domingo. 19.05.2024

La derrota sufrida por el Racing ante el Burgos CF (2-1) fue amarga, porque se produjo con cerca de 2.000 aficionados verdiblancos en las gradas de El Plantío. El encuentro arrancó con un penalti detenido entre el poste y el portero rival, prosiguió con dos tantos burgaleses -el primero poco antes del descanso y el segundo nada más arrancar el segundo periodo- y concluyó con el gol cántabro, obra de Juergen de libre directo, y la posibilidad para los racinguistas de haber logrado la igualada con sendos cabezazos de Matheus Aiás y Pol Moreno -fue más claro el del delantero brasileño- en los instantes finales. Hay que seguir, todos juntos, para llegar a la permanencia en LaLiga SmartBank y la próxima oportunidad para sumar puntos será ante el Albacete Balompié en Los Campos de Sport el sábado, 8 de abril, a las 21:00 horas.

José Alberto modificó el 11 del pasado fin de semana, pues Pol Moreno suplió al sancionado Rubén Alves en defensa y Sangalli ocupó la banda derecha. Además, el técnico varió la posición de Pombo, que salió en la izquierda, y de la de Vicente, que actuó en la media punta. Y el partido, en el segundo minuto, se puso de cara para los cántabros. Saúl ejecutó un córner desde la izquierda, la pelota tocó en la mano de un zaguero burgalés y aunque el colegiado Quintero González no lo vio fue avisado desde el VAR. El árbitro se acercó a la pantalla situada entre ambos banquillos, visionó la acción y señaló el penalti. Pombo cogió la pelota, tomó carrerilla y lanzó a la izquierda de Caro, que detuvo su lanzamiento desde los 11 metros con cierta ayuda del poste. El acierto del guardameta local impidió a los cerca de dos millares de racinguistas elevar sus bufandas al viento.

A partir de ahí el encuentro estuvo igualado y apenas hubo ocasiones claras en ninguna de las dos porterías, aunque al filo de la media hora el Burgos CF vio anulado un gol por fuera de juego. Acto seguido, Sangalli cogió un rechace y probó fortuna desde la frontal antes de que los pupilos de Calero marcaran el 1-0 con un zambombazo de Mumo imparable para Parera en el minuto 42. Solo uno más tarde los locales tuvieron una gran ocasión de Valcarce que el guardameta del Racing despejó a bocajarro. Hubiera sido el segundo gol, pero se alcanzó el descanso con derrota verdiblanca por la mínima.

JARRO DE AGUA FRÍA

El segundo periodo arrancó con el 2-0 de los locales, convertido por Curro en el segundo palo después de una meritoria acción por la izquierda. El gol cayo como un jarro de agua fría en las filas racinguistas, tanto en el terreno de juego como en el graderío. Íñigo, en el 53, reaccionó con un robo de balón y una internada al área que terminó con un chut que se fue por encima del travesaño.

José Alberto dio entrada a falta de media hora a Juergen y Yeray para, en el 67, sustituir a Sangalli -se retiró lesionado- por Peque, que se mostró muy participativo, y a Baturina por Matheus Aiás (en el 78 entró Cedric). De hecho, el técnico del Racing destacó tras el pitido final la aportación realizada de los hombres que salieron del banquillo. Porque en el 76, uno de ellos -Juergen, recortó distancias. Íñigo fue derribado 10 metros por detrás de la frontal, el colombiano colocó la pelota, golpeó con la izquierda y batió a Caro al transformar el libre directo. 2-1. Gritos de ¡Sí se puede! Desde la zona norte de El Plantío donde se situaban los hinchas verdiblancos. Quedaba un cuarto de hora.

Los futbolistas de ambos equipos acusaban el derroche físico realizado y el partido estaba roto. Había llegadas en ambas áreas. El Racing tenía metido al Burgos CF en su campo, pero los locales sacaban peligrosos contragolpes. En el 85, uno certero, terminó con un lanzamiento desde el interior del área que se estrelló en el larguero del arco defendido por Parera. Pero los cántabros tenían que arriesgar en busca del empate, que a punto estuvo de haber llegado con un gran cabezazo de Matheus Aiás que Caro salvó in extremis -se cantaba el gol- tras un balón colgado desde la derecha. Luego, Pol Moreno, a la salida de un córner al que se incorporó al remate el portero verdiblanco -como ya hiciera en Lugo- tuvo otra buena oportunidad que también fue abortada por el cancerbero burgalés con una buena estirada a su izquierda. Final. 2-1. No pudo ser, a pesar de que los racinguistas lo intentaron con fe.

LOS 90 MINUTOS

El entrenador del Racing, José Alberto, aseguró estar “enfadado” porque “en esta categoría tan igualada hay que estar bien los 90 minutos. Tenemos que estar todos los minutos pico y pala, no podemos regalar nada. Si lo hacemos, estaremos más cerca de ganar. Además, estoy enfadado porque en El Plantío había cerca de 2.000 racinguistas que han hecho un esfuerzo para estar aquí”.  

FICHA TÉCNICA

Burgos CF: Caro, Atienza, Valcarce (Navarro, 81), Elgezábal, Hernández (Bermejo, 69), Curro (Borja, 85), Córdoba, Areso, Goldar, Mumo (Castrel, 81) y Matos (Fran García, 85).

Racing: Parera, Dani Fernández, Germán, Pol Moreno, Saúl; Íñigo (Cedric, 78), Aldasoro (Yeray, 60), Sangalli (Peque, 67), Vicente, Pombo (Juergen, 60); Baturina (Matheus Aiás, 67).

Árbitro: Quintero González (andaluz). Amonestó a los locales Valcarce y Mato, así como a los verdiblancos Dani Fernández, Germán y Vicente. 

Goles: 1-0. Minuto 42. Mumo; 2-0. Minito 51. Curro; 2-1. Minuto 76. Juergen.

Incidencias: trigésima cuarta jornada de LaLiga SmartBank 2022/23. El Plantío. 11.153 espectadores, entre los que había cerca de 2.000 racinguistas. Antes del comienzo del partido el exfutbolista de ambos conjuntos, Fede Castaños, realizó el saque de honor.

Amarga derrota en El Plantío
Comentarios