miércoles 25/5/22

La dimisión del consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, es la última de una larga lista de nombres que en poco más un año han abandonado, bien por decisión propia o por ajena, la Consejería. La lucha contra la pandemia, los problemas en la gestión, las críticas, denuncias y quejas de los trabajadores, y la presión de la sociedad en el modo en que se ha realizado la vuelta a una cierta normalidad han propiciado tensiones que han derivado en un goteo constante durante los últimos 15 meses.

Los primeros cambios importantes en la Consejería tuvieron lugar en enero de 2021. Tras un año de pandemia, con el Estado de Alarma y el confinamiento de por medio, Sanidad decidía prescindir de Paloma Navas como directora de Salud Pública. Según se argumentó en aquel momento, la que había sido la principal responsable de la gestión de la pandemia era sustituida por Reinhard Wallmann por los cambios que se iban a producir en la estrategia contra la pandemia, que entraba en una nueva fase gracias a la vacunación, que en sus inicios no estuvo carente de problemas y retrasos.

Por las mismas fechas era cesada Sara Negueruela, que con la entrada de Miguel Rodríguez en la Consejería se convirtió en secretaria general de Sanidad. En el cargo estuvo desde julio de 2019 hasta enero de 2021, fecha en la que fue sustituida por Virginia García. Esta última, por cierto, apenas duró un año, siendo cesada en enero del presente año.

La convulsa situación en la Consejería que dirigirá a partir de ahora Raúl Pesquera, gerente de la Fundación Valdecilla, en aquellos primeros meses de 2021 no se limitó a estos cambios. A finales de enero y principios de febrero otros dos cargos de Sanidad dejaron sus cargos. La primera fue la directora médica de Atención Primaria, Beatriz Josa, que vacunó a su madre contra el coronavirus antes de tiempo, argumentando que sobraba la vacuna y que lo hizo para no desperdiciarlo.

Aunque inicialmente la entonces gerente de Atención Primaria, Alicia Gómez, rechazó su dimisión y apoyó a la directora médica, a los pocos días fue la propia Gómez la que presentó su dimisión por esta polémica, siendo sustituida por Teresa Ugarte, hasta ese momento subdirectora médica de Atención Primaria del Servicio Cántabro de Salud (SCS).

2021 transcurrió con relativa tranquilidad tras esta tormenta, pero en octubre el Boletín Oficial de Cantabria hacía público el cese de Trinitario Pina como subdirector de Asistencia Sanitaria del SCS.

La dimisión de Rodríguez ha estado precedida, además, por la dimisión de la gerente del SCS, Celia Gómez, que dejará este cargo al haber recibido otra oferta laboral que ha aceptado.

Comentarios