domingo. 16.06.2024

El consejero de Sanidad, Raúl Pesquera, ha asegurado que "el origen" de la caída de la línea 061 de emergencias sanitarias, la noche del 22 al 23 de enero, estuvo en la empresa Smart Hospital (Ferrovial), a la que el PP adjudicó el contrato de colaboración público-privada de Valdecilla, en unas condiciones que, a su juicio, "no fueron las mejores para el interés público".

El megacontrato que el Gobierno del PP en Cantabria suscribió en 2014, con la sociedad Smart Hospital (Ferrovial-Soec) para terminar las obras del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, incluía también la gestión de varios servicios no sanitarios, entre ellos el de informática, durante 20 años. Dicho megacontrato, según algunas fuentes, supone para la empresa unos ingresos de 759 millones de euros.

De esta forma, Smart Hospital es la operadora de las infraestructuras del Data Center del Servicio Cántabro de Salud y es, según Pesquera, el "origen" del fallo que provocó que durante 10 horas, desde aproximadamente las 23:00 horas del día 22 hasta la mañana del 23, no estuviera operativa la línea del servicio de emergencias sanitarias 061.

Hay que recordar que en 2021 Ferrovial vendía al fondo financiero Portobello su área de conservación y mantenimiento de infraestructuras, en la que se incluía el Smart Hospital. O más bien, reducía su parte y creaba, junto a este fondo, una nueva sociedad, Serveo, que es la que en a finales de 2022 ostentaba el 85% de Smart Hospital Cantabria.

Pesquera ha respondido durante la Comisión de Sanidad del Parlamento regional a la pregunta del PP sobre lo ocurrido al considerar que "nadie dio ninguna explicación" sobre los motivos de este suceso, que, según el PP, fue la caída más grave en los 25 años de existencia del servicio.

En su intervención, el consejero ha expuesto las inversiones que ha tenido que hacer el actual Gobierno de Cantabria (PRC-PSOE) para ampliar este contrato informático para dar respuesta a las necesidades con el coste que ello conlleva. Así, ha señalado que en septiembre de 2020 hubo que realizar una modificación de este contrato porque se había agotado "toda la capacidad del centro procesador de datos".

Según ha detallado, esa ampliación del contrato, que tiene una duración hasta 2034, tiene un coste de más de 27 millones, aparte de lo que ya se había gastado, y ha sido necesario realizarla para, por ejemplo, poder integrar las nuevas aplicaciones del sistema 'Altamira', entre otras cuestiones.

Además, ha indicado que en noviembre de 2022 se hizo un contrato mixto de suministro y servicio, por valor de 562.000 euros, para la creación de un centro de datos de respaldo en el Hospital Sierrallana para implementar los mecanismos de continuidad del servicio "tan necesarios para la alta disponibilidad en caso de desastre del nodo principal".

"Por medio millón de euros tenemos todo un sistema de respaldo y hasta 2034 nos vamos a gastar 27 millones de euros, además de lo que ya teníamos. Ese es el negocio que hicimos con ustedes", ha reprochado Pesquera al PP.

El consejero ha lamentado que pese a estas ampliaciones ocurriera esta incidencia en la línea 061, un hecho que, según ha asegurado también en respuesta del PP, no tuvo "nada que ver" con el hecho de que el contrato de telecomunicaciones del Servicio Cántabro de Salud se haya adjudicado a dos empresas distintas, una para datos (Vodafone) y otra para voz (Orange).

Y es que, según el consejero, en la fecha en que ocurrió este problema no se había producido la migración entre el operador que venía funcionando y las dos nuevas empresas, una situación que se mantiene actualmente ya que ello se llevará a cabo una vez que se produzcan el resto de migraciones. Así, ha insistido en que el día que ocurrió el incidente se mantenía el operador actual, que era Telefónica, y le correspondía al proveedor de la CPP Smart Hospital, que tiene un contrato espejo con esta compañía, respaldar esto. "Es el monopolio y la falta de tensión de un proveedor al que se le regalan este tipo de contratos sin concurrencia", ha afirmado Pesquera.

El diputado del PP, César Pascual, que era gerente de Valdecilla cuando se suscribió el contrato de Valdecilla, ha criticado estas palabras del consejero y ha opinado que es una "absoluta inmoralidad decir que se regalan contratos" y además sin concurrencia, cuando, según ha afirmado, esto no es así.

Pascual ha acusado a Pesquera de no haber explicado "prácticamente nada" de lo ocurrido y haberse dedicado en su exposición "a hacer política" en relación con el contrato de colaboración público-privada de Valdecilla. Además, ha recordado a Pesquera que cuando se suscribió dicho contrato, Pesquera también estaba en la Consejería de Sanidad (era director del Observatorio de Salud Pública).

"Usted estaba conmigo en el Gobierno de Cantabria en ese momento. A ver si nos repartimos las culpas entre todos. Estaba en la Consejería conmigo", ha replicado el diputado del PP al consejero socialista. Además, Pascual ha opinado que el CPP de Valdecilla "salvó la espalda" al actual Gobierno durante la pandemia.

ADVERTENCIA DEL PP

En su intervención y en una nota de prensa posterior, Pascual ha advertido de la "falta de seguridad" del Centro de Coordinador de Urgencias del 061 y ha opinado que la caída de la línea que se produjo el pasado enero puede volver a repetirse porque, según ha dicho, no se ha producido la migración del anterior adjudicatario a las dos nuevas empresas.

Además, Pascual ha denunciado que "los cántabros están pagando a tres empresas por lo que hacía una sola". Ha criticado que no se haya hecho la migración de la empresa que venía prestando el servicio de voz y datos a las dos nuevas empresas adjudicatarias -una para voz y otra para datos- cuando ha transcurrido casi un año de la adjudicación.

Pascual ha achacado a estos problemas técnicos de migración la caída del 061 el pasado mes de enero y, por tanto, asegura que sigue habiendo riesgo de que se vuelva a caer. "No quiero imaginar con su gestión qué pasaría si en Cantabria se produjese un hecho similar al ciberataque de tipo 'ransomware' que sufrió el Hospital Clínic de Barcelona el domingo 5 de marzo, por el que el grupo responsable solicitó una recompensa, y que a fecha de hoy todavía arrastra alguna dificultad por recuperar su actividad normal", ha dicho César Pascual.

A juicio del diputado popular, las explicaciones que ha ofrecido el titular de Sanidad hoy en comisión parlamentaria "son de todo menos explicaciones" y, a su juicio, "es una señal muy grave de aviso a todos los cántabros" pues "no existe seguridad alguna con este Gobierno que los datos de salud y los sistemas informáticos estén debidamente operativos y protegidos".

El consejero de Sanidad achaca la caída del 061 de emergencias sanitarias al contrato...
Comentarios