martes 19/10/21
SANIDAD

Una huelga “incomprensible e inmerecida” dado el “contexto de diálogo y negociación”

Real considera que la decisión del Sindicato Médico debe ser una medida de presión a utilizar cuando las relaciones se rompen, algo que a su juicio no ha ocurrido.

María Luisa Real se ha mostrado sorprendida por la huelga anunciada por los médicos
María Luisa Real se ha mostrado sorprendida por la huelga anunciada por los médicos

La consejera de Sanidad, María Luisa Real, ha manifestado su "sorpresa" ante la convocatoria de huelga para finales de julio, anunciada por el Sindicato Médico, una convocatoria que ha conocido a través de la prensa y que considera "incomprensible e inmerecida", dado el "contexto de diálogo y negociación" que, según asegura, está presidiendo la relación con las organizaciones sindicales.

Real ha subrayado que, desde el primer momento de asumir responsabilidades en la Consejería con el nuevo Gobierno, hace apenas nueve meses, se ha mantenido una "intensa interlocución" que ha posibilitado "lograr acuerdos de recuperación de derechos y mejoras laborales -algunos hace tiempo reivindicados- que están siendo cumplidos y guían nuestra hoja de ruta", dice.

Como ejemplos de estos acuerdos señala el levantamiento de la suspensión de la carrera profesional hasta el grado 2, la recuperación de días de libre disposición, el reconocimiento de mayor número de días de vacaciones por antigüedad -"por primera vez para los profesionales de la sanidad"- o la devolución de parte de la paga extra.

"Sinceramente, me parece que la respuesta del Sindicato Médico de Cantabria es incomprensible, e inmerecida, porque deberían ser conscientes de los esfuerzos citados y del diálogo que estamos realizando", ha declarado la consejera

Para Real, "todas estas realidades muestran no solo la recuperación de derechos perdidos en la legislatura pasada (jornada, retribuciones, tasas de reposición de efectivos, etc.), sino que también son ejemplo del reconocimiento de otras mejoras que están exigiendo un importante esfuerzo de todo índole: organizativo, negociador, y presupuestario".

"Esfuerzo", añade, como el que se está haciendo para mejorar las condiciones del personal eventual de atención primaria, con un nuevo tipo de contrato ("contrato de continuidad") fruto también del acuerdo con todos los sindicatos de la mesa sectorial.

A lo que añade la ejecución de las convocatorias de empleo público (OPEs), "bloqueadas desde 2012", con fechas ya programadas para exámenes a finales de junio, la próxima tramitación de las OPEs de la pasada legislatura (2013, 2014 y 2015), o las mejoras en la gestión de las agendas de atención primaria y en el tiempo de atención de pacientes, "medidas que han venido siendo reclamadas por los profesionales desde hace mucho tiempo y ahora, precisamente cuando se empieza a dar respuestas, se responde hablando de huelga".

"Sinceramente, me parece que la respuesta del Sindicato Médico de Cantabria es incomprensible, e inmerecida, porque deberían ser conscientes de los esfuerzos citados y del diálogo que estamos realizando", ha declarado la consejera. A su juicio, "no es de recibo anunciar una medida de presión que debe ser un último recurso cuando no quedan otras vías de diálogo. Más en sanidad, donde se tensiona un servicio público dedicado a atender enfermos", añade.

Real insiste en que "esta vía de diálogo y negociación en Sanidad hoy está abierta y desarrollándose con absoluta normalidad, y con  responsabilidad, dentro del contexto legal y presupuestario que hemos de respetar".

Un contexto, añade, que "sigue teniendo importantes medidas de contención presupuestaria que observar (normativa presupuestaria estatal y autonómica de obligado cumplimiento), porque con ello está en juego la recuperación económica y el mantenimiento de importantes servicios públicos que necesitan los ciudadanos".

Pese a ello, reitera que "estamos consiguiendo con diálogo y negociación, acuerdos sindicales de mejoras en las condiciones laborales de los profesionales", por lo que espera "que se recapacite y se comprenda que la utilización de medidas de presión, cuando hay vías de diálogo y negociación abiertas, no es lo más recomendable para trabajar por preservar nuestro sistema sanitario público".

Comentarios