viernes. 19.04.2024

Más de 1.700 fallecidos formaban parte de las listas de espera sanitaria en Cantabria que dejó el anterior Gobierno (PRC-PSOE) y había otros 7.000 pacientes que estaban "pendientes de cita, no se sabe para qué" y se "sospecha" que pueden estar repetidos, según datos desvelados por el actual consejero de Salud, César Pascual (PP), y por los que la asociación Defensor del Paciente ha pedido este miércoles a la Fiscalía una investigación "exhaustiva".

El consejero ha dado a conocer estos datos este martes en comisión parlamentaria, a donde ha acudido a presentar a los grupos de la Cámara el plan de reducción de listas de espera, al que el Gobierno regional prevé dedicar hasta 65 millones de euros en tres años.

Para Pascual, estas cifras son un ejemplo de la "mala gestión" del bipartito de las listas de espera sanitarias y que, según el consejero, en algunos casos estaban "infladas".

A juicio del Defensor del Paciente, que "más de 1.700 personas" murieran en la comunidad autónoma mientras estaban esperando atención sanitaria es un hecho de "extrema gravedad" y que podría, a su juicio, ser constitutivo de un delito "de dejación de funciones".

Para el Defensor del Paciente, son "imperdonables" tantos fallecimientos de personas que --dice-- "posiblemente hubieran salvado su vida si hubieran tenido la atención que necesitaban". Se trata, según ha insistido, de 1.700 personas "que pagaron para tener una asistencia digna y murieron en el intento".

Más de 1.700 fallecidos estaban en listas de espera sanitarias en Cantabria
Comentarios