lunes. 15.04.2024

El titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Santoña, hoy en funciones de guardia, ha acordado mantener en libertad provisional sin fianza al detenido por el atropello en el que fallecieron ayer tres personas en Suesa.

Tras tomarle declaración --en la que solo ha contestado a las preguntas de su abogado--, el juez, Carlos Miguel Arcay, le ha dejado en libertad y le ha impuesto la obligación de comparecer ante el juzgado semanalmente, la prohibición de salir del territorio nacional y la retirada cautelar del permiso de conducción.

Se trata de un hombre de 73 años que conducía bajo los efectos del alcohol y que también dio positivo en cannabis, al que se investiga como responsable de un delito de homicidio por imprudencia grave y de un delito contra la seguridad del tráfico.

En un auto dictado a primera hora de esta tarde, el juez recuerda que la medida de prisión provisional que pedían la Fiscalía y la acusación particular no tiene como finalidad "cumplir por adelantado la pena que, eventualmente, se imponga al investigado", sino que con ella se trata de "evitar la reiteración delictiva y el riesgo de fuga".

En este caso, el magistrado considera que la prisión provisional "no se considera proporcional" y sí "adecuada" la obligación de comparecer semanalmente, la prohibición de salir del país y la retirada del permiso de conducción. Y es que "no constan antecedentes penales" del investigado y además "se trata de una persona de edad avanzada, conocida en la localidad, sin excesiva capacidad de escapatoria si se impone una medida de personación semanal en el juzgado, así como la retirada del permiso de conducir, dada la situación de siniestro de su vehículo".

A ello añade que, si se tienen en cuenta las manifestaciones del detenido y la documentación médica aportada, la medida de prisión ahondaría en la "situación mental delicada que se le presume al investigado". Según se desprende del auto, el hombre circulaba con una tasa de 0,73 mg/l de alcohol en sangre a una "indeterminada velocidad" superior a la reglamentaria, que era de 50 kilómetros por hora. Al entrar en una curva "habría perdido el control del vehículo, se habría salido de la vía, atropellando a tres personas que deambulaban por el carril peatonal, para posteriormente chocar contra un contenedor, salir rebotado al centro de la vía y, sin poder evitarlo a pesar de dar un volantazo, chocar a otro vehículo, saliendo posteriormente de la vía y estrellándose contra un árbol".

El auto del juez no es firme y cabe interponer recurso de reforma ante el propio órgano judicial y recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Cantabria.

En libertad provisional el conductor del atropello mortal en Suesa
Comentarios