jueves. 29.02.2024

La crisis interna de Vox en Cantabria se afianza tras los últimos movimientos en el seno del partido ultraderechista. Si hace unos días salieron a la luz las rupturas surgidas en el partido que estarían provocadas por las ‘familias’ formadas en el seno de la estructura orgánica y las disputas por el control del partido en la región que habrían forzado a la dirección autonómica a recurrir a un mediador nacional para tratar de poner orden, ahora según publica un medio regional, la crisis de Vox se cobra una nueva víctima, Niko Gutiérrez.

Niko Gutiérrez, presidente de Vox en Vizcaya, deja de ser asesor en el Parlamento cántabro. El mediador nacional anunció a Gutiérrez su cese como asesor en el Parlamento donde llegó en septiembre de 2019, quien también era el enlace directo con Santiago Abascal. Además, Gutiérrez se había convertido en la mano derecha del diputado Cristóbal Palacio, quien cuando España se preparaba para votar en unas elecciones generales adelantadas, renunciaba a ser número 2 en la lista al Congreso de los Diputados horas después de anunciarse su candidatura ante el asombro de Emilio del Valle, actual presidente de la formación en Cantabria y diputado en el Congreso durante la pasada legislatura y la que acaba de empezar, que reconoció haberse enterado “por un tweet”. Desde entonces, se ha ido fraguando la ruptura interna del partido, que ha alcanzado su punto álgido con los recientes acontecimientos dentro del partido ultraderechista en Cantabria.

Lo que está claro es que en la mesa navideña de Vox en Cantabria este año priman los desencuentros. El enfrentamiento entre estas dos ‘familias’, una encabezada por Palacio y Blanco, y otra por Del Valle y Díaz, es más que evidente y el futuro del partido está en juego.

Las diferencias políticas y estratégicas dentro del partido con los últimos movimientos generan dudas sobre el futuro de Vox en Cantabria.

Continúan las disputas internas de Vox en Cantabria por Navidad
Comentarios