lunes. 27.05.2024

El Defensor del Paciente ha solicitado a la Fiscalía de Cantabria que investigue si la Administración de la Comunidad Autónoma tenía conocimiento de situaciones relacionadas con las intervenciones estéticas ilegales realizadas en dos pisos de Maliaño (Camargo) que se han saldado con trece víctimas, seis de ellas con "graves" lesiones y deformidades y dos pendientes de posibles operaciones.

Con motivo de esta operación, que también ha conllevado cuatro detenciones y de la que ha informado este miércoles la Guardia Civil, la asociación ha pedido al ministerio público que inicie una investigación de oficio dada la "gravedad" de los hechos, según reza un escrito dirigido a la fiscal superior de Cantabria, Pilar Jiménez, y remitido a los medios. En él, el Defensor del Paciente quiere que se esclarezca si la administración conocía "algunas de las situaciones" que se estaban produciendo en esos dos domicilios, que fueron clausurados el pasado mes de octubre, como por ejemplo si en ellos "actuaban médicos o simplemente se estaba produciendo virtuosismo profesional", al ser además "unos hechos demasiado frecuentes en esta rama".

Tampoco ve "compresible que nadie llamara la atención o denunciara" la actividad estética que se realizaba en ambas viviendas, más si se tiene en cuenta que "en un edificio no solo hay dos pisos", y cree en cualquier caso que las "inspecciones brillan por su ausencia" y los controles en este ámbito "no son normales".

El objetivo de la petición del Defensor del Paciente es que la "administración no permita esto y vigile con la atención que merece y como es su obligación". Una de las víctimas sufrió desde la primera intervención múltiples hematomas y deformaciones en las zonas de inyección y tuvo que ser tratada posteriormente por infección bacteriana persistente, siendo derivada después a cirugía plástica.

CUATRO DETENIDOS

En el marco de esta operación, denominada 'Dansu', la Benemérita arrestó hace cinco meses a dos mujeres colombianas, de 35 y 44 años, por presuntos delitos contra la salud pública, intrusismo profesional, lesiones y estafa, al administrar diferentes medicamentos ilegales en España para realizar tratamientos de belleza clandestinos. Carecían de titulación médica o farmacéutica y publicitaban sus servicios en Internet.

Posteriormente, los agentes detuvieron a dos varones de 52 y 37 años, naturales también de Colombia, como supuestos cooperadores necesarios para la comisión de los citados delitos. La investigación, dirigida por el Juzgado de Instrucción número 5 de Santander, comenzó en agosto de 2023 ante posibles tratamientos ilegales de mesoterapia y maderoterapia, para reducir grasa y volumen en la zona abdominal y lumbar, en ambos pisos de Maliaño.

En los registros se intervino hasta una centrifugadora médica, que estaba "obsoleta" y se empleaba para generar plasma rico en plaquetas, de muestras de sangre de las víctimas. El uso de esa máquina para estos procedimientos y tratamientos tiene un "elevado grado de peligrosidad para la salud", ya que se utiliza "fuera de atmósferas protectoras, lo que favorece la proliferación de bacterias".

El Defensor del Paciente pide a la Fiscalía que investigue si la Administración conocía...
Comentarios