martes. 16.04.2024

Entre el 30% y el 47% de los hasta 65 millones que el Gobierno de Cantabria prevé destinar, en tres años (2024-2026), al plan para reducir las listas de espera sanitarias irá a gastos de personal, esto es al pago de los sanitarios; otro 46% a gastos derivados del impacto del incremento de la actividad asistencial y los conciertos, y el 7% restante a inversiones.

En esta horquilla del 30-47% para gastos de personal se incluyen los ya anunciados cinco millones adicionales por año como productividad variable a los objetivos, un tipo de incentivo que el Gobierno del PP ha vuelto a implantar "tras 14 años bloqueado por una resolución del PSOE". Dicha productividad variable se presentará en la Mesa Sectorial de Sanidad para plantear a los sindicatos que la componen cuáles son los objetivos y fijar los criterios de distribución.

El Gobierno regional propone optimizar el rendimiento de la sanidad pública en la actividad ordinaria y "multiplicar" la extraordinaria

Así lo ha indicado el consejero de Salud, César Pascual (PP), que este martes ha presentado en comisión parlamentaria a los grupos de la Cámara este plan, que ya presentó el pasado 2 de febrero en rueda de prensa junto a la presidenta regional, María José Sáenz de Buruaga. Hoy Pascual ha anunciado que esta misma semana el Gobierno remitirá el plan a la Cámara regional para que puedan consultarlo los grupos parlamentarios, a los que han invitado a presentar, "una alternativa" al planteado por el Gobierno si lo consideran "mejor". "No me voy a cerrar en banda", ha afirmado.

Pese a ello, el consejero ha defendido que se trata de un plan "muy bien trabajado" y "viable", en el que se plantean algunas medidas "originales" y otras que ya funcionan en otras comunidades autónomas. Sí ha apuntado que los objetivos que se ha fijado el Gobierno con este plan son "ambiciosos" y que "no son fáciles de cumplir" porque Cantabria tiene unas listas de espera "enormes" para la población que hay. Sin embargo, ha reiterado que ya está habiendo un "cambio de tendencia".

Hasta diciembre de 2023, Cantabria tenía 18.050 pacientes en las listas de espera sanitarias, con una demora media de 173 días para las intervenciones quirúrgicas, 90 para las consultas y 110 para las pruebas.

Tal y como se explicó en la rueda de prensa en la que se presentó el plan, el objetivo del Ejecutivo autonómico con este plan es finalizar 2026 con una media de 80 días para las intervenciones quirúrgicas; 40 días para las primeras consultas, y 30 días en el caso de las pruebas diagnósticas.

Para ello, el Gobierno regional propone optimizar el rendimiento de la sanidad pública en la actividad ordinaria -horarios de mañana- y "multiplicar" la extraordinaria, con derivaciones a la concertada como complemento cuando sea "necesario".

El plan, que contempla ocho líneas estratégicas de actuación, prevé aumentar 24.100 intervenciones quirúrgicas (12.400 en los centros -7.800 en actividad extraordinaria y 4.600 en mejora de rendimientos- y 11.700 en concierto). Asimismo, contempla un incremento de 61.000 consultas (14.000 en actividad extraordinaria y el resto en la mejora de rendimientos); y 71.000 pruebas diagnósticas (7.000 de la actividad extraordinaria, 16.500 en concierto y resto por la mejora de rendimientos).

LOS GRUPOS

Tras la exposición por parte del consejero del plan, los grupos de la oposición (PRC, PSOE y Vox) y el que sustenta al Gobierno han expuesto sus impresiones. El PRC, además de criticar las "formas" en las que se ha gestado el plan, tiene "la sensación" de que el PP "ha vuelto a tirar de archivo" y "han sacado del cajón el plan que ya planteó" durante su anterior etapa de Gobierno (2011-2015) y que lleva "un camino muy fácil" que los 'populares' "emprendieron en su día" y en el que "más de un 60%" del presupuesto del mismo se va a gastos de personal y derivaciones.

"No sé si exactamente ese es el camino porque ese ya lo emprendieron una vez y tampoco dieron los resultados que estaban esperando", ha opinado la regionalista Paula Fernández.

Los regionalistas han reivindicado que hay cuestiones "más allá que sacar la chequera" y ha considerado que lo "más importante" les parecen las medidas organizativas". "Si solamente se hacen con el dinero en un horizonte muy cercano vamos a tener profesionales de primera, de segunda y de tercera división", ha dicho.

Además, cree que con este plan se está "empezando la casa por el tejado" y debería haber ido precedido de un pacto sanitario. Pese a sus observaciones sobre el plan y a reclamar que, a medida que el plan se desarrolla, se vaya realizando la regionalista ha considerado que su grupo le va a dar "un voto de confianza" al Gobierno con este plan.

Por su parte, el PSOE ha criticado también que "se hayan tenido que enterar vía prensa" del plan y el consejero no haya comparecido para presentarlo en comisión a petición propia, sino porque lo ha solicitado la oposición (el PRC). También ha criticado la "falta de transparencia" con la que, a su juicio, el Gobierno se está comportando en relación a la publicación de los datos de la lista de espera. En cuanto al plan, cree que "no es un mensaje esperanzador" que el consejero ya diga que los objetivos son difíciles de cumplir.

Mientras, Vox ha valorado positivamente el plan presentado, aunque ha reclamado que esa reducción de las listas de espera no se puede hacer "a costa" de empeorar la calidad asistencial que se presta. Ha afirmado que su grupo va a "exigir resultados, soluciones y una buena gestión" y ha confiado en que ya el consejero, en su siguiente comparecencia, ya venga a presentar "datos" del plan y "no a decir lo que se va a hacer".

Por su parte, ha considerado "vergonzoso" que PRC y PSOE "vengan ahora demandando soluciones urgentes" tras su "desastre" de gestión de las listas sanitarias que han hecho que la situación de las listas de espera sea "límite".

Y desde el PP se han mostrado convencidos de que el plan va a hacer que el actual Gobierno logre revertir lo que es una "situación agónica" generada por la "nefasta" gestión del anterior Gobierno, con unos datos que les dejan "a la altura del barro".

Casi la mitad de los 65 millones del plan para las reducir listas de espera será solo...
Comentarios