jueves. 08.12.2022

La pruvincia y un presidenti

Luz últimu
Luz últimu

La nuticia es la mesma a caa güelta que el partíu que lleva la enreosa bandera del regionalismu jaz un congresu. Acaba saliendo el secretariu general de siempri dijendo que no se puei ritirar del cargu porque el partíu al completu si lo pidi, y él se vei ubligáu a acetá-lo que la mayuría quier. 

Jueraparti secretaríu general del sú partíu, tamién es caporal del regionalismu cántabru cumu idea pulítica, jundó ADIC y lleva dellas güeltas amás cumu presidenti autocómicu. 

Lu tengo cumu ejemplu públicu y visibli de lo pocu que la genti de Cantabria quier lo suyu

Mucha genti aquí lu tien cumu ejemplu de lo mas allá que unu se puei sintir de la sú tierra. Yo no; al revés, lu tengo cumu ejemplu públicu y visibli de lo pocu que la genti de Cantabria quier lo suyu. Y cumu ejemplu de lo anticántabru que arrisulta ser eso que llaman regionalismu cántabru. 

Trato de poneme nel casu de tené-los sús años, la sú carrera, la sú capacidá de tresformá-l país y el sú estáu de salú, ya apriviniéndose de la viejona del dalli a caa momentu; yo amiraría caratrás viendo qué cunsiguí ena mí vida. 

Él ha cunsiguíu ser famosu, que mucha genti lu conoza. Salir muchu ena tilivisión, hablar muchu de él, de lo él crei, de lo bien que adivina lo que va a pasar. Eso es lo mas que cunsiguió.

Y Cantabria? Qué país cunució un críu que naz y crez ena Salcea purriega de los años 40 y 50? Qué es lo que lu enamoró n'aquél sitiu y n'aquél tiempu? 

Viendo Polaciones abora, tampocu siría tan distintu. Casas de piedra, praos, brañas, monti. De custumbris tindrían el antruíu, cantá-los reis, los dijuntos, sanjuán. Cantarían tonaas y cantaris con bandurria purriega, rabel que dicimos por otros sitios. Habría ganáu paciendo y gallu de monti enos puertos. Y la mayuría de la genti, incluíu él, hablaría purriegu, una manera local de hablar cántabru.

Habria iscuelas en caa pueblu u cerca, y criazón pa las llenar. Siría fácil enamorase de un país que unu respiraba a caa pasu que diera. 

Y dimpués de estar a la cabeza de la idea regionalista y de tener poder pulíticu, al final de la vida, qué queda de la tierra que te enamoró tres el tú pasu? A esti pasu, ni el recuerdu. Pudrías pasar a la Hestoria cumu el que acabó de poneli la mortaja al país. Una mortaja mui curiosa, sí, que diera güena vista. L'autunumía cunvirtía n'automomia.

El gallu de monti, que jué símbolu d'ADIC, ya dingunu lu quier cumu símbolu porque está escastáu.

El ganaeru es esclavu del Mercáu, y eso contando con suvincionis. Ensin ellas siría un muertu.

Los montis que interesan no son montis, son cultivos de árbulis jolasteros que son un insultu al paisaji cántabru.

Las casas de piedra se estorregan y las que quedan, arrudiaas de chalets y pisos de sigunda residencia. Los pueblos ensin críos. 

Las custumbris terreñas acaiciendo, las de juera medrando. 

La música sellencu talmenti escastáu, cunvirtíu n'un souvenir ensin alma.

El purriegu y el cántabru enteru vistos cumu cosa bruta y a escastar pola mayuría´l pueblu.

Las iscuelas  de pueblu vacías.

El juturu de la juventú va acompañáu d'una maleta.

Cantabria es el patiu traseru de Madrid, Castilla y el País Vascu. 

N'un terrenu vicinal manda mas una energética que el conceju. 

En Cantabria mandan mas los del cementu que el pueblu; el PROT no acaba de salir por eso.

Vivimos ena Cantabria del ucálitu, del plumeru, de la urbanización disierta, del arrabal, del incendiu, de la falta de proyéutu social, de la falta de ordenamientu, desajenaa, con adelantu de carreteras y atrasu caciqueru de las ideas.

El progresu no veno a Cantabria, la echó quitándoli'l sitiu. Una autunumía bien llevaa biera acompasáu a un sen el progresu cola conservación de lo propiu. Una autunumía bien llevaa biera jechu que la genti cultivara lo propiu, en tal de desajenase tantu cumu lo jaz abora. 

Si se trataba de jacer una autunumía, no era pa siguir cola mesma pulítica, la mesma idea y las mesmas maneras de la antigua pruvincia, con otru llamatu. 

Y creo que a la final del viaji, al muéstru presidenti autocómicu la vieja del dalli lu va a visitar traendo un suspensu gordu ena manu, por 'amar' a Cantabria cumu si nunca biérala cunucíu.

La pruvincia y un presidenti
Comentarios