sábado. 20.04.2024

La jueza decretó ayer prisión provisional comunicada y sin fianza para el principal encausado, el jefe del Servicio de Carreteras de Cantabria, entendiendo que existe "un importantísimo riesgo de fuga" y considerando la gravedad de los supuestos hechos, por los que, según recoge el auto, se le podría imponer una pena "muy elevada". Y es que se le imputan los delitos de cohecho, fraude en la contratación pública, blanqueo de capitales, prevaricación y falsedad documental, pudiendo suponer hasta seis años de cárcel cada uno de ellos.

Dentro de esta investigación se han practicado informes patrimoniales, dispositivos de vigilancia e intervenciones telefónicas que apuntan a que M.A.D.B. coordinaba a las distintas empresas para que llegaran a acuerdos y se repartieran los lotes de las licitaciones, así como para que presentaran determinadas ofertas, unos comprometiéndose a hacerse con los concursos y otros a renunciar.

Así, y en base a "muy numerosas conversaciones telefónicas que lo corroboran", se le acusa de participar directamente en la preparación de las ofertas de ciertos licitadores, modificar precios con posterioridad a haber asignado contratos a las empresa o negociar con el licitador en qué términos quería que se publicara el expediente de licitación, "todo ello mediante el uso de información de carácter privilegiado" a la que tenía acceso por su cargo de alto funcionario.

Además, esta actividad "no tendría carácter puntual, sino que se habría desarrollado presuntamente de manera continuada en el tiempo", habiéndose detectado hasta la fecha "al menos nueve expedientes" licitados por la Consejería de Obras Públicas en los que el investigado habría desplegado su actividad delictiva.

El funcionario en prisión provisional podría enfrentarse a una pena "muy elevada"
Comentarios