma el Proyeutu Dipriendi. El enlace de referencia aquí: https://depriendi.wordpress.com/2023/12/11/posiblemente-la-primera-referencia-historica-al-glotonimo-cantabro-1902/?fbclid=IwAR37myayyarveBN2Dkl02XRk_BGnzcXzlK7RXkja8mjfc0q-Qus0O-9Tx7s

Por otro lado podemos decir, muy a propósito de las celebraciones en las cuales ahora estamos, que el 25 de diciembre se celebra en buena parte del mundo la Navidad, un día este que es festivo, aunque también lo es para un gran número de no cristianos. Pero independientemente de si eres o no creyente, estas celebraciones son siempre una ocasión inmejorable para dar valor y preponderancia a nuestra lengua. Y quizá una buena manera y forma de hacerlo sea felicitar las mismas con la frase “Filiz Navidá” o “Filiz Añu” a nuestros amigos y conocidos, haciendo así y de esta manera una propaganda extra y beneficiosa a nuestra lengua; y siempre en unas fechas que son tan señaladas y destacadas en el calendario festivo.

Una Navidad que en realidad surgió para sustituir la celebración de Saturno (entonces el rey del Sol), pues en los tiempos del nacimiento de Jesús, y aún antes y después, Roma festejaba en diciembre (del 17 al 24) las llamadas Saturnales, una especie de carnavales en memoria de Saturno. Tiempos aquellos durante los cuales se prohibían las guerras, o bien se detenían, ya que durante ese lapso estaba también incluso prohibido trabajar e infligir castigos.

Y de hecho se piensa que esta tradición se debe a una forma de hacer que la evangelización de la población pagana fuera interpretada y aceptada de una forma más sencilla y entendible cuando el cristianismo se convirtió entonces en la religión oficial del Estado en la época de Teodosio. Y para ello, sencillamente, lo que hicieron fue aprovechar la fiesta del nacimiento del Sol Invicto (Natalis Solis Invictus), que en realidad rinde honores al Solsticio de Invierno con la llegada del fin de los trabajos del campo hasta la primavera, puesto que en aquella época era ésta una festividad con mucho arraigo popular. Así, y de esta manera fue como los gobernantes de la época decidieron mantener esta fecha, pero cambiando su significado pagano original (el del nacimiento del sol) por el del nacimiento del profeta “que viene a iluminar al mundo”.

Pero volviendo a lo principal, y a la esencia de este artículo, diremos que lo ideal sería, por ejemplo, que la frase, “Filiz Navidá y Prósperu Añu Nuevu”, u otras parecidas, las pudiéramos acompañar con algún dibujo, o bien con alguna imagen navideña o festiva para darle al mensaje (y a la intención) un mayor realismo, precisión, autenticidad, y sobre todo, un componente más cántabro y de mayor identidad y compromiso.

Sería bueno que unos días antes de que estas fechas tan señaladas tuvieran lugar, las felicitaciones en cántabru se pudieran enviar a amigos y conocidos

También sería bueno que unos días antes de que estas fechas tan señaladas tuvieran lugar, las felicitaciones en cántabru se pudieran enviar a nuestros amigos y conocidos, pues de esta forma y manera nos adelantaríamos a las celebraciones y a los eventos señalados; pudiendo así también hacer que el resto tengan la oportunidad de hacer su felicitación especial en una lengua que es la propia y la original de Cantabria.

Pero quien dice felicitaciones de Navidad, por qué no incluir también aquí a los belenes y a los villancicos. Y es que si podemos felicitar la Navidad en cántabru, y también de paso resaltar la figura de l’Esteru y las Anjanas (en vez de “los Reyes Magos del Oriente”, como bien nos lo mostró el escritor, periodista y poeta, Manuel Llano), ¿por qué no hacer, por ejemplo, que los belenes y los villancicos tengan también un componente más cántabro y también en cántabru?

Pero no estaría completo este artículo si en el mismo no incluyéramos una denuncia muy oportuna y adecuada en estos tiempos de luces e iluminaria, a propósito de la reclamación pública que la agrupación municipal de Cantabristas Santander hizo a mediados del presente mes de diciembre de 2023, debido a la falta de decoración navideña en una parte importante de los barrios y periferias de la ciudad de Santander (así como de los pueblos del municipio), pues estas luces y decoraciones se han concentrado en gran medida en las calles del centro de la capital, por lo que Cantabristas aboga por que se haga un reparto más justo y más equitativo de las luces de Navidad por todo Santander, sus barrios y sus pueblos.

Manuel Núñez, portavoz de Cantabristas Santander recordaba hace unos días al Ayuntamiento: “Es posible encontrar un equilibrio entre la celebración, el uso racional de los recursos y el reparto equitativo de los mismos. Se puede apoyar el ambiente festivo en Santander apostando por fórmulas más sostenibles y que no excluyan a nadie”.

Aunque a lo mejor estos “descuidos” de parte del Ayuntamiento pueden ser una gran ocasión para dar a conocer a nuestros personajes tradicionales más queridos y representativos (las Anjanas y el Esteru) en unas fechas que siempre se caracterizan por llevar la alegría y la ilusión a las personas, y sobre todo a los más pequeños de nuestro país, y que aquí y ahora recordamos una vez más a través del siguiente enlace: https://eldiariocantabria.publico.es/opinion/angel-marin/es-tiempu-d-esteru/20221229215210128045.html

Nos despedimos ya con unas palabras de Rudolf Steiner (1861-1925), el gran filósofo, pedagogo, erudito y arquitecto austríaco nacido en Hrašćina (Donji Kraljevec), y hoy en Croacia, y que a la postre es el fundador, entre otras disciplinas, de la antroposofía, quien el 23 de diciembre de 2022 manifestó lo siguiente: “El pensamiento de Navidad debe ser tomado con sinceridad y honestidad, en conexión con el Ser que dijo: “Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida”. Pero el Camino a la Verdad y la Vida en el Espíritu tiene que ser buscado deliberadamente, y para ello es necesario que la humanidad moderna se sumerja en las profundidades oscuras de la media noche con el fin de encontrar la luz que se enciende en el Ser Humano”.

Arronti Cantabria y Filiz y Latagudu Añu 2024 con mucha arrelumbrar y las mijoris entencionis.

(Adelante Cantabria y Feliz y Brillante Año 2024 con mucho relucir y las mejores intenciones)

Filiz Navidá, Filiz añu y más cosucas
Comentarios