lunes 29/11/21
POLÍTICA

Guerra abierta por el liderazgo del PP en Cantabria

El portavoz parlamentario de los ‘populares’, Eduardo Van den Eynde, califica, en una publicación en Facebook, de “traición” a Diego la posible candidatura de María José Sáenz de Buruaga, y critica que se presente como "renovación" algo que considera "oportunismo, deslealtad y cobardía".

La secretaria general de los 'populares' no descarta presentar una candidatura.

María José Sáenz de Buruaga e Ignacio Diego
La secretaria general del PP de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, y el presidente autonómico, Ignacio Diego

Durante las últimas semanas los rumores y las filtraciones sobre el futuro del PP de Cantabria han sido constantes. Una corriente crítica con el actual presidente, Ignacio Diego, ha empezado a moverse para que se presente una alternativa de cara al próximo Congreso regional del 25 de marzo. El nombre que suena es el de María José Sáenz de Buruaga. Pero lo que hasta ahora se mantenía en un ámbito más o menos interno ha adquirido notoriedad pública este martes, todo ello después de que el presidente del partido, Mariano Rajoy, haya hecho un llamamiento a la unidad.

El portavoz parlamentario del PP, Eduardo Van den Eynde, ha realizado una publicación en su cuenta de Facebook titulada ‘Por qué lo llaman renovación, cuando es sólo ramplona ambición’. En ella considera un "mal chiste" que la secretaria regional del partido se presente ahora como "renovación", y le ha acusado de "oportunismo, deslealtad, cobardía", de "maniobrar en la sombra" y de "traición" a Diego.

Van den Eynde, que es miembro del Comité Ejecutivo del PP, comienza aclarando que no cree que sea conveniente para el partido dilucidar estos debates ante la opinión pública, pero que no puede quedarse al margen después de ver como hay quien "lleva meses actuando a través de conciliábulos, sembrando la difamación, e interponiendo a otros como correa de transmisión de sus opiniones, por lo sabido, hirientes e insultantes para quienes son sus compañeros y para quien es aún su presidente".

"¿Cómo confiar en un futuro en quien es capaz de maniobrar así contra quien se supone que es su mentor y su amigo?", se pregunta Van den Eynde

Para Van den Eynde, quien "actúa en la descalificación de sus compañeros desde la clandestinidad y las sombras, desde la traición a la amistad y el oportunismo, queda inhabilitado para regir los destinos del partido". "¿Cómo confiar en un futuro en quien es capaz de maniobrar así contra quien se supone que es su mentor y su amigo?", se pregunta.

Pero al portavoz parlamentario del PP, "lo que más le indigna" es que se pretenda trasladar a la opinión pública que está en marcha un proceso de "renovación", que abanderaría la actual secretaria general, María José Sáez de Buruaga, algo que a su entender "no tiene un pase".

"Es un mal chiste que quien ha compartido la dirección del partido con Diego -que no olvidemos la nombró secretaria general, cargo que aún ostenta, desde el mismo día en que fue elegido presidente-, y que quien fue nombrada vicepresidenta del Gobierno, también desde el mismo día en que fue investido presidente en 2011, no puede ahora presentarse como "renovación". Puede llamarse relevo, puede llamarse continuismo, pero nunca renovación", apostilla.

"Si no ha compartido el proyecto o las actitudes de Ignacio Diego, a pesar de las encendidas loas que manifestó en todas y cada una de sus intervenciones públicas, es porque o nos mentía o se entregó a adulación interesada, o, quién sabe, si se ha dejado seducir por algún "lado oscuro" en una maniobra tan oportunista como lamentable. Si no se compartían proyecto, formas, contendido o continente, el camino era sencillo: la dimisión", asevera el portavoz parlamentario.

En la misma línea, insiste en que nadie que haya formado parte del gobierno de Diego, y menos si se ha mantenido en él desde su inicio hasta su final, puede ahora venir a contar que ha sido "rehén de actuaciones con las que no haya estado conforme, y mucho menos anotarse los éxitos y abjurar de los fracasos".

