viernes. 01.07.2022

El Ayuntamiento de Astillero se está enfrentando en los últimos días a varios varapalos judiciales en diferentes frentes. Si el pasado viernes se daba a conocer que la justicia había anulado varias facturas aprobadas ilegalmente por el alcalde de Cs, Javier Fernández Soberón, ahora se ha hecho pública una condena al Consistorio por la decisión del regidor de paralizar la obra del Puente de los Ingleses, decisión que va a suponer el pago a la empresa adjudicataria del proyecto de más de 17.000 euros.

El fallo del juzgado de lo Contencioso Administrativo Nº1, al que ha tenido acceso este diario, condena al Ayuntamiento de Astillero a pagar a la UTE formada por Ecocivil Electromur Ge, S.L. y Betazul, S.A., el 6% de beneficio industrial de las obras dejadas de ejecutar, lo que representa una cantidad de 12.823,90 euros, así como el abono de 4.294,29 euros, más el IVA correspondiente, por trabajos realizados no certificados aún por la arquitecta municipal. Asimismo, el Consistorio debe “cancelar y restituir” a los demandantes la “garantía definitiva prestada, cuyo importe asciende a la cantidad de 17.539,94 euros”.

La sentencia se produce por una denuncia de la UTE adjudicataria de las obras contra la resolución del Ayuntamiento de Astillero, en la que se desestimaba por silencio la solicitud efectuada el 28 de abril de 2021 de resolución del contrato de la obra de rehabilitación y consolidación del cargadero de minera Orconera, conocido como Puente de los Ingleses.

Sin embargo, la justicia considera que las pruebas aportadas por la parte demandante no solo son contundentes, sino que la administración local que lidera Soberón “ni acredita ni opone medio de prueba alguna que desvirtúe lo sostenido en la demanda”.

Como recoge la sentencia, la obra sufrió numerosas complicaciones desde que fue adjudicada, siendo la última suspensión de la misma en diciembre de 2019, ya con Soberón como alcalde. “Esta suspensión nunca ha sido alzada”, señala el tribunal, algo que está reconocido expresamente en el informe jurídico del secretario municipal.

La justicia considera que “no hay discusión sobre los hechos” y que “las causas de oposición del Ayuntamiento son puramente formales”. A este respecto, ve claro que “la administración no niega ni la paralización de la obra, que todavía se mantiene, ni que pagó las certificaciones pasados los seis meses de plazo legal”, a lo que añade que todo apunta a que “tal obra nunca se ejecutará”.

Por todo ello, el tribunal santanderino anula la resolución del Ayuntamiento que desestimaba por silencio la solicitud de la UTE, declarando la resolución del contrato de la obra del Puente de los Ingleses por causas imputables a la Administración Pública, con la correspondiente condena que ahora el Consistorio puede recurrir ante la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia en un plazo de 15 días.

Tras conocerse esta sentencia, el portavoz del PRC en el Ayuntamiento, Francisco Ortiz, ha afirmado en declaraciones a este medio que “es un desastre total” y que “los astillerenses seguimos pagando los platos rotos por culpa de la dejadez e incapacidad del alcalde Fernández Soberón”.

Comentarios