domingo. 03.03.2024

La teniente de alcalde de Cayón, la regionalista Ana Obregón, no ha ocultado su "disgusto" tras conocer la sentencia del Tribunal Supremo que da por  probado que la entonces ‘popular’ Pilar del Río -actualmente gobierna el municipio encabezando una candidatura independiente-, provocó un accidente de tráfico y huyó del mismo con la ayuda de un guardia civil.

Desde el PRC local pedirán explicaciones por los hechos y, además, tal y como ha confirmado la regionalista, tras las fiestas navideñas tendrá lugar una reunión con la dirección regional del partido para analizar lo sucedido y tomar decisiones.

Por otro lado, el PSOE -que también forma parte del equipo de gobierno aunque no cuenta con concejal actualmente tras la dimisión de Rafael Morales- no se ha pronunciado al respecto, ni a nivel local, ni tampoco regional.

Lo mismo que el Partido Popular (PP), al cual pertenecía Del Río cuando tuvieron lugar los hechos, que tampoco se ha pronunciado ni a nivel local, ni regional, puesto que la presidenta de Cantabria, María José Saénz de Buruaga, afirmó que "se trata de un tema personal".

Por su parte, Vox, que cuenta con dos representantes en la corporación, exigió "explicaciones" a la alcaldesa y rechazó su comportamiento en un comunicado de prensa.

Tal y como adelantó eldiariocantabria el pasado viernes, los hechos se remontan a 2021, pero no ha sido hasta ahora cuando el Tribunal Supremo da por probado que la alcaldesa de Santa María de Cayón provocó un accidente de tráfico y huyó del mismo con la ayuda de un guardia civil, al que se ha sancionado con seis meses de suspensión de empleo.

La resolución que ahora confirma el Supremo relata que ese día, en torno a las 21:30 horas, se produjo el accidente de tráfico en la carretera CA-142. El vehículo que conducía la alcaldesa de Santa María de Cayón, un Toyota Yaris, golpeó por detrás otro turismo en el que viajaban dos personas.

En cuestión de minutos, en el lugar de los hechos se personó el sargento, que responde a las siglas J.A.F.D., vestido de paisano y en su vehículo particular. Cuando llegaron los guardias civiles que habían sido requeridos por la llamada al 112, el sargento les comunicó que estaba todo arreglado, que había sido un pequeño golpe y que ya se había acordado para arreglar el parte.

Pero cuando los agentes terminaron de hablar con los ocupantes del turismo golpeado, tanto el sargento como Pilar del Río habían abandonado el lugar “subrepticiamente y sin avisar”. Eso impidió identificar a la alcaldesa y hacerle las pruebas habituales en estos casos de detección de alcohol y drogas.

El pacto de gobierno de Cayón, pendiente de una reunión con la dirección del partido
Comentarios