jueves. 25.04.2024

Cantabria fue en 2022 la segunda comunidad con mayor proporción de agresiones a médicos colegiados, 7,56 por cada mil, con 30 casos registrados, solo superada por Cataluña con 7,95, según los datos del Consejo General de Médicos (CGCOM) presentados este jueves con motivo del Día Europeo Contra las Agresiones a Médicos y Profesionales Sanitarios, que se celebra este domingo, 12 de marzo.

Las agresiones a médicos en España crecieron un 38%en 2022 con respecto al año anterior, unas cifras que según el CGCOM "baten el récord histórico de agresiones a la profesión médica", con 843 acciones violentas comunicadas a los colegios de médicos, 231 más que el año anterior, lo que sitúa la cifra total desde 2010 en 6.492 agresiones. De esta forma, 2022 ha sido el año con más agresiones registradas, mientras que el año con el número más bajo fue 2015, con 344.

El secretario general del CGCOM y miembro del Observatorio Nacional de Agresiones, José María Rodríguez Vicente, ha presentado estos datos en el marco de la primera jornada europea de agresiones al personal sanitario, que ha contado con representantes de otras órdenes médicas de la Unión Europea.

Por su parte, el Foro Profesional Sanitario de Cantabria ha convocado una concentración contra las agresiones al personal sanitario el próximo 10 de marzo, a las 9:30 horas, en el Centro de Salud de El Sardinero, donde se ha producido el más reciente de los actos de violencia contra un profesional de la salud.

MÉDICA DE ATENCIÓN PRIMARIA, PERFIL DE LA AGRESIÓN

De todas las agresiones sufridas, el 61% corresponde a mujeres, un dato que consolida la tendencia de los últimos años. En el ámbito de la Atención Primaria, las agresiones representan el 43% de los casos, un porcentaje que, aunque experimenta un descenso a nivel nacional, no es homogéneo en todas las CCAA. Por detrás se sitúan los hospitales, que sube cinco puntos y se coloca en el 27%, por delante de Urgencias de Hospitales (9%) y Urgencias de Atención Primaria (8%).

Respecto a los diferentes tipos de agresiones sufridas, en el 84% de los casos se produjeron insultos y amenazas, mayoritariamente a mujeres, mientas que el 16% restante fueron agresiones que acabaron en lesiones físicas, sufriéndolas en un 56% las mujeres y un 44% los hombres. Cabe destacar el aumento registrado en lesiones (+3%). De todas las agresiones recibidas y comunicadas, acabaron en baja laboral el 10% de las mismas.

Por otro lado, el 21% de las agresiones no están relacionadas con temas asistenciales, sino estructurales. Dentro de este ámbito estructural, destaca con un 64,3% el tiempo en ser atendido, seguido de un mal funcionamiento del centro (24%) y de aquello relacionado con los protocolos Covid-19 (11,7%).

Dentro de los factores asistenciales, la principal causa de la agresión es la discrepancia con la atención médica recibida, que se sitúa en el 53%. También son motivos de agresiones las discrepancias personales (13,8%); no recetar lo propuesto por el paciente (12,4%), aquello relacionado con la incapacidad temporal (10,6%) y, por último, informes no acordes a las pretensiones (9,9%).

Respecto al tipo de ejercicio en el que se ha producido las agresiones en el año 2021, también mantienen datos similares a los de años anteriores con una clara preponderancia del ejercicio público (89%) frente al privado (11%). De todas las agresiones, el 95,1 por ciento se producen en horario y entorno laboral.

En la distribución por edades, el informe resalta que el mayor aumento por rango de edad se ha producido entre los colegiados más jóvenes (menos de 35 años), que ya representan una cuarta parte de los agredidos (25,4%).

Otro dato que pone en relieve el informe de 2022 y que continúa con la línea ascendente de años anteriores es que cada vez más profesionales reciben apoyo por parte del centro de trabajo. En concreto, en 2021, el 67 por ciento, seis puntos más que el año anterior, un dato que marca nuevo récord.

TIPOLOGÍA DE AGRESORES

En cuanto a la tipología de los agresores en el año 2021, los datos muestran que son principalmente pacientes programados (48%), seguidos de los pacientes no programados (28%) y los acompañantes (22%). Por edades, la mayoría de los agresores fueron personas de entre 40 y 60 años.

"En 2023 debemos trabajar de manera conjunta. Las 843 son las agresiones visibles, pero esta es la punta del iceberg, ya que muchas no se notifican por el miedo a denunciar, o por pensar que se pierde el tiempo, y al final nos acostumbramos a convivir con el insulto y la amenaza", ha expresado Rodríguez.

Preguntado sobre las causas del aumento registrado en 2022, Rodríguez ha argumentado que "quizá la pandemia ha cambiado la sociedad". "La sociedad ha salido de la crisis sanitaria con más depresión, ansiedad y agresividad", ha esgrimido, para añadir que el retraso de las consultas derivado de la pandemia también puede estar detrás de este incremento. "La pandemia ha generado la pospandemia. Esas consultas que no se han realizado y detenido se están dando para dentro de un año", ha recordado.

Finalmente, el presidente del CGCOM, Tomás Cobo, ha expresado su rechazo a esta subida de las agresiones. "Algo hemos hecho mal a la hora de explicar a la ciudadanía que nuestra única vocación es la de servir a los demás y que, en definitiva, hemos dedicado nuestra vida y nuestra juventud a formarnos para conseguirlo, porque las agresiones continúan", ha lamentado.

LOS DATOS EUROPEOS

Durante la jornada, representantes de Portugal, Francia e Italia también han presentado sus datos más recientes sobre agresiones a la profesión médica. Por parte de Francia, Philippe Cathala, delegado de asuntos europeos e internacionales del CNOM, ha comentado que dicho país ha notificado 1.009 agresiones en 2021. Como España, ha registrado un aumento de las agresiones verbales, y el médico más afectado también es el generalista, con una diferencia muy leve entre los hombres y las mujeres.

En cuanto a Italia, Nicolino D'Autilia, vicepresidente del Consejo Europeo de Órdenes Médicas, ha comunicado que la Orden Médica de Módena ha registrado un total de 59 agresiones en 20 meses, la mayoría de ellas verbales y contra médicos generalistas. Asimismo, ha advertido de que "el 75 por ciento de las agresiones no son denunciadas".

Por parte de Portugal, Filipa Lança, delegada del área internacional de la Ordem dos Médicos, también ha alertado de que la situación de su país en lo que a violencia hacia las profesiones sanitarias se refiere "está empeorando y seguirá empeorando". Portugal ha registrado un total de 1.632 actos violentos al conjunto de profesionales sanitarios en 2022, lo que incluye también a enfermeros y técnicos sanitarios. Como en España, la mayoría de las agresiones son psicológicas. "La prevención es la clave", ha insistido Lança.

 

Cantabria se convierte en la segunda comunidad con mayor proporción de agresiones a...
Comentarios