Van den Eynde confía en que Nacho Diego "se sobreponga a tan profunda decepción", y "se decide a dar el paso al frente que tantas personas le reclamamos en privado"

"Como nadie que haya tenido y tiene tan alta responsabilidad orgánica en el partido, puede presentarse como renovador y crítico sin previamente haber puesto eso tan extraño en la política que se conoce como "carta de dimisión" o, al menos, haber provocado un debate leal en cualquiera de los órganos de dirección".

Tras recalcar que asume en su integridad la actuación de Diego, "con sus luces (muchas) y sus errores (algunos, especialmente en las formas)", Van den Eynde afirma que en lo político, "le duele que quien todo le debe, sí, todo, con mayúsculas, le pague con semejante actuación". "Pero me duele mucho más en lo personal, porque he visto a un amigo anímicamente derrotado por recibir un trato injusto de la última persona de quien lo podía esperar", agrega.

Dicho esto, Van den Eynde confía en que Nacho Diego "se sobreponga a tan profunda decepción", y "se decide a dar el paso al frente que tantas personas le reclamamos en privado".

Tras desvelar que hace tiempo que manifestó a Nacho Diego su intención de abandonar la política al finalizar esta legislatura, el portavoz del PP en el Parlamento explica que escribió este texto hace semanas pero no lo publicó porque Diego le pidió que no lo hiciera, "mientras exploraba posibilidades de negociar una alternativa de consenso que evitara ahondar una fractura que cada vez parece más insalvable".

Van den Eynde pone en valor que incluso en una situación así, el presidente Diego "ha priorizado el interés del partido al suyo propio, justo lo contrario -dice- de lo que han hecho quienes llevan meses enredando y persuadiendo con argumentos deleznables, por falsos y por malintencionados".

"Aquí no se dilucida ni un proyecto, ni un marco ideológico, sino el mucho más prosaico interés de algunos por ocupar unos órganos de dirección que les garanticen seguir unos cuantos años más dentro de las instituciones. Y yo ni siquiera esa ambición criticaría, sino fuese por la repugnancia que me producen los métodos utilizados. Qué asco y qué pena", concluye.

No lo descarta

 

La propia secretaria general del PP de Cantabria y exvicepresidenta autonómica, María José Sáenz de Buruaga, no ha descartado encabezar una candidatura de cara al Congreso Regional que el partido celebrará el próximo 25 de marzo y optar así a presidir la formación, que a su juicio "necesita abrir un nuevo tiempo y una nueva etapa".

"Ni mucho menos lo descarto", ha respondido la número 2 de los 'populares' cántabros a preguntas de los periodistas al término de la reunión de la junta directiva que ha convocado el cónclave.

No obstante, Sáenz de Buruaga comunicará de forma oficial su decisión "en breve". "A la mayor brevedad posible les haré llegar, en el momento oportuno, mi decisión", ha contestado a los medios.

Noble y leal

Por su parte, la alcaldesa de Santander, Gema Igual, ha afirmado que "es algo muy noble y muy leal" tener "ilusión" por liderar el Partido Popular, "evidentemente siendo compañeros y bajo el pagaragüas del PP y con buenas y corteses razones", ha apostillado.

Igual ha respondido de este modo a las críticas de Van den Eynde a la secretaria general de los 'populares' cántabros, y aunque ha asegurado que desconocía la reflexión publicada en Facebook, sí ha recalcado que "no veo deslealtad en alguien que diga lo que piensa".

Revilla ha recordado que el PRC ha pactado "con todos" los partidos, incluso con el PP, y podría volver a hacerlo pero "con un Partido Popular que sea razonable"

"Si alguien tiene un proyecto, tiene ilusión y tiene ganas, no entiendo que no lo pueda decir y después de todas las opciones que haya, que ahora no las conocemos, pues habrá que ver también que proponen y cuál es su plan de trabajo para después decidir", ha reiterado Igual, en la línea de lo que ya dijo este lunes.

Tras conocer un extracto del escrito de Van den Eynde, ha señalado que "son apreciaciones personales y no me corresponde valorarlas", y ha añadido que "cuando sepamos quién tiene intención de presentarse, nos podremos manifestar con mayor libertad".

A la pregunta de si confía en que el congreso regional del PP sea tranquilo, Igual ha respondido que "no tiene por qué no ser tranquilo haya una o varias candidaturas".

"Nosotros somos un equipo de Gobierno del PP, con total lealtad al partido, donde ejerceremos nuestro derecho a voto en el congreso pero aún no sabemos quién se va a presentar ni cuántas candidaturas, así que tendremos que esperar", ha insistido.

Hablar, negociar y pactar

Y en medio de este cruce de declaraciones, el presidente cántabro y secretario general del PRC, Miguel Ángel Revilla, quien ha deseado "lo mejor" al PP regional de cara a ese congreso en el que se elegirá a su líder para los próximos años, y ha esperado que salga una "línea" que no considere a los demás partidos, incluidos los regionalistas, "enemigos", sino que sea una formación "razonable" con la que "haya posibilidades de hablar, de negociar y pactar".

"A mi me encantaría que la línea que salga del Partido Popular sea una línea que no considere a los demás partidos como enemigos" y vea al PRC "como un partido que tiene sus votos, su trayectoria y con el que se puede llegar a acuerdos, siempre que haya voluntad de llegar a acuerdos", ha expresado el líder regionalista.

En este sentido, ha recordado que el PRC ha pactado "con todos" los partidos, incluso con el PP, y podría volver a hacerlo pero "con un Partido Popular que sea razonable", ha precisado. "¿Un PP razonable? Pues encantados", ha apostillado al respecto el regionalista, para quien "habrá muchísimas cosas que podemos consensuar y acordar con ellos". "¿Por qué no? Si lo hemos hecho en otras ocasiones", ha reflexionado.

Sobre la crítica realizada en Facebook por Van den Eynde, Revilla ha dicho desconocer dicha publicación (en el momento que se ha difundido por la red social él estaba en una reunión), aunque ha reconocido que "esos niveles ya no me gustan".

"Le deseo al Partido Popular, de verdad, lo mejor", ha insistido Revilla, a quien le gustaría que del congreso regional del 25 y 26 de marzo salga una "línea" que sea "razonable" y con la que "haya posibilidades de hablar, de negociar y de pactar", pues esto es "muy importante".

Preguntado por si con el actual líder el PP no es tan "razonable" como para consensuar, Revilla ha aclarado que él no cree que el motivo sea Ignacio Diego, sino que ha achacado la imposibilidad de llegar a acuerdos a la estructura y órganos de la formación.

"Yo creo que será una estructura de partido, unos órganos que hasta ahora por lo menos no han demostrado ningún interés en un acercamiento con el Partido Regionalista. Ellos sabrán por qué", ha manifestado, para agregar que en el PRC "tenemos nuestras ideas" y "las defendemos".

De todas formas, "lo que está claro" a ojos de Revilla es que su partido es una "fuerza importante" para la gobernabilidad de Cantabria, una región que "no va a tener mayorías absolutas" salvo el "caso excepcional" -ha recordado- de 2011, cuando los 'populares' lograron una mayoría absoluta que "ni ellos esperaban". Por eso, ha remarcado que el PRC "tendrá que ser una pieza importante" en la formación de gobiernos regionales, "pero también el Partido Popular", ha admitido a continuación.

Así las cosas, cree que "es bueno que no haya líos y que se arreglen" en el PP, al que desea "lo mejor, como a todos los partidos. Y lo mismo al PSOE, a ver si se aclara y también llegan a tener un secretario general y un congreso que elija gente que pueda llevar por buen rumbo al partido".

Para finalizar, Miguel Ángel Revilla ha reiterado que en el PRC están "abiertos siempre a llegar a acuerdos con todo el mundo" y, "si alguien no quiere, es su problema". En este sentido, ha incidido en que su partido ha "demostrado suficientemente a lo largo de su trayectoria política que es capaz de hacer pactos con todos", como ha hecho con el PSOE, Podemos, Ciudadanos e incluso con el PP, pero siempre que sea "un Partido Popular razonable", ha concluido.