martes 24/5/22

Proteger

Y acaba d'anunciar que va a dali "celeridad" a los proyeutos eólicos que andan ya al istilu butri, a ver quín cueji sitiu primeru, en concretu al del cordal del Escudu.

mugu211119Urbanismu capital-socialista en Camargu | edc

Cuncidió l'otru día hablando con una cunucía, que mentó a un presonaji del que bía acordaume pocu primeru; era un acaldi ya retiráu al que tul mundu cunucía pol llamatu. El llamatu era un númeru, y ena conversación salió que el númeru que yo cunucía era "15", y el que cunucía ella era "10". Puei que a mí mi lo dijera angún desageráu u que juera ella quin se quedaba curta. Y por qué lu cunucía la genti por un númeru, juera el que juera? Por un secretu a vocis mui cumprindíu, se conoz. Primeru de que entrara al cargu, el pueblu era un pueblu montañés con encantu que bía cricíu poca pocu; peru pol espáciu de tiempu que istuvo al mandu, las drugas y andamios juerin quinis custruyerin un pueblu nuevu y estrañu alredeor del que estaba primeru. Las empresas de custrución alampaban por un sitiu tan golosu; el Señor Acaldi, golosu tamién, cugió la fama de pidilis un tantu por cientu pa dalis la licencia, y aquel tantu por cientu siría, entonz, el diez u el quinci. Casu curiosu, salió ena prensa estatal cumu ejemplu de pulíticu que en pocos años bíase jechu d'oru, con un patrimoniu multimillonariu, peru la prensa de Cantabria arrisultó ajenu al casu y no sacó un li tocanti al asuntu.

Una cosa que por embargu sí que sacó la prensa jué una intrivista con aquel sujetu, pa que hablara del "desarrollo" del pueblu su'l sú mandatu, y dijo que el "desarrollo" arrisultaba difícil de llevar mas allá por dos problemas: l'unu era "la protección del casco histórico del pueblo"; l'otru era "la protección de los terrenos que entran dentro del Parque Natural". Claru clarísimu cumu Dios pintó el veranu.

Prensa que no vei, upusición que no vei, juecis que no vein y pueblu que toma too a chisti en cuenta de que quiciabis puea rascar daqui miguca

Asina que el panorama jue ísti: Pulíticu caciqui que se jaz multimillonariu, cubicia empresarial que nicisita al cacicón cumu sociu necesariu y lu ceba agustu, prensa que no vei, upusición que no vei, juecis que no vein y pueblu que toma too a chisti en cuenta de que quiciabis puea rascar daqui miguca.

Y la enseñanza jue ésta: "La protección impide el desarrollo". Esa idea es la que mutiva que un gubiernu tres otru retrasin too lo pusibli el PROT, el POL u el PORN de caa parqui natural, peru que si den tanta prisa en ber jechu la figura del PSIR pa tener siguru el poder saltasi las leis que quiciabis nel juturu se vieran ubligaos a jacer. No tinían la Lei, ni gana de jacela, peru bien luegu dierin arti pa jacé-la Trampa.

D'esto ya jaz unos cuantos años, peru las cosas andan por un igual. La idea podri que diz que del mangonéu siempri se puei arrascar un pocu pa unu, esa sigui mas juerti que nunca. Y pulíticos con gana de tresnar a cuenta de que lis untin las empresas, tamién los hai. Es escandalosu que metan la manu ena caja, peru por embargu la operación de regalali el país a las empresas la puein anunciar cumu cosa respetabli, de "progreso" y de "desarrollo". Paez que no cunucieran otra manera de lo jacer, u que si la conocin u sabin de la sú desistencia tampocu lis apeteza.

Esi cordal ya tien vistu cúmu, otras vecis, los pulíticos iban tan aceleraos que tuvierin de sé-los tribunalis los que echarin abaju los parquis eólicos proyeutaos

Ya li biera prestáu a aquél acaldi de la cifra por llamatu que li dieran a él el cargu de consejeru d'Endustria; porque si con unas fincucas y empresas de la custrución con gana de jacesi d'ellas tuvo la ocasión de jacese multimillonariu, no es difícil maginá-la ocasión que puei ser andando unu vivu pa lo suyu el jechu de disponer de los cordalis de tou Cantabria a dispusición de la cubicia de las empresonas elétricas, que tienin prisupuestu de sobra pa cubrir muchos reñonis bien cubiertos. Peru no, el consejeru es otru. Es otru y anda pricupáu polas trabas que sigún él sufrin los proyeutos de las empresas. Y acaba d'anunciar que va a dali "celeridad" a los proyeutos eólicos que andan ya al istilu butri, a ver quín cueji sitiu primeru, en concretu al del cordal del Escudu. Esi cordal ya tien vistu cúmu, otras vecis, los pulíticos –el mijor departamentu de promoción y publicidá que tien el capital priváu– iban tan aceleraos que tuvierin de sé-los tribunalis los que echarin abaju los parquis eólicos proyeutaos. entri otras cosas porque tan siguros estaban de jacé-lo que lis diera la gana, que pusierin tres vecis mas mulinos de los que entraban. "Celeridad" no es que lis biera faltáu.

La pulítica "verdi" de mulinu fácil tien mui pocu de verdi. La intinción verdi ni la tien la endustria –que lo mesmu prumuevi un parqui eólicu que una central térmica– ni la tien esta clas de pulíticos que se apuntan mesmu a lo unu que a lo contrariu. Tienin mucha palabruca. No es que no quieran de verdá protegé-la naturaleza, es que tampocu quierin dinguna ordenación del tarrentoriu. Esti PROT que tampocu acaba de salir empenzó a redatase perdonando proyeutos en tal de marcá-los límitis, ensin principiu dingunu de precaución. El cuncursu eólicu lu quierin sacar los unos y los otros aprisa y curriendo, a campanos tapaos y jaciendo leis pa saltasi las leis, fielis al ispíritu PSIR y a la idea de que "la protección impide el desarrollo". Lo ciertu es que la proteición no es un negociu, y menos entá un negociu rápidu, ni masivu. Ni lis interesa un desarrollu caltinibli ni lis interesa un desarrollu planificáu u reguláu, y tampocu tienin un plan cunsistenti a largu prazu porque no lis apetez dingunu a más de cuatru años vista. Lis interesa, a los unos y a los otros, la desproteición de los recursos, ya sean naturales, ya sean humanos, porque ya cunsiguierin tamién esparcé-la idea de que la proteición de los seres humanos impidi el desarrollu.

Se debi proteger de la clas empresarial y de los socios que atropa pol caminu, los pulíticos de cumisión fácil los primeros

La naturaleza se puei proteger mas u menos, mijor u pior, y tamién el cascu hestóricu d'un pueblu. La prigunta que paez que naidi quier jacer es De quín se debi proteger? Yo la contesto: se debi proteger d'éstos a los que siempri se llamó empresarios y abora ajuyendo de lo ya jechu y preparando lo prósimu se reaboutizarin cumu emprendedores. Se debi proteger de la cubicia de la clas dirigenti. Se debi proteger de la cubicia de quinis si puein primití-l derechu de cubiciar, ya que la mayuría de la genti, a caa güelta mas, tien de conformase con aguantar vivu cumíu y a subiu. Se debi proteger de la clas empresarial y de los socios que atropa pol caminu, los pulíticos de cumisión fácil los primeros.  Y son muchos, tercos, y a lo que se vei, de fácil recambiu.

Comentarios