lunes. 27.06.2022

El líder de Ciudadanos Cantabria y portavoz parlamentario, Félix Álvarez, espera que su hasta ahora compañera de partido y de bancada en la Cámara, Marta García, entregue el acta de diputada después de darse de baja en Cs y haber sido expulsada del grupo, y ha advertido al respecto que, en caso, contrario sería "una tránsfuga de libro".

"No tiene, de momento hoy, pinta de que lo haga (entregar el acta). Pero el tiempo siempre funciona como un cataplasma y espero que en unos días reflexione y haga lo que tiene que hacer. Si no está de acuerdo, me parece perfecto. Las puertas de Ciudadanos están abiertas para todo el que quiera entrar y abiertas para el que quiera salir. Pero no puede quedarse con un acta que sabe que no la corresponde".

Las puertas de Ciudadanos están abiertas para todo el que quiera entrar

Así lo ha manifestado Álvarez esta tarde en declaraciones a los periodistas antes de iniciarse el Pleno del Parlamento, al que no ha asistido García. Por la mañana su grupo -del que también forma parte el parlamentario Diego Marañón- ha decidido echarla tras no "reafiliarse" a Cs, después del "consenso" alcanzado con la cúpula nacional del partido en torno al lobo, asunto que motivó su marcha.

En concreto, la diputada y ganadera se fue de la formación liberal la semana pasada, tras la abstención en el Congreso a una iniciativa del PP para sacar al lobo del Lespre, el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial.

Debido a su renuncia, y ante la posibilidad de que Álvarez y Marañón siguieran sus pasos, se celebró una reunión en Madrid para consensuar una postura sobre el cánido, que no ha supuesto una "rectificación" pero sí "matizaciones" y "un acuerdo" a ojos de Álvarez "importante" para los ganaderos. Pacto que ha evitado la marcha de ambos diputados del grupo pero que no ha logrado que vuelva García.

"Yo he intentado por todos los medios reconducir la situación", ha defendido el coordinador y portavoz parlamentario naranja, que ha vuelto a valorar el "esfuerzo inmenso" realizado por Madrid, que ha tenido una "sensibilidad exquisita": "No recuerdo que un partido a nivel nacional haya tenido tanta sensibilidad con un problema autonómico", ha elogiado de la dirección que encabeza Inés Arrimadas.

Por eso, tras el encuentro del pasado viernes en la capital, Álvarez tenía "la esperanza" de que a lo largo del fin de semana "las cosas se calmaran" en Cs Cantabria -también se dio de baja el secretario de Organización y exdiputado Rubén Gómez-. Cree que "la posición lógica" era "dar un paso atrás".

Sin embargo, ha lamentado que "no ha habido marea humana de convencer" a Marta García de que volviera a afiliarse a las siglas liberales y se diera "una oportunidad", a ella y al partido también. Así, como "no era capaz de rectificar", no han tenido "otra posibilidad" que expulsarla del grupo, ya que no estaban "dispuestos a amparar" un caso de transfuguismo.

LOS DOS DIPUTADOS DE CS PASARÁN AL GRUPO MIXTO

Por tanto, si no entrega el acta, y además de convertirse en una "tránsfuga de libro", Cs perderá el grupo y sus dos diputados pasarán al mixto, compuesto hasta ahora por otros tantos parlamentarios de Vox, tránsito en el que se empezará a trabajar esta semana siguiendo el reglamento interno del Legislativo.

Ante este escenario, Álvarez -que se define como una persona "bastante optimista"-, sigue teniendo "esperanzas" y confía en que García reflexione y recapacite, entregue el acta y pueda ser usada con los siguientes de la lista con la que Cs concurrió a las elecciones autonómicas, y recuperar así el grupo parlamentario.

"Porque ella no esta aquí por ser Marta García. Ella está aquí porque iba en unas listas cerradas de Ciudadanos. Si fuera en unas listas abiertas sería otro cantar", ha recordado y diferenciado el coordinador y portavoz liberal.

EL BALÓN EN EL TEJADO DE MARTA GARCÍA

Finalmente, tras destacar que ha tenido conversaciones con ella a lo largo de todo el fin de semana, "de todas las maneras posibles y de todos los colores", ha señalado que él ya ha insistido "todo lo que tenía que insistir".

"Ahora está en su tejado el balón y ahora tiene que ser ella la que tome las decisiones que considere oportunas. Pero si no entrega el acta es una tránsfuga de libro: no hay ningún tipo de género ni ningún tipo de dudas", ha sentenciado para concluir.

Comentarios