domingo 24/10/21
POLÍTICA

La corriente que defiende una “lista para gobernar” liderada por una mujer gana fuerza en el PP regional

Cargos importantes de la dirección del partido en Cantabria quieren evitar una “línea continuista” representada por Ignacio Diego de cara a las próximas elecciones municipales y autonómicas.

El PP inicia el martes 14 de febrero los procesos y reuniones que definirán el Congreso del sábado 25 de marzo.

El líder del PP, Ignacio Diego, junto a María José Sáenz de Buruaga y, al fondo, Francisco Rodríguez Argüeso y José Manuel Igual en una comida de Navidad
El líder del PP, Ignacio Diego, junto a María José Sáenz de Buruaga y, al fondo, Francisco Rodríguez Argüeso y José Manuel Igual en una comida de Navidad

El próximo sábado 25 de marzo el PP de Cantabria celebra su Congreso para definir tanto la línea política de cara a las próximas elecciones autonómicas como el equipo que liderará el proyecto. El actual presidente regional del partido, Ignacio Diego, todavía no ha anunciado si repetirá como candidato o dejará sitio a una nueva cabeza visible de los ‘populares’ cántabros. Sin embargo, la lucha por el poder es cada vez más evidente, y el movimiento en contra de Diego adquiere cada vez más fuerza.

El camino hacia ese Congreso comienza el martes 14 de febrero, cuando los órganos de dirección del partido, el comité ejecutivo y la Junta Directiva mantendrán sendas reuniones para fijar la organización del encuentro. Fuentes próximas a la organización del PP autonómico han reconocido a este diario que existe una corriente apoyada por nombres importantes del partido que quiere crear una “lista única para gobernar” Cantabria tras la convocatoria electoral de 2019, a cuyo frente se situaría “una mujer”.

Esta corriente, además, se muestra contraria a una “candidatura solo para ganar las elecciones” que mantuviera una “línea continuista” del líder del partido durante las últimas citas electorales, según estas mismas fuentes, lo que sitúa a Ignacio Diego fuera de la dirección del partido. El resultado electoral de los pasados comicios de 2015, con el que el PP perdió el poder en el Ejecutivo autonómico, parecen haber sido el detonante.

Así, el debate sobre el liderazgo del partido en el seno del PP cántabro es cada vez más abierto y abre la puerta a un nuevo futuro para los ‘populares’ en la región, algo que no se veía desde hace más de diez años. De hecho, durante las tres últimas convocatorias Ignacio Diego ha sido el único candidato, y su apoyo fue absoluto, con un 94% en 2004 y 2008, y con casi el 99% en 2012